Estrategia

El plazo fijo que mejor paga, estaba bien escondido y ahora obligan a mostrarlo

Hay un plazo fijo que le gana al depósito tradicional. Cómo se llama y cómo se hace para acceder a él. Los bancos preferirían no tomarlo, pero ahora el Banco Central los obligó a hacerlo.

Si bien los más conocidos son los depósitos tradicionales a 30 días, los UVA son mejores en épocas de inflación como las actuales, porque pagan según lo que de el IPC. Lo malo es que se deben hacer a un mínimo de 90 días, pero de última a los 30 día se pueden precancelar. 

Dólar campo: analizan un esquema usado para la industria energética 30% más alto

Cepo al dólar: cuál es el efecto de los controles ante el viento de frente global

En alerta

Por primera vez, el stock de plazos fijos UVA del sector privado registra un descenso. Según los datos del Banco Central, en agosto bajaron $ 4260 millones: el stock se redujo de $ 401.222 millones el 1° de agosto a $ 397.482 millones el 23 de agosto, último dato disponible.

Al tomar el mismo período, en julio pasado habían crecido unos $ 30.000 millones, en junio, $ 35.000 millones, en mayo, $ 30.000 millones y en abril, $ 32.000 millones.

Con el dato de inflación de 7,4% en julio, y un dato que se proyecta en similar nivel en agosto, los depósitos le ganan a un plazo fijo tradicional, que no llega a rendir el 6% mensual. Pero muchos bancos no sólo no lo promocionan, sino que encontrarlo en las apps o en páginas web es una misión imposible.

Por primera vez, el stock de plazos fijos UVA del sector privado registra un descenso. Según los datos del Banco Central, en agosto bajaron $ 4260 millones: el stock se redujo de $ 401.222 millones el 1° de agosto a $ 397.482 millones el 23 de agosto, último dato disponible.

Límite

Hubo entidades que, además, dispusieron un límite de $ 100.000 para constituir estos depósitos atados a la inflación. Los bancos esquivan esos plazos fijos porque no tienen cómo calzarlos con cartera activa, al no haber demanda de créditos UVA. Y con UVA positivas respecto de los precios, pierden plata con el avance del IPC.

Atento a este fenómeno, el BCRA emitió el 25 de agosto la circular A7585 que obligó a las entidades a aceptar para personas humanas estos depósitos por hasta un tope de $ 10 millones, el mismo límite que tienen los plazos fijos tradicionales con la tasa del 69,5% anual.

"Hasta $ 10 millones no te pueden rechazar un plazo fijo, ya sea tradicional o UVA", informan en la autoridad monetaria.

Nuevas tasas

Si bien son a un mínimo de 90 días, a partir de los 30 días de la fecha de la constitución se pueden precancelar, pero ahí la tasa es del 65,5% anual. La novedad es que si se hace por más de 120 días, a partir del día 121 se puede precancelar a una tasa que es de dos puntos más, o sea del 67,5% anual. 

La otra novedad es que para los plazos de más de 180 días no hay límite de monto para los UVA, con la intención clara del BCRA de tratar de ir alargando los plazos de las colocaciones.

Ardua tarea en la Argentina, cuando el 90% de los depósitos son a 30 días, mientras el ahorrista va relojeando el comportamiento del dólar.

Hubo entidades que, además, dispusieron un límite de $ 100.000 para constituir estos depósitos atados a la inflación. Los bancos esquivan esos plazos fijos porque no tienen cómo calzarlos con cartera activa, al no haber demanda de créditos UVA. Y con UVA positivas respecto de los precios, pierden plata con el avance del IPC.

Vaivenes

"Es lógico que con tanta inestabilidad cambiaria no se quiera poner dinero a tan largo plazo, pensá que en los últimos 90 días, el plazo de los UVA, el dólar saltó de $ 210 a $ 290", advierte Christian Buteler. .

"Además, a los bancos no le es negocio. Con las tasas que deben pagar por los altos niveles de inflación que hay, no hay muchos negocios donde ellos puedan colocar esa captación de recursos. Entonces, no los publicitan, los desincentivan y los rechazan en los casos en que pueden hacerlo, ya que por Internet no tienen otra chance que aceptarlos cuando los clientes van directo al Home Banking", agrega Mauro Cognetta, CEO de Global Focus Investments.

Atento a este fenómeno, el BCRA emitió el 25 de agosto la circular A7585 que obligó a las entidades a aceptar para personas humanas estos depósitos por hasta un tope de $ 10 millones, el mismo límite que tienen los plazos fijos tradicionales con la tasa del 69,5% anual.

No están en el menú

Gustavo Neffa, de Research for Traders, agrega que, en muchos casos, los bancos no los han difundido o directamente no los ofrecen porque no tienen contra qué calzarlo en términos de poder adquisitivo, préstamos UVA o préstamos con CER para cubrirse del riesgo de una disparada de la inflación (o pérdida del poder adquisitivo). Y estoy hablando de bancos de primera línea incluso".

Lo cierto es que, mientras el plazo fijo tradicional rinde 69,5% anual, el UVA está atado a la evolución del IPC, por lo cual sería el claro ganador. Según el REM del BCRA, a fines de julio los analistas del mercado proyectaron que la inflación minorista para el corriente año se ubicará en 90,2% interanual, pero quienes mejor pronosticaron esa variable para el corto plazo esperan en promedio una inflación de 94,7% interanual.

Por ende, el Central debería verse obligado a subir nuevamente la tasa de política monetaria cuando a mediados del mes que viene el Indec de a conocer el IPC de agosto, para evitar que los ahorristas de los depósitos tradicionales se pasen al dólar. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.