Apuesta de riesgo

Oportunidad de carry trade: en tres meses rindió más de 200% anual en dólares

Por haberse mantenido el tipo de cambio dormido, en los últimos tres meses en plazo fijo UVA la recompensa ascendió a 33% o al 211% si se anualiza el trimestre en moneda dura.

Por ahora, y solamente por ahora, el dólar sigue dormido. Alejado del bullicio de las curvas, la calma de los precios libres de la divisa, en un contexto de aceleración inflacionaria y elevadas tasas nominales, garantizó retornos en dólares para enmarcar.

Nuevo canje de bonos: buscarán rollear a un año vencimientos por casi $ 1,7 billones

Preocupación en la City: el Tesoro emite cada vez más corto y temen más presiones cambiarias

Carry del 200% anual

Según un research de GMA Capital, en los últimos tres meses, el retorno total de una inversión clásica como el plazo fijo fue 26% en dólares (152% anualizado). En el caso del plazo fijo UVA, la recompensa asciende a 33% o 211% anualizado en moneda dura.

Con la llegada de Massa, el dólar financiero bajó de $ 330 a $ 280 y se mantuvo estable por casi tres meses, con una brecha que volvió a ubicarse debajo del 100%. Por otro lado, el endurecimiento monetario llevó a las tasas anualizadas por encima de los tres dígitos y fue el segundo driver que permitió esas ganancias extraordinarias.

En alerta

"Pero los árboles no crecen hasta el cielo. Una brecha de 98%, la más baja en cuatro meses, aunque asistida por un crawling peg al 110% que cierra el gap cambiario desde abajo, parece ser un valor retrasado para los desequilibrios que la economía está acumulando", alertó el paper. 

Según un research de GMA Capital, en los últimos tres meses, el retorno total de una inversión clásica como el plazo fijo fue 26% en dólares (152% anualizado). En el caso del plazo fijo UVA, la recompensa asciende a 33% o 211% anualizado en moneda dura.

Sergio Massa y su empoderamiento sobre la botonera de la macro, si bien evitaron el abismo financiero en julio y reconstituyeron reservas netas por u$s 5000 millones gracias al dólar soja, no representan una condición suficiente para aplacar a un mercado al que las cuentas empiezan a no cerrarle, opinan.

Menos dólares

De continuar esta dinámica, la película que sigue implica menos dólares (con restricciones a las importaciones y un tipo de cambio real en niveles mínimos en cinco años) y más pesos, debido a la dificultad de renovar los vencimientos de más $ 11 billones hasta finales del 2023 con casi el 90% de los compromisos indexados, pasivos remunerados con ratios no vistos desde los años '80, gasto público que ajusta a paso lento y presiones sindicales para seguir con la indexación. 

"Es probable que las inversiones en pesos hayan visto lo mejor de su rally y den lugar al conocido proceso de dolarización de carteras en el preludio de la carrera presidencial", señala el informe de GMA.

Hay dificultad de renovar los vencimientos de más $ 11 billones hasta finales del 2023 con casi el 90% de los compromisos indexados, pasivos remunerados con ratios no vistos desde los años '80, gasto público que ajusta a paso lento y presiones sindicales para seguir con la indexación.

No apto para cardíacos

En este contexto, para aquellos quienes están dispuestos a digerir mayores dosis de volatilidad, los títulos soberanos en dólares parecen instrumentos atractivos, teniendo en cuenta que operan a paridades mínimas en términos históricos, ofrecen cobertura cambiaria (desde arriba) y garantizan retornos interesantes aún en los escenarios de reestructuración más ácidos.

De ahí que, como indica Delphos, el Tesoro continúa con su estrategia de ofrecer tasas efectivas por encima del 110% anual en las Ledes de corto plazo para aumentar el atractivo de estos instrumentos junto con Lecer o títulos dólar linked de corto plazo.

Es probable que las inversiones en pesos hayan visto lo mejor de su rally y den lugar al conocido proceso de dolarización de carteras en el preludio de la carrera presidencial.

Pressing al MEP y al CCL

Desde PPI hacen hincapié en la restricción de 90 días para comprar MEP y contado con liquidación para aquellos que acceden al MULC: "Creemos que aquellos jugadores que decidan importar por esta nueva vía deberán cubrirse haciendo el pricing de sus productos al CCL al que tengan pensado re acceder cuando transcurran los 90 días desde su última incursión al MULC, cuyo futuro acceso probablemente descarten".

"El primer efecto sería una fuerte alza sobre los precios de la economía (recordar que casi todos los productos tienen insumos importados). Segundo, a medida que vaya acercándose el plazo para poder acceder al MEP o al CCL, estos dólares comenzarán a estar presionados", concluyen.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.