Dólar futuro: el Gobierno insiste en que no devaluará y el mercado corrige expectativas

Los contratos de dólar futuro ajustaron a la baja luego de que el ministro Massa anunció que no devaluará. Aun así, las tasas se mantienen en niveles altos y cercanas al 100% (TNA).

El ministro de Economía, Sergio Massa, descartó que el Gobierno vaya a ajustar el tipo de cambio a través de una devaluación del oficial y el mercado tomó nota. Si bien los contratos de dólar futuro se negociaron ayer a la baja, la cautela sigue primando entre los inversores. 

La jornada de ayer terminó con movimientos de fuerte baja en los tramos cortos y en menor medida en los plazos más largos. La brecha en niveles elevados mantiene la desconfianza en los inversores. El mercado corrige expectativas desde valores extremos del viernes pasado, aunque aun hay sospechas de una devaluación.

El final del wait & see: suben los bonos en la apertura tras los anuncios de Sergio Massa

Hubo volumen récord de dólar financiero por cobertura

Confianza a medias

Los contratos de dólar futuro a agosto operaron a la baja, con una pérdida de 1,2% promedio, mientras que los de septiembre retrocedieron 1,7%. A octubre y a los plazos siguientes también se vieron bajas de 2,8% mientras que a enero fue donde mayores bajas se evidenciaron, cayendo 3,2%.

Si bien es una reacción en línea con lo anunciado por Massa, las sospechas de  que el Gobierno tendrá que devaluar continúan sobre la mesa.

Los analistas de Portfolio Investments remarcaron que hay cierta cautela en el mercado de dólar futuro. "A juzgar por los primeros movimientos de precios, el mercado estaría dándole un cauteloso crédito al nuevo ministro", comentaron.

Las tasas de devaluación implícitas se desplomaron ayer a niveles de 68% en el tramo corto y en promedio al 95% en el tramo medio.

El contrato de agosto fue el que mayor ajuste evidenció, sin embargo, el resto de la curva se mantuvo en niveles cercanos a los que evidenciaba antes del discurso de Massa.

Es decir, el contrato a agosto cayó de 84,5% (TNA) a 68% y el de septiembre desde 105,9% antes de la conferencia a 92% (TNA), lo cual implica un ajuste sustancial en las tasas de devaluación. 

Mateo Reschini, research de Inviu, advierte que el mercado recorta expectativas respecto de lo que se vio el viernes aunque luce prematuro pensar que la tensión cambiaria se disipó. 

"Se ve un poco más de calma respecto de lo que fue el viernes. El viernes era mucho más violenta la expectativa de devaluación. Se notó ese día que el BCRA se atrincheró en las posiciones más cortas ya que el salto que había entre las tasas implícitas de agosto y septiembre eran muy importantes. Estos días aflojó y hoy  (por ayer) también", comentó.

Según detalla Reschini, las tasas de los contratos de dólar futuro vienen ajustando en los últimos días respecto de los valores extremos que había operado el mercado el viernes, con tasas implícitas que se habían disparado a niveles de 118% al 120% de TNA en los tramos más cortos.

Javier Casabal, estratega de renta fija de Adcap Grupo Financiero, coincide en que los precios se alejaron de los niveles de estrés de hace una semana. 

"Luego de la salida de Martín Guzmán, con el salto del contado con liquidación (CCL), el mercado había empezado a descontar una devaluación inminente, como respuesta más ortodoxa a la caída de reservas de manera sostenida. Tras los anuncios de Sergio Massa, queda claro que los recientes fueron precios de estrés y, en línea con la caída de los dólares paralelos, el precio de los futuros empieza a caer", sostuvo Casabal.

Hacia adelante, el estratega de Adcap Grupo Financiero advierte que, en la medida que el ministro pueda empezar a mostrar resultados en cuanto a acumulación de reservas es esperable que las tasas regresen a niveles más similares a las de fin de junio, fecha previa a la salida de Guzmán, del orden del 75% para 90 dias. 

"Para que el mercado deje de esperar un salto discreto del tipo de cambio oficial, será clave ver los detalles de los incentivos para aumentar la liquidación de exportaciones", anticipó.

¿BCRA en la cancha?

La forma en que operó el mercado, y en particular lo que sucedió sobre el cierre de la rueda, despertó suspicacias en el mercado. Así, algunos arriesgaron -off the record- que el BCRA pudo haber intervenido en la curva de futuros. 

"Es muy probable la intervención del BCRA durante la jornada. Quisieron castigar a los que se cubrieron de una devaluación la semana pasada y ahora los obligan a cubrir posiciones. Las tasas cotizan en mínimos del día, con una fuerte baja sobre el cierre de la rueda. Esto suele ser mano del BCRA", señalaron en modo conspirativo fuentes de una mesa de trading de una importante Alyc local.

 El mercado apuesta a una devaluación 

Pese a que las tasas cayeron, el interés abierto se mantuvo alto, lo cual demuestra que se mantiene la demanda por instrumentos para lograr cobertura ante una devaluación. Entre ellos, los contratos de dólar futuro.

El gran (y casi único) vendedor de esos contratos de dólar futuro es el BCRA, que tiene una posición vendida superior a los u$s 7000 millones el interés abierto en el contrato de agoto es donde mayores volúmenes se concentran.

Emiliano Anselmi, head de macroeconomía de Portfolio Personal Inversiones, coincide en que se están viendo compresiones de las implícitas de tasas en futuros, lo que muestra que el mercado ha reducido sus expectativas devaluatorias. 

Sin embargo, advierte que siguen siendo tasas implícitas muy elevadas (septiembre en 99% de TNA y noviembre en 105%). 

"Estas tasas implícitas estaban en el orden del 75% al 80% previo a la renuncia de Guzmán. El mercado se está moviendo en tándem con la suba de los bonos y la estabilidad de los financieros. Si bien parecieran estar buscando solucionar un problema de flujos (pérdida de reservas) con stocks (desembolsos de organismos y REPOs a confirmar), lo que es un error, esto serviría para comprar tiempo, por lo que la probabilidad de un salto discreto en el corto plazo se reduce", comentó.

La brecha genera presión

Con la brecha en niveles tan elevados, los riesgos de ver un salto cambiario siguen estando sobre la mesa.

El miércoles el BCRA volvió a devaluar al 90% anualizado (85% en el promedio de cinco ruedas) en una jornada que perdió otros u$s 150 millones a través del mercado cambiario. La brecha cambiaria se ubica en niveles de 117%.

Desde Cohen puntualizaron que el ministro se mostró en contra de un ajuste cambiario y no dio señales de desdoblamiento. Aun así alertan que aún no se despejan las dudas en cuanto al frente externo con un mercado cambiario en el que el BCRA vendió más de u$s 800 millones en las últimas seis ruedas.

"La implementación de la baja de subsidios no será un camino sin oscilaciones y seguramente esto se trasladará a más inflación. Mantenemos nuestro posicionamiento en bonos CER y dólar linked para cobertura. La brecha cambiaria seguirá con presión alcista y los bonos soberanos acusarán recibo esperando números más concretos. Ver para creer", comentaron.

Finalmente, Juan Martín Yanzon, head trader de Conosur Investment, entiende que si bien las tasas implícitas de devaluación caen en el margen, luce más razonable hoy en día un contexto de mayor aceleración del crawling peg.

"Para devaluar se necesita tener caja y es hoy el principal problema del BCRA. Si se genera un precio muy competitivo para la venta, se necesitan los pesos para pagar esos dólares que van a entrar", dijo.

Para el trader de Conosur, el problema con una devaluación es que rápidamente se va a tener una transferencia a precios interno muy importante.

"Si eso se llega a dar la devaluación, el passtrough va a ser difícil de amortiguar y se va a tener un problema inflacionario importante. A estos niveles de inflación, el principal problema de una devaluación es que no sea tan fácil de frenar la inflación y el riesgo de espirilización es importante. Es un frágil el punto de equilibrio y creo que luce mas lógico que aumenten el crawling peg", comentó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios