A contramano de Argentina

Por qué el mundo está apostando fuertemente a la baja del dólar

Las especulaciones bajistas del dólar en Wall Street son las más altas desde 2021. En cambio, y a causa de la dinámica cambiaria e inflacionaria local, la demanda por el dólar en Argentina se sostiene.

En esta noticia

Después de una caída del 11% desde sus máximos, Wall Street especula que el dólar va a seguir bajando.

Por ello, las apuestas bajistas crecen y son las más altas desde 2021.

En cambio, y a causa de la dinámica cambiaria e inflacionaria local, la demanda por el dólar se sostiene en la Argentina y se proyectan mayores subas para el tipo de cambio.

Especulación bajista en el dólar en Wall Street

El dólar index opera cerca de sus mínimos, los cuales coinciden con el nivel más bajo desde comienzo de 2022.

A medida que la Fed subía la tasa para combatir la inflación, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense también se disparaban, provocando un mayor atractivo en los inversores globales a que regresaran a EE.UU. para aprovechar el contexto de tasas altas.

Sin embargo, cuando la inflación comenzó a desacelerar con mayor fuerza, y los mercados le perdieron el miedo a la suba de tasas, el dólar comenzó a revertir.

De esta manera, desde octubre de 2022 el dólar index se desplomó un 11%.

Debido a esta importante baja, los inversores en Wall Street están apostando fuertemente a que el dólar va a seguir cayendo.

Los fondos de cobertura han aumentado sus apuestas bajistas en el billete verde en más de u$s 7000 millones en una semana, y ahora están sentados en su mayor posición bajista neta en dólares en más de dos años.

La fuerte caída del dólar y las apuestas a que el mismo va a seguir cayendo llegan cuando el mercado especula que la Fed está cerca del fin de ciclo de subas de tasas y de que la economía de Estados Unidos podría apuntar a una desaceleración a causa de la política monetaria contractiva de la Reserva Federal.

Los datos de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos para la semana hasta el 18 de julio mostraron que los especuladores aumentaron su posición bajista neta en dólares frente a un rango de monedas del G10 y emergentes a u$s 20.600 millones desde u$s 13.170 millones la semana anterior.

Es la apuesta más fuerte a la caída del dólar desde marzo de 2021, y marca la 37.ª semana consecutiva en que los fondos han estado especulando a la baja contra el dólar.

El valor de la posición corta en dólares de los fondos es grande, pero no extrema.

La duda hacia adelante es si, en vez de una recesión, la macro estadounidense se encamina hacia un aterrizaje suave, lo cual sería algo positivo para el dólar en el mediano plazo y un desafío para los especuladores bajistas con el dólar.


Apuestas alcistas en el dólar en Argentina

Mientras que Wall Street apuesta fuertemente a que el dólar va a seguir bajando, en Argentina la dinámica es la opuesta.

La demanda por cobertura cambiaria sigue a tope ya que la dinámica inflacionaria y la carrera nominal que sufre la Argentina hace que el inversor siga viendo en el dólar un refugio de valor, a pesar de lo que ocurra en el mundo.

La suba de los dólares financieros y del dólar blue reflejan una búsqueda por cuidar los pesos de manera acelerada.

Por otro lado, pese a las medidas del Gobierno, el mercado busca cubrirse de una devaluación en el mercado de Rofex, con las tasas de devaluación esperadas en niveles elevados, a la vez que la curva dólar linked sigue evidenciando una permanente demanda por cobertura.

El mercado ve un dólar oficial a fin de año de $514, mientras que espera un tipo de cambio oficial de $710 para mayo del 2024.

Por esto, los inversores buscan cuidarse de un eventual salto cambiario, demandando dólar futuro.

En el mismo sentido, la curva dólar linked sigue mostrando retornos muy negativos, lo cual evidencia que los inversores continúan prefiriendo tener esa cobertura.

Las tasas de la curva de bonos y duales dólar linked se ubican en niveles de hasta -41% y -7%.

El hecho de que la curva esté tan inclinada hacia abajo y en terreno negativo implica que el mercado busca una demanda de cobertura cambiaria de manera excesiva, aun a pesar de las recientes medidas.

Es decir, el interés de los inversores de seguir teniendo cobertura cambiaria más allá de agosto permanece intacto, por lo que los activos dólar linked (Rofex y bonos), podrían mantener su atractivo en el mediano plazo.

Desde Delphos Investment agregaron que "el mercado de futuros presentó alta volatilidad en estos últimos días, pero mantiene las expectativas de salto discreto en Agosto (probablemente luego de las PASO) y en diciembre, consistente con un ajuste cambiario en los primeros días del nuevo gobierno".

Con una visión similar, desde PPI agregaron que "los jugadores del mercado incorporaron que ahora dichos bonos vinculados al A3500 son una cobertura imperfecta, pero al tener liquidez en pesos, siguen necesitando este resguardo. En este sentido, una cobertura imperfecta sigue siendo mejor que no tenerla", dijeron.

Además, entienden que la curva dólar linked podría mantener el atractivo a mediano plazo.

"Creemos que los instrumentos Dólar linked que vencen en 2024 en adelante no deberían verse tan afectados, ya que el mercado considera que un cambio de administración podría eliminar y normalizar el ´Frankenstein´ cambiario actual", dijeron desde PPI.

Finalmente, y con una visión similar, Nicolás Calabria, portfolio manager de Adcap Asset Management, ve valor en los bonos dólar linked a mediano plazo.

"Los activos dolar linked de más largo plazo quizás todavía mantienen la expectativa de devaluación. El tramo medio-largo de la curva no va a tener grandes inconvenientes, ya que estamos hablando de activos 2024 para adelante, y los que son corporativos tampoco", comentó.

Proyección alcista del dólar en Argentina

La demanda por cobertura cambiaria contra una devaluación del oficial también tiene su correlato en el mercado cambiario finaniceiro.

Según los analistas de Portfolio Personal Inversiones, el valor del contado con liquidación, en términos reales, se mantiene lejos de su media.

Desde PPI entienden que el dólar podría acelerarse en función del resultado electoral de las próximas semanas.

"A modo de referencia, el CCL en pesos de hoy promedió $350 entre 2011 y 2023, por lo que volver a estos niveles implicaría una caída de 34% desde el valor actual. Sin embargo, si el oficialismo resulta victorioso, el CCL podría dispararse a niveles de entre $640 (pico enero 2022 cuando un no acuerdo con el FMI era una posibilidad) y $698 (cuando renuncia Guzmán), acercándose la brecha a 150% y 160%", dijeron.

Por su parte, en el informe de comienzo de semana, Fernando Marull, director de FMyA, señalaba que el valor actual del dólar blue está lejos de sus niveles de tipo de cambio pasados, ajustados por inflación.

Si el blue volviese a niveles de junio de 2022, el mismo debería acercarse a niveles de $706, mientras que regresando al pico de 2020, el mismo debería alcanzar valores de $840, si es que el valor actual del mismo se lo ajusta por la inflación acumulada desde dichas fechas.

Desde la mesa de trading de un bróker local señalaban que existe una permanente búsqueda por indexar los pesos al tipo de cambio como medio de resguardo.

"El inversor argentino ve que el dólar es un refugio, independientemente de cómo le vaya al dólar a nivel mundial. El dólar se puede desplomar en el mundo pero aquí seguirá siendo un valor de referencia y de resguardo a causa del deterioro macroeconómico doméstico. El dólar en Argentina seguirá estando demandado", explicó el operador.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.