Mercado cambiario

Dólar futuro: se alinean las expectativas y hay veredicto acerca de la devaluación

El BCRA acelera la devaluación, mientras el mercado achica las expectativas de un salto cambiario discreto. El contexto le permite al BCRA reducir su posición vendida en dólar futuro.

En esta noticia

La actualidad muestra señales de acercamiento entre el Banco Central y el mercado. 

El BCRA pisa el acelerador en el ritmo de crawling peg. De manera opuesta, caen las expectativas devaluatorias en la curva de dólar futuro a la vez que la posición vendida sigue cayendo.

El Gobierno sigue evitando las chances de ver una devaluación de salto discreto.

Devaluación del 100%: el BCRA pisa el acelerador en el ritmo de suba del dólar

Los bonos argentinos tienen en la mira a Powell y dejan de lado los factores locales

Expectativas a la baja

La curva de dólar futuro se sigue contrayendo, lo cual demuestra que el mercado sigue postergando las chances de ver un salto del tipo de cambio en forma discreta.

En las últimas semanas, la curva Rofex se desplazó sustancialmente a la baja. Hoy opera con tasas de entre 85% al 99% para los meses de diciembre a abril, subiendo apenas por encima del 100% para los plazos posteriores.

Son tasas bastante más bajas respecto de lo que operaba el mercado hace semanas atrás, cuando las mismas se ubicaban en niveles de 115% a 140% para los distintos plazos.

Ayer todos los tramos de la curvaa Rofex operaron con fuertes bajas, mostrando la expectativa de que el mercado está postergando las chances de ver un salto discreto al menos en el corto plazo.

En paralelo, el BCRA viene pisando el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial y se acerca a las expectativas que vienen operando en el mercado.

Es decir, se achicó la brecha entre lo que espera el mercado y el actual ritmo cambiario. Semanas atrás, el spread era significativo, con el BCRA devaluando al 6% y 6,5% y el mercado esperando una devaluación mensual del 8% al 9 por ciento.

Hoy el BCRA esta devaluando a un ritmo más cercano al 7% mensual, mientras que el mercado espera que se mantenga el actual crawling en el primer semestre del año que viene, e incluso que descendida a niveles del 6% para el tercer y cuarto trimestre del 2023.

Federico Pérez, gerente de inversiones de Mariva Fondos, coincide en que estamos viendo en las últimas jornadas que se está acelerando el ritmo devaluatorio.

A su vez, el gerente de inversiones de Mariva Fondos advierte que para 2023 está esperando que la devaluación acelere pero que se mantenga debajo de la inflación.

"Estamos esperando una inflación del 100% y del 90% de devaluación para 2023. Ese diferencial de 10% de devaluación debajo de inflación marca que estamos esperando que acelere. Este año está cerrando la inflación del 100% y 75% de devaluación", comentó Perez.

En definitiva, lo que estamos viendo es un BCRA que pisa el acelerador en la devaluación pero que el mercado descarta la idea de que veamos un salto discreto. 

Roberto Codina, trader de Aurum Valores, considera que lo que el mercado descarta es el salto discreto y la devaluación de un saque.

"Es muy improbable que en un año electoral decidan devaluar. Y en caso de que tengan que inventar algo lo van a hacer mediante algún desdoble de mercado", sostuvo.

Hacia adelante, lo que considera Codina es que, lo que puede suceder es que por ser el año entrante un año electoral, el Gobierno intente planchar el tipo de cambio y desacelerar, así como lo hizo en 2020.

Menos dólar futuro vendido

Además, como dato positivo para el BCRA, las menores expectativas devaluatorias de corto plazo le permitieron mejorar su posición vendida en dólar futuro a casi un 20% de lo que se evidenciaba en junio y julio.

La posición vendida actual en dólar futuro por parte del BCRA es apenas por encima de los u$s 1300 millones, cuando meses atrás había alcanzado un pico de casi u$s 7100 millones.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, puntualizó que esta avanzó fuerte durante junio y julio, meses de alto estrés financiero, para luego comenzar a contraerse.

"Los últimos datos oficiales marcaron un short de futuros del BCRA al cierre de octubre de u$s 1339 millones, muy por debajo del short de u$s 7072 millones con que cerró julio. El tope de futuros vendidos según el programa del FMI es de u$s 9000 millones, por lo que estamos muy lejos de alcanzarlo", señaló.

A la hora de explicar este comportamiento, el economista jefe de Grupo SBS considera que uno de los factores por los que se fue descomprimiendo la posición short en futuros de dólar del BCRA es que el Gobierno dio varias muestras de que su último recurso será una devaluación de salto en el dólar mayorista, por lo que instrumentos que ajustan por ese tipo de cambio pierden algo de atractivo.

Por su parte, Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM, señaló que el objetivo en cuanto a la posición vendida en dólar futuro luce cumplible.

"La meta de la posición vendida en dólar futuro es la que viene con mayor margen. A fines de abril la posición vendida era de u$s 2.555 millones contra una meta para el fin del trimestre de u$s 7.000 millones. Es decir, este objetivo luce cumplible", dijo Benítez.

Finalmente, los analistas de Facimex Valores remarcaron que hay señales mixtas en cuanto a la dinámica del mercado cambiario oficial.

"Los nuevos datos de la posición vendida del BCRA confirman que la entidad monetaria ganó poder de fuego en los últimos meses, lo cual reduce la probabilidad de una devaluación de salto de corto plazo. Sin embargo, la exposición del sector público a la evolución de dólar oficial se encuentra en niveles históricamente elevados. La suma de la posición vendida de dólar futuro del BCRA y el stock de bonos dólar linked y duales, alcanzaron máximos por encima de u$s 22.000 millones", dijeron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.