El metal y las reservas del BCRA

Reservas en jaque: el cepo al dólar contiene, pero el oro le quitó ya u$s 200 millones

El BCRA tiene dos millones de onzas de oro que empujan para abajo las reservas por la caída de su precio internacional. Cada u$s 100 de caída por onza, se pierden u$s 200 millones de reservas. Se espera que el oro siga cayendo, malas noticias para la hoja de balance del BCRA

El oro perdió brillo en los últimos meses y acumula una caída cercana al 14%. La baja del metal precioso termina golpeando las reservas del BCRA ya que la entidad monetaria tiene una posición significativa en el metal.

De seguir cayendo, las reservas liquidas seguirían en declive y la hoja de balance del BCRA se deterioraría aún más. 

Los analistas ven que el ajuste podría continuar por lo que habrá que esperar para posicionarse nuevamente en el oro. La mejor manera para aprovechar un piso del metal es a través de Cedear o futuros en Rofex.

Desde que el oro tocó un máximo de u$s 2072 por onza, el metal se desplomó 14%, operando actualmente en u$s 1784, en los mínimos desde noviembre pasado. A diferencia de las materias primas agrícolas o el petróleo, el oro se estancó.

Gustavo Domínguez, CIO de AdCap afirmó que el oro tiene un par de drivers negativos. "Por un lado, la suba de las tasas de interés hace que el costo de oportunidad crezca respecto a lo que estaba ocurriendo históricamente; esto juega contra el precio. En segundo lugar, la institucionalización de inversiones en Bitcoin como reserva de valor está comenzando a competir de manera incremental, no en las reservas de los bancos centrales sino en los inversores individuales grandes, como una alternativa, lo que saca algo de alocacion de oro a otras reservas de valor como puede ser Bitcoin.

Es difícil catalogar al oro como materia prima o como una moneda. Durante la vigencia del patrón oro era una moneda mientras que una vez que comenzó el patrón dólar, pasó para muchos especialistas, a ser una materia prima aunque en constante debate sobre su categorización.

Por eso es que la dinámica del metal en relación con otros commodities es distinta. Los analistas advierten que la suba de tasas es un factor que golpea al metal.

Impacto en las reservas

El Banco Central tiene una posición importante de reservas en oro, y de persistir las caídas como las que estamos viendo termina impactando negativamente en su stock de reservas internacionales.

Fernando Marull, director de FMyA explicó que una caída en el precio del oro termina impactando negativamente, a la vez que remarcó que se observa una caída en metal debido a la dinámica alcista en las tasas de EEUU.

"El BCRA tiene dos millones de onzas de oro por lo que si cae u$s 100 la onza, como sucedió ahora, serían u$s 200 millones de pérdida de reservas. El oro viene cayendo ya que la tasa de 10 años de EEUU se está desplazando al alza. Cuando la tasa baja, el refugio inflacionario suele ser el oro, mientras que cuando sube la tasa, los bonos del Tesoro terminan siendo una cobertura mayor a nivel global ya que los inversores terminan profiriendo ir al Treasury que al menos paga una renta mientras que el oro no devenga ningún interés", explicó Marull.

De esta manera, el escenario financiero global luce desafiante para las reservas internacionales ya que genera presión bajista sobre el oro y por lo tanto, tiende a deteriorar la dinámica de reservas, comprometiendo las distintas mediciones de las mismas.

Mauro Mazza, research de Bull Market Brokers afirmó que el peso del oro en las reservas es determinante para mostrarlas en neto positivo que aún está u$s 1000 millones por encima del promedio de 2019 y unos u$s 250 millones debajo del máximo de 2020.

"Sin el oro las reservas netas serían negativas y las líquidas se ubicarían en negativo en u$s 4000 millones. Hoy las liquidas son negativas en u$s 532 millones. El oro es el 15% de las reservas, los encajes el 29% (ajeno), y el swap con china el 51%. El oro es lo último activo propio que queda en el BCRA y una fortaleza en el dólar podría comprometerlo sobre todo ante un hipotético uso ante una situación de stress. El oro se usa de garantía en Londres contra efectivo, y la caída del oro dificulta en un escenario de stress tener respaldo", advirtió Mazza.

Por otro lado, el researcher de Bull Market sostiene que lo que se debe monitorear en torno al oro es qué pasaría si las reservas líquidas siguieran cayendo.

"Hoy el BCRA está endeudado en u$s 532 millones contra depósitos públicos o privados, y habrá que monitorear si el mismo alcanza a un monto equivalente o superior al oro. El oro permite que el BCRA esté endeudado hasta en u$s 3629 millones, de los cuales ya se usaron u$s 532 millones a cuenta. Si el oro sigue bajando, le quitará capacidad al BCRA de seguir usando depósitos para tener liquidez", agregó.

Oportunidades en oro

En un mundo en donde los activos financieros globales se encuentran en máximos, ver al oro derrapar podría representar una oportunidad para inversores que buscan activos baratos y con potencial a mediano y largo plazo, en un escenario de tasas bajas y de rendimientos reales bajos en los portafolios internacionales.

Si bien hay consenso de que el oro tiene chances de acceder a niveles más deprimidos, vale la pena mirar de cerca la dinámica del metal para saber cuándo entrar en el oro. Analistas advierten que las mejores opciones son a través de futuros en Rofex y Cedear.

Mauro Mazza, research de Bull Market Brokers se inclina por el último camino. "En la Argentina se puede ganar en oro invirtiendo en mineras que son Cedear, como Harmony Gold (HMY), Yamana Gold (AUY) y Barrick Gold (GOLD), tres emblemas del mercado del oro, principalmente Barrick. La más volátil es Yamana que invierte en países de riesgo, mientras que las otras dos compañías son empresas de referencia y benchmark, menos volátiles a la hora de operar", sostuvo.

Comparando la dinámica del oro y de los Cedear podemos ver que estos tienen un nivel de volatilidad mayor respecto del metal. Mientras el oro cae un 14% desde agosto, las acciones Barrick Gold, Yamana y Harmony Gold perdieron 31,9%, 33% y 38,7% respectivamente.

El índice de acciones mineras perdió un 25%, casi el doble de lo que cayó el oro desde agosto. Es decir, se trata de una jugada con mayor volatilidad que el oro.

Manuel Carpintero, portfolio manager de Nash Inversiones cree que, si bien el oro lleva recién una corrección cercana al 15%, podrían encontrarse precios mejores y que las opciones son vía futuros o con Cedear.

"Esperaría un poco más para agregar posición desde un punto de vista técnico. La zona de 1570 parece tentadora, esto es otro 13% adicional de caída. Desde la Argentina, podemos aprovechar el movimiento del oro vía el mercado de futuros, donde hay contratos listados que siguen el precio del oro. Otra opción (bastante más agresiva) puede ser comprar acciones de Barrick Gold, que correlacionan con el precio del commodity", dijo Carpintero.

Finalmente, Gustavo Domínguez coincidió con Carpintero en que aún no es momento para comprar oro y que la mejor opción es a través de Barrick Gold, aunque también cree que podría ser en valores inferiores respecto de los actuales.

"Estamos en un contexto donde el resto de los metales han tenido un rally importante en el año, ya que la principal tendencia del oro sigue a la baja, y quizás tenemos que esperar un poco más para ver una estabilización dentro de un rango para ver una recuperación. Para eso, se necesita un indicio que las tasas de interés no suban como están subiendo ahora. La mejor manera de aprovechar un escenario positivo para el oro desde Argentina es a través del Cedear de Barrick Gold. Pero este no es el momento. Diría que un precio de entre 2450 y 2500 es más atractivo para ese instrumento", afirmó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios