Deuda: riesgoso plan para recuperar el crédito antes de fuertes vencimientos

El 29 de julio la ministra Batakis deberá afrontar su primer gran vencimiento de deuda en pesos. El 50% está en poder de entes oficiales. El Banco Central inunda la plaza de pesos. Pero la deuda del Tesoro no atrae.

La peor herencia que recibió la ministra de Economía Silvina Batakis de Martín Guzmán es la falta de crédito en pesos. El crédito en dólares, el país hace más de 4 años ya que no lo tiene.

 Las credenciales de la flamante titular del Palacio de Hacienda no ayudan a recuperar la confianza de los inversores, por más que su defensa del equilibrio fiscal haya sido una buena señal enviada para seducir inversores. Ver para creer, la postura del mercado.

Confianza en caída libre: el riesgo país sigue arriba de 2700 puntos

El 29 de julio el Tesoro enfrenta vencimientos por $ 475.000 millones de los cuales la mitad estaría en poder de entidades oficiales, desde el Fondo de Garantía de Sustentabilidad hasta el propio Banco Central. 

Entre ese monto, se haya deuda que posee el fondo norteamericano PIMCO por $ 25.000 millones, entidad que quedó atrapada con su tenencia de bonos en pesos tras el cepo en 2019 y luego con las restricciones impuestas para su salida a través del "contado con liqui".

El plan oficial puesto en marcha para revertir este clima es cuanto menos riesgoso: Miguel Pesce y Silvina Batakis buscan inundar la plaza de pesos para que los bancos e inversores en general se vean obligados a posicionarse en la deuda del Tesoro. Hasta ahora no viene resultando. Todo lo contrario. Sigue la salida de dinero de los fondos comunes en pesos y las entidades financieras se muestran reticentes a apostar a papeles del Tesoro. 

La lectura que hicieron los mercados de la promesa de Miguel Pesce, primero con Martín Guzmán y ahora con Batakis, de pagar la deuda en pesos a cualquier precio incrementó los temores del mercado sobre subas de dólar y los precios.

Una jugada del BCRA empuja a los bancos al 'riesgo Tesoro' y preocupa impacto en inflación

El Banco Central viene insistiendo en que los bancos pasen gradualmente su tenencia de Letras de Liquidez a Letras y Bonos del Tesoro. En la tradicional subasta de las Leliq de esta semana, dejó más de la mitad de los vencimientos afuera apuntando a que en algún momento terminen en la billetera de Batakis. 

Los bancos prefieren la deuda del BCRA a la del Tesoro. "Puede ser un cambio de cabina en el Titanic, pero es una cabina VIP" ironizó un importante banquero ayer tras el cierre de las operaciones. 

Aquí los fantasmas que surgen son el de una restructuración de deuda (por la del Tesoro) y una suerte de Plan Bonex (por las Leliq).

La hiper liquidez existente llegó a tal punto que hizo que algunas entidades rechacen recibir depósitos a plazo de los fondos comunes de inversión. Dado que no pueden cruzarlos ese dinero con las Leliq, los rechazan. 

Paradójicamente el excedente de pesos aumenta la demanda de bienes, especialmente importados, poniendo presión sobre los precios y el tipo de cambio oficial.

En paralelo el rojo fiscal de este mes se debe financiar con emisión de pesos, que asciende a $250.000 millones adicionales. En las primeras conversaciones mantenidas con Pesce y el propio Alberto Fernández, Batakis resaltó la necesidad de recuperar el crédito en pesos. 

Sabe que es condición esencial de corto plazo para su gestión. Más allá de los vencimientos de deuda del corriente mes, en septiembre los pagos a tenedores de deuda en pesos superan los $1 billón, de los cuales, cerca del 50% están en poder de organismos oficiales.

A 100 años de las híper en Europa: un homenaje argentino

Pero septiembre es para los tiempos domésticos el largo plazo. Superar la diaria es el objetivo, con el dólar y el precio de los bonos como los principales termómetros en lo financiero. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.