Estrategia de salida

Lo que nadie contó de la venta de bonos que jaquea al dólar del fondo "enterrado" en papeles argentinos

El fondo Templeton llegó a tener u$s 5000 millones de bonos argentinos, y desde hace dos años viene reduciendo sus tenencias, con impacto en el dólar y el precio de la deuda argentina. Hubo intensas negociaciones con el Gobierno.

Templeton es uno de los fondos de inversión más importantes del mundo que compró bonos en pesos durante la presidencia de Macri y hoy quiere terminar de salir a toda costa de su exposición al riesgo argentino. 

Wall Street le da la espalda a Argentina: el gigante Templeton desarma su posición tras perder millones de dólares

Dólares de reservas: BCRA volvió a la sangría y crece el rojo en el mes

El cuco del dólar

El fondo Templeton vendió más de $ 25.000 millones (u$s 156 millones) en bonos locales en el tercer trimestre. 

El éxodo pone fin a seis años de pérdidas brutales, estimadas en miles de millones de dólares, y marca la salida de uno de los apoyos financieros más importantes de Argentina en la última media década, según informó la agencia Bloomberg. 

En total, la participación de Franklin Templeton, que había llegado a superar los u$s 5000 millones, se ha reducido a unos u$s 250 millones, sin incluir las ventas realizadas desde octubre, agregó.

Poder de fuego

El poder de fuego de este fondo es tan grande que, en agosto pasado, cuando el contado con liquidación había subido $ 22 en cuatro días, de $ 278 a $ 300, en las mesas se hablaba del "efecto Templeton", en alusión a que había estado vendiendo su tenencia de TO26 y TX23 por alrededor de u$s 50 millones, hasta que les sonó el teléfono.

En total, la participación de Franklin Templeton, que había llegado a superar los u$s 5000 millones, se ha reducido a unos u$s 250 millones, sin incluir las ventas realizadas desde octubre, agregó.

"Me llevaste el contado a más de $ 300", fue lo que le había recriminado un funcionario del gabinete económico, en comunicación con los headquarters de Templeton. "Fueron retiros de clientes puntuales, nada más, pero tranquilo que ya está", lo habían aliviado del otro lado del teléfono. "Y fue muy poca plata", agregaron.

Sin que nadie lo vea

Su estrategia fue pasar inadvertido, y aprovechaban cuando el CCL estaba tranquilo para ir vendiendo pausadamente, sin que se notara, para no enfrentarse a los funcionarios de turno, y evitar represalias. 

Fobia al 2024: todos venden y el BCRA es el único comprador de deuda

El problema es la iliquidez del mercado de bonos argentinos, ya que la "poca plata" equivalían a unos u$s 50 millones, que para un rescate en los EE.UU. es un vuelto, pero aquí provocó la suba del CCL en 22 pesos. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.