LOS ADELANTOS TRANSITORIOS CRECIERON 90% EN UN AÑO

Se achica el margen del Banco Central para financiar al Tesoro este año

En 2012, el BCRA giró $ 60.000 millones en adelantos transitorios y se acercó al límite permitido. Estiman que este año no podría transferir más de $ 50.000 millones

El Banco Central quedó cerca de agotar el límite de financiamiento al Tesoro que se impuso a sí mismo. El stock de adelantos transitorios con los que Mercedes Marcó del Pont ayuda a cerrar el rojo de las cuentas públicas clausuró el 2012 en $ 127.730 millones, apenas $ 12.300 millones por debajo del nuevo techo que establece la Carta Orgánica de la entidad que conduce, reformada en abril del año pasado.

Los adelantos transitorios fueron fundamentales para sostener el gasto del sector público en un año que, según las estimaciones privadas, cerrará con déficit primario por primera vez desde 1996.

Durante 2012 el BCRA le transfirió $ 60.600 millones al Tesoro por esa vía para ayudar a sostener un nivel de gasto de la administración pública que hasta noviembre último dato disponible crecía 3,5 puntos porcentuales por encima de la recaudación.
El uso de adelantos transitorios llegó al paroxismo el 23 de noviembre pasado, cuando en un sólo día el BCRA le transfirió casi $ 9.000 millones al Tesoro y marcó un récord para un sólo día desde la salida de la convertibilidad.

Ese festival de financiamiento al sector público se disparó tras la reforma de la Carta Orgánica del BCRA, en abril del año pasado. La nueva norma rectora del Central duplicó el límite que impone al stock de adelantos transitorios: del 12% de la base monetaria más el 10% de los recursos en efectivo que el Gobierno nacional haya obtenido en los últimos doce meses, al 12% de la base más 20% de los recursos obtenidos. La ampliación sólo puede concretarse con carácter excepcional que a juicio del BCRA tuvo lugar apenas aprobada la flamante Carta Orgánica.

La base monetaria, al 31 de diciembre, llegó a $ 307.352 millones tras crecer 37,8% en un año. Si a eso se le suman los recursos que recaudó el Estado durante esos doce meses, el límite actual al stock de adelantos transitorios es de poco más de $ 140.000 millones, apenas $12.300 millones por encima del nivel que alcanzó efectivamente.

La herramienta probablemente seguirá siendo necesaria durante este año, señala el último informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF): De cara al 2013, resulta baja la probabilidad de que se revierta esta tendencia, especialmente considerando que se trata de un año eleccionario, en el cual existe alta probabilidad que se aceleren las tasas de crecimiento del gasto público.

Pero, al haberse acercado tanto al límite, Marcó del Pont se verá obligada a desacelerar el uso de adelantos transitorios.

El tope que establece la Carta Orgánica es proporcional al tamaño de la base monetaria y la recaudación, dos variables que crecieron 37,8% y 25,9% respectivamente durante el año pasado. Tanto la base monetaria como los recursos seguirán creciendo, pero los adelantos no podrán mantener el ritmo del 90% al que crecieron en 2012.

Delphos Investment estima que el Central no podrá transferir cerca de $ 50.000 millones al Tesoro durante este año, $ 10.000 millones menos que el año pasado. Eso lo obligará a recurrir a otras vías de financiamiento.

El gobierno se encontrará en el 2013 con tres alternativas posibles: modificar nuevamente la Carta Orgánica del BCRA para incrementar el límite, buscar nuevas alternativas de financiamiento en pesos o reducir el déficit fiscal y arreglarse con los adelantos disponibles, analiza Delphos Investment.

Noticias del día