Trade off

Efecto manta corta: las regulaciones al CCL alimentaron la dolarización de posiciones

Un informe destaca dos síntomas que delatan la salida de instrumentos en pesos: la suba del rendimiento de los bonos CER cortos y el menor éxito de las licitaciones de la Secretaría de Finanzas.

Una metáfora muy efectiva para describir el funcionamiento de la economía es el de la sábana corta: cuando se tira de un lado de la manta para tapar una parte de la cama, otro sector de la misma queda al descubierto. Y en parte es lo que le sucede hoy al Banco Central (BCRA), que al redactar una normativa para frenar una situación no deseada se expone a generar otro efecto adverso.

Así describe un informe de Consultatio la situación del BCRA en relación a los dólares financieros: como una manta corta. El documento elaborado por esta ALyC señala que la baja que tuvieron los "dólares libres", a raíz de las últimas regulaciones, funcionaron como una "invitación velada a dolarizar posiciones, para quienes no confiaban en la sostenibilidad de este tipo de intervención".

Desde las últimas normativas del BCRA para restringir las operaciones de dólar cable, el contado con liquidación (CCL) que se hace con acciones o Cedear cayó de $ 182 a cerca de $ 178, empujados por la caída del CCL de AL30, que es el que interviene el BCRA. Pero, como destaca Consultatio, no fue el único efecto.

"La presión vendedora que se vio desde las últimas restricciones llevó a que los rendimientos del tramo corto de la curva CER se dupliquen en menos de un mes", indica el informe.

Por citar un ejemplo, la última planilla de ByMA muestra un TX22 rindiendo 4,76%, mientras que un mes atrás (el 6 de agosto) estaba en 1,9 por ciento.

Parte de la salida de bonos que ajustan por inflación puede deberse a una menor expectativa de suba de precios, pero Consultatio advierte: "Hay otro factor que merece atención: las últimas licitaciones en pesos muestran cierta fatiga del mercado para absorber deuda del Tesoro. La renovación de vencimientos, que durante la primera mitad del año superó en promedio el 125%, en el último mes cayó por debajo del 100%".

"El mercado viene descontando una devaluación más rápida del dólar oficial post elecciones y pudo haber algo de rotación de pesos CER a dólar linked", señaló Nicolás Viveros, de Capital Markets Argentina

Según Consultatio, la suba de tasas de los bonos CER como la menor colocación de deuda neta cobra mayor relevancia cuando se agrega que en ese mismo período el BCRA le quitó presión al Tesoro, aumentando la porción de déficit que monetiza y empujando a los bancos a cambiar Leliq por deudas del Tesoro.

Esta suba de los bonos CER puede ser una complicación para el Gobierno, si es que se quiere aumentar el déficit de cara a las elecciones. Esto implicaría que el ratio de renovación necesario sea del 130%. "Si el Gobierno no está dispuesto a convalidar tasas del 4% + CER, la estrategia de financiamiento público necesitará un cambio", señala el informe.

En tanto, el analista de renta fija de Cohen Aliados Financieros, Tomás Ruiz Palacios, señaló: "El volumen del AL30 en pesos demuestra que todavía hay presión en el CCL regulado: desde las últimas normativas es de $ 4000 millones promedio, mientras que, por ejemplo, en abril era de casi un tercio. Entre ese dato y la caída de la base monetaria por el factor otros se evidencia una intervención que todavía sigue firme".

Ruiz Palacios agregó: "A principios de abril se dio una situación similar, en donde los rendimientos de la curva CER se expandieron bastante. Los motivos en ese momento fueron los temores de que un mayor gasto COVID tensione la curva de pesos".

Por su parte, Nicolás Viveros, estratega de renta fija en Capital Markets Argentina, añadió que también hubo algo de salida de bonos CER para posicionarse en alternativas dólar linked, especialmente por una mayor demanda de cobertura de tipo de cambio previo a las PASO. 

Viveros, sostuvo también: "Hubo muchas emisiones corporativas en las últimas semanas que despertaron interés de institucionales. El mercado viene descontando una devaluación más rápida del dólar oficial post elecciones y pudo haber algo de rotación de pesos CER a dólar linked".

Por último, el especialista indicó: "Las licitaciones más flojas del Tesoro también hablan de cierta cautela de los inversores frente a la incertidumbre electoral. Esto no se notó tanto en la brecha, un poco por las mayores restricciones a la operatoria y por otro lado por las intervenciones del BCRA, aunque la brecha entre el oficial y el mercado SENEBI sigue en torno al 80 por ciento".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios