Política monetaria

Tasas de la Fed: el mercado espera menor ritmo de suba tras el dato de inflación en EE.UU.

El mercado redujo sus apuestas sobre las alzas de las tasas de interés. Pero los miembros de la Reserva Federal mantienen la cautela. Crecen las apuestas a un soft landing.

En esta noticia

La desaceleración de la inflación en los EE.UU. sorprendió positivamente a los inversores. Ahora, Wall Street se entusiasma con una Fed más moderada en la suba de tasas (dovish) y con un potencial soft landing.

Sin embargo, los miembros de la Fed insisten en que el ritmo alcista en las tasas se debería mantener.

El Central aplicó una fuerte suba de tasas de interés para calmar las expectativas de inflación

  ¿La suba de tasas podrá frenar al dólar blue?

La Inflación y el futuro de tasas de la Fed

En los EE.UU., la inflación se ubicó en 8,5% interanual en julio, cayendo desde el 9,1% interanual del mes anterior. El mercado esperaba una inflación mensual de 0,2% y terminó siendo 0.

La inflación interanual esperada era del 8,7%, por lo que con un registro del 8,5% terminó siendo menor (y mejor) a lo esperado.

Así, el mercado redujo sus apuestas sobre las subidas de tasas de interés por parte de la Fed, y los cuales se potenciaron luego de que los precios al productor de EE.UU. cayeron en julio respecto al mes anterior por primera vez en más de dos años.

La desaceleración de la inflación en EE.UU. puede haber abierto la puerta para que la Reserva Federal modere el ritmo de las próximas subidas de tipos de interés.

Sin embargo, los miembros del Comité de Política Monetaria de la Fed resaltan que seguirán endureciendo la política monetaria hasta que las presiones sobre los precios se superen por completo.

La Fed está "muy, muy lejos de declarar la victoria" sobre la inflación, dijo el presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari,.

En ese sentido, Kashkari dijo que no ha "visto nada que cambie" la necesidad de elevar la tasa de política de la Fed al 3,9% para fines de año y al 4,4% para fines de 2023.

La tasa se encuentra actualmente en el rango de 2.25%-2.5%, mientras que la tasa de interés a 2 años se sitúa en niveles de 3,2%.

Generalmente dichas tasas se encuentran bastante cercanas y se evidencia aunque la tasa de la Fed se mantiene detrás de la tasa a dos años de los bonos del Tesoro americano.

Actualmente, Kashkari es el miembro más hawkish (agresivo) dentro del Comité de Politica Monetaria de la Fed. El resto de los miembros del FOMC cree que un poco menos de ajuste de la política monetaria puede ser suficiente para lograr un mejor control de los precios.

La presidenta de la Fed de San Francisco, Mary Daly, en una entrevista con el Financial Times, también advirtió que es demasiado pronto para que el banco central de EE.UU. "declare la victoria" en su lucha contra la inflación.

Sin embargo, Daly dijo que un aumento de la tasa de medio punto porcentual era su "punto de referencia", pero no descartó un tercer aumento consecutivo de la tasa de 0,75% en la próxima reunión de política monetaria del banco central en septiembre.

Por su parte, Charles Evans , presidente de la Fed de Chicago considera que la Fed necesitará subir su tasa al 3,25%/3,5% este año y al rango de 3,75%/4% para fines del próximo año, en línea con lo que señaló el presidente de la Fed.

Lo que espera el mercado

La aceleración bajista en el ritmo inflacionario en los EE.UU. fue festejado por el mercado, con subas mayores al 2% en las acciones americanas y del 2,7% en el caso del Nasdaq bajo la expectativa de que con estos números, las chances de ver una Fed más agresiva en su política monetaria (hawkish) se disminuye.

Previo a la publicación del dato de inflación el mercado especulaba fuertemente con la probabilidad de ver una suba de 75 puntos básicos en la reunión de septiembre.

Las chances de ver un hike de 75 puntos básicos antes del dato de inflación eran del 68% versus un 32% de chances de 50 puntos básicos.

Sin embargo, el dato de inflación cambiaron las probabilidades y volvió a tomar protagonismo las chances de ver un hike de 50 puntos básicos (65% de probabilidad) versus un 35% las chances de ver una suba de 75 puntos básicos.

Lo que mantiene elevada las chances de ver una suba de tasas de 75 puntos básicos es el hecho de que la semana pasada se publicó el dato de empleo y salarios, los cuales resultaron muy por encima del esperado y siguió mostrando que la economía americana se muestra recalentada.

Esto podría empujar a los miembros de la Fed a aplicar subas de tasas más agresivas hacia adelante, más alineados con un hike de 75 puntos básicos.

En cambio, otros miembros podrían sobre ponderar el dato de inflación de ayer y considerar que la suba de tasas apropiada podría ser de 50 puntos básicos.

El equipo de Servicios de Estudios Económicos de Santander Argentina remarcó que el dato de inflación en los EE.UU. del 0% mensual y desacelerando al 8,5% anual, implica un alivio importante respecto a que lo que veíamos era una economía americana sobrecalentada con una creación de empleo que se expandió en 528.000 puestos de trabajo en julio, el doble de lo previsto.

En ese sentido, esperan que la Fed mantenga la suba de tasas en las próximas reuniones.

"El dato de inflación tuvo reacción casi inmediata en el mercado, con un debilitamiento del dólar y caída de tasas junto a un mejoramiento en la performance de los mercados en general, como en las acciones por ejemplo", dijeron.

Además agregaron  "creemos que aún están dadas las condiciones para continuar con el sendero de endurecimiento de la política monetaria ya que, si bien el dato de inflación fue promisorio, la Fed tiene que seguir construyendo reputación ante una inflación que aún persiste muy por encima del target del 2% anual". 

Debido a que las probabilidades de subas de tasas comprimieron desde 75 puntos básicos hasta los actuales 50 puntos básicos, el mercado también ajustó sus proyecciones de suba de tasas terminal para fin de año, pasando de niveles de 3,6% hasta los actuales 3,5%.

En línea con la visión de los analistas de Santander Argentina, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS considera que pese a la desaceleración inflacionaria de julio, la dinámica del mercado laboral se mantiene muy robusta.

Además Franco advierte que esto podría llevar a la Fed a mantener la magnitud en los hikes de las últimas dos reuniones (75 puntos) en septiembre.

"Creemos que la Fed no debería confiarse luego de esta sorpresa a la baja en la inflación y que debería mantener su postura hawkish actual hasta comenzar a notar cierta robustez en la dinámica decreciente de la inflación. Hacia adelante, creemos que deberán seguirse de cerca la dinámica del mercado laboral, en especial de los salarios, y la dinámica de los precios de los servicios, sobre todo en los componentes persistentes", sostuvo.

Los analistas del banco de inversión europeo, ING advirtieron que habrá otro informe de empleo y otro informe de inflación antes de la reunión del FOMC del 21 de septiembre.

Sin embargo, aclararon que la inflación sigue lejos del objetivo, la economía ha agregado más de medio millón de empleos el mes pasado y el PIB del tercer trimestre se recuperará según los datos de movimiento del consumidor.

"El argumento para un tercer aumento consecutivo de la tasa de la Reserva Federal de 75 pb en septiembre sigue siendo sólido", dijeron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.