Inversiones en dolares

Cuentas en el exterior: cuál es la inversión ultra segura que es furor en Wall Street

Aquellos inversores que cuentan con dólares en el exterior, pueden aprovechar la oportunidad de ganar más de 4% en moneda norteamericana casi sin riesgo crediticio.

Por la mayor inflación y la suba de tasas de la Fed, hay una clase de activo que se despertó este año y está siendo gran protagonista en Wall Street y las carteras globales.

Aquellos inversores locales que cuentan con los dólares en el exterior, pueden aprovechar la oportunidad de ganar más de 4% casi sin riesgo crediticio.

Estamos de frente a la manera más segura de hacer trabajar los dólares en el exterior y perder menos contra la inflación en EE.UU., la cual sigue siendo la más alta en 40 años.

Reservas en la mira: ingresaron dólares de un organismo internacional para reforzar las arcas del BCRA

¿Piso o engaño? Sube Wall Street e ingresa zona de definición de un bear market rally

El nuevo activo estrella

La histórica inflación en EE.UU. provocó que se despierte un activo que pasó de rendir 0% durante la pandemia a más de 4% anual actualmente. Se trata de los bonos del Tesoro americano.

La inflación del 8,2% en EE.UU. sigue siendo la más alta en 40 años y el mercado especula (y lo hizo a lo largo de todo el año) que la Fed deberá seguir subiendo la tasa a niveles más altos y dejarla allí por más tiempo para bajarla. 

Ante tal expectativa, las tasas de interés de los bonos del Tesoro americano se dispararon sustancialmente.

Hoy los bonos del Tesoro americano a 1 mes rinden 3,2%, saltando a 3,65% a dos meses, 4% a tres meses y 4,5% a seis meses.

La curva marca un pico en el tramo de uno a tres años, en donde las tasas se ubican en niveles de 4,65%. 

Allí la curva se aplana y luego comienza a invertirse ya que los tramos a 5 y 10 años comienzan a descender, con rendimientos de entre 4,4% y 4,2 por ciento.

Hace uno y dos años, las tasas del tramo corto operaban literalmente en niveles de 0%, pero la expectativa inflacionaria provocó una explosión en el mercado de deuda americana, generando un histórico desplazamiento alcista en los rendimientos.

El tramo más corto de la curva americana suele ser el más sensible a la decisión de política monetaria de la Fed.

Por lo tanto, bajo la expectativa de que la Fed va a subir la tasa, el mercado incorporó las mismas a partir de un notable desplazamiento alcista en los rendimientos más cortos y que hoy operan en sus mayores niveles desde 2007.

Esta clase de movimientos tan abruptos en las tasas de interés no se han evidenciado prácticamente nunca y coincide con que la Fed está llevando a cabo su política monetaria mas agresiva desde los años 80´.

En este sentido, el hecho de que los bonos del Tesoro americano hayan pasado de rendir literalmente 0% a niveles de entre 3,5% y 4,5% provocó que muchos inversores lo vuelvan a ver como una clase de activo a considerar para sus portafolios.

Una gran cantidad de inversores comienza a posicionarse en estos bonos para darle rendimiento a sus dólares en las carteras, las cuales están sin colocar.

Aquellos inversores que tengan una cuenta de inversión en el exterior podrán aprovechar este rally de tasas y hacer trabajar los dólares en cash en las carteras.

De hecho, no hacer nada con los dólares y dejarlos en liquidez implica hoy una mala decisión ya que la inflación del 8% en EE.UU. provoca una pérdida en términos reales de esos dólares.

El contexto obliga a los inversores a tener que invertir y hoy los bonos del Tesoro americano terminan siendo una opción atractiva gracias a la fuerte disparada en las tasas de interés.

Si bien el inversor va a seguir perdiendo contra la inflación, es mucho mejor hacer trabajar los dólares al 4% y perder 4% en términos reales que no invertirlos y perder 8%. 

Además, y en lo que refiere a cuestiones crediticias, los inversores enfrentan un bajísimo riesgo de default ya que la probabilidad de impago de los bonos del tesoro americano es cercana al 0%.

Los Fondos money market

En línea con el incremento de las tasas de los bonos del tesoro americano, los inversores comenzaron a trasladar sus inversiones hacia los fondos de money market en EE.UU.

Estos fondos invierten en activos de muy corta duration para hacer trabajar los dólares en periodos de inversión de muy corto plazo.

El fondo invierte en títulos de deuda a corto plazo de emisores como bancos, corporaciones no financieras, municipios y gobiernos federales y locales.

Típicamente suelen invertir en bonos del Tesoro del tramo más corto de la curva, y es en donde hoy mayores tasas se ven dentro de la misma.

Si bien son una buena opción, estos fondos rinden menos respecto de lo que rinden los bonos del Tesoro.

Según el índice Crane 100, de los mayores fondos de money market en EE.UU., el mismo 2,79% esta semana, frente a solo 0,02% en febrero y 2,01% a fines de agosto.

El aumento de los flujos hacia los fondos money market estuvo en línea también con la histórica emisión monetaria que llevó a cabo la Reserva Federal durante 2020 y 2021 a causa de la pandemia. Muchos de esos dólares emitidos encontraron a los money market como un destino final.

Desde 2020 a la actualidad, el total de activos bajo administración de los money market pasó de u$s 4 trillones a u$s 5 trillones.

Si bien es un mercado muy competitivo, los grandes jugadores de la industria son Fidelity (administra el 18% del total dentro de la industria de money market), Vanguard (9%), Blackrock (9%), JP Morgan (8%) y Goldman Sachs (7%).

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.