Impulso para emergentes

Una buena noticia para Argentina llega desde China y no es el swap

Tras las protestas en varias ciudades, anunciaron que la lucha contra la pandemia entra en nueva fase. Hasta ahora regía cierre total. La decisión impactaría en la suba de commodities y acciones

Las protestas en diferentes ciudades el fin de semana pasado contra las férreas medidas adoptadas por el gobierno chino desde el comienzo de la pandemia en 2020 alentaron las esperanzas de que se revierta la postura de "Covid cero".

Está política de Xi Jinping vino impactando en mercados con diferentes efectos de la desaceleración de la segunda economía del planeta, desde la caída en el precio de commodities hasta las de las acciones en las bolsas.

Noviembre inolvidable: los bonos cerraron su mejor mes desde que comenzaron a operar

Las principales monedas de países como Indonesia, Malasia, India y otros emergentes se apreciaron con la expectativa de un resurgir de la economía china. Las promesas del titular de la Reserva Federal, Jerome Powell, de desacelerar la suba de las tasas en Estados Unidos alentaron el fuerte rebote de los mercados emergentes el miércoles, con ganancias de más de 4% en las acciones de Nueva York.

Pero hoy la atención del mercado estará puesta en la difusión del reporte de empleo en Estados Unidos.

Como sucede todos los meses, su resultado permite anticipar el comportamiento de la Reserva Federal a futuro respecto a las tasas de interés. Hasta el momento, Wall Street tiene descontados dos subas más, cada una de ellas de 50 puntos básicos.

En definitiva, son dos los elementos centrales para los mercados en el 2023: el comportamiento de la Fed y las tasas, y el resurgir de la economía china. 

Los mercados emergentes, Argentina incluida, asumiendo que Estados Unidos deje de subir las tasas, pueden tener un impulso adicional con las novedades que vayan surgiendo del país asiático.

La Fed dio un sorpresivo anuncio y alertó por preocupante situación para el 2023

Ayer los bonos globales de Argentina se mantuvieron en alza con el riesgo país cediendo 0,7% a 2.215 puntos aproximadamente. 

Con este cierre del año en positivo, las pérdidas de todo el 2022 se redujeron significativamente y ahora el GD30 acumula sólo una caída anual de 15 por ciento.

El rendimiento de estos papeles llega al 35% en dólares hasta su vencimiento, siempre que las amortizaciones e intereses se paguen puntualmente. 

En la crisis de junio y julio, ese rendimiento llegó al 40%, reflejando el mayor riesgo existente sobre la capacidad de pago del país y los cálculos sobre eventuales restructuraciones de la deuda.

Otros papeles a 10 años de países emergentes tienen aún pérdidas superiores en el 2023 como los de Grecia, 26% y los de Rusia, 43%, obviamente en este último caso afectado por la invasión de Vladimir Putín a Ucrania y las medidas adoptadas por la comunidad financiera internacional. China ahora tiene la palabra.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.