El dólar paralelo rozó los $ 14 y ya aumentó 40% en lo que va del año

La suba del oficial y del dólar Bolsa impulsó 40 centavos al blue, aunque en una rueda que operó a ciegas, por las muy pocas operaciones realizadas, sin flujo de volumen. En la City se comenzó a hablar del dólar Mascherano, mientras en las cuevas bromean que en cualquier momento le hacemos la fiesta de 15 al blue. El informal ya pasó al valor del dólar teórico, que es de $ 13,45, por lo cual creen que hoy podría bajar

"En cualquier momento le hacemos la fiesta de 15 al dólar", bromea un cuevero, en alusión a que ayer el billete cerró a un precio récord de $ 13,95, con lo cual se comenzó a hablar en la City del dólar Mascherano, por la camiseta número 14 que tenía en el Mundial el famoso jugador todo terreno.

"La rueda fue toda muy a ciegas. ¿Qué significa esto? Que se operó poco y nada: muy pero muy pocas operaciones, no hubo flujo de volumen", revela un "correta", como se denomina en la jerga financiera a los mayoristas del blue, quienes son los "armadores de precios" del "dark market".

"La suba de 40 centavos estuvo vinculada a que el Central devaluó 7 centavos el oficial, que no hacía algo así desde enero pasado. El dólar Bolsa llegó a operarse en un momento de la jornada a $ 13,40 y el contado con liqui llegó hasta $ 12,40, que fueron otras razones que hicieron subir al bille", advierte el dueño de una mesa de dinero.

¿Qué fue lo último que escuchaste?, esta es la frase que utilizan en el ambiente para preguntar entre colegas por el valor final del blue. "Al soviético (como le decía Moreno a Kicillof), el mercado se lo come vivo. Molesta a los industriales, a los del campo, a las automotrices, a los bancos, pero al mercado nunca: te lleva puesto. Ante la incertidumbre reinante, el mercado no es tonto y se cubre", sostiene el titular de una financiera.

El 8 de agosto pasado, la presidenta Cristina Kirchner había dicho: "El que crea que va a salvar su trabajo comprando dólares, lo más probable es que en el mediano plazo lo termine perdiendo".

Desde entonces hasta ahora, en estos 14 días, quien compró dólares para fugarlos (liqui) ganó 16,5%, quien compró dólar Bolsa ganó 12% y quien compró blue ganó 9%. En lo que va del año, el informal aumentó 40%.
De todos modos, hay factores que demuestran que hoy el dólar puede llegar a bajar. En primer lugar, se alejó del valor teórico, que surge de dividir la base monetaria ($ 390.000 millones) sobre las reservas del Banco Central (u$s 29.000 millones), que arroja una divisa de $ 13,45.

Por otro lado, la inflación le está ganando por goleada a los incrementos salariales, lo que reduce como nunca antes había pasado el poder adquisitivo de la gente. "Por primera vez en la vida, tuve que salir a vender ahorros en dólares que tenía para poder pagar la tarjeta de crédito", reveló el directivo de una de las más grandes entidades del país, que tiene un muy buen sueldo, pero su actualización salarial perdió contra el incremento de precios.

No es un caso aislado. No sólo ejecutivos tienen que salir a vender sus ahorros en dólares para seguir manteniendo su ritmo de vida. También lo deben hacer varias pequeñas y medianas empresas, para poder afrontar el pago de sueldos y cubrir los cheques a proveedores, ya que, muchas veces, con lo que recaudan no alcanzan a solventar todos sus gastos. Algunos, incluso, tienen estos ahorros en el exterior y deben traerlo por cable, como se denomina en la jerga al envío de dólares no declarados. Tantos son los que están trayendo plata al país para poder cubrir gastos que hoy es más caro traer plata (3%) que sacarla, que es gratis o se gana 1% por montos superiores a "una gamba", como llaman a operaciones de u$s 100.000.

Para Alejandro Henke, director de Proficio, "el gobierno es cada vez más explícito en que no arreglará la deuda, por lo cual faltará financiamiento externo y habrá menos dólares. Además, anuncian medidas para sostener el nivel de actividad (aumentar el gasto, tasas máximas, amenazar a los que despidan o suspendan personal) que, dada la falta de financiamiento, implican una expansión monetaria mayor a la prevista (que ya era alta), o sea, van a sobrar pesos. La gente se adelanta haciendo subir el dólar (blue y bolsa) incluso por encima de la inflación real esperada (35-40%)".

Tags relacionados