Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Wall Street hizo inversiones récord en elecciones de EE.UU.

Wall Street hizo inversiones récord en elecciones de EE.UU.

Wall Street gastó un récord de u$s 2000 millones para hacer lobby y aportar a la campaña durante el último ciclo electoral de Estados Unidos, según un nuevo estudio. Los grandes bancos, hedge funds y otras instituciones financieras intensificaron sus esfuerzos para que las normas sean modificadas y verse beneficiados.

Los aportes allanaron el camino para que el sector financiero haga lobby, actividad que se ha intensificada con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. El presidente ha expresado su decisión de relajar las reformas del mercado financiero incluidas en la Ley Dodd-Frank de 2010.

Pocos en Wall Street esperaban una victoria de Trump, pero estaban más a gusto con las promesas de desregulación que en la campaña hicieron el multimillonario y los legisladores republicanos que con las propuestas de Hillary Clinton de endurecer las normas que rigen al sector financiero.

El gasto total durante el ciclo electoral 2015-2016 fue una tercera parte mayor al de la ronda anterior, según un estudio publicado ayer por Americans for Financial Reform (AFR), una alianza izquierdista de organizaciones que luchan por los derechos de los consumidores, laborales y comunitarios.

Los aportes por u$s 1000 millones en los dos años finalizados en diciembre de 2016, combinados con pagos a lobistas por u$s 898 millones, implican que el gasto de Wall Street llegó a u$s 2000 millones, cerca de 25% superior al anterior pico de 2007-2008.

Los aportes electorales fueron hacia ambas campañas presidenciales y legislativas, y los donantes se adhirieron a la práctica común de distribuir su generosidad entre ambos partidos.

Las sumas no incluyen el llamado "dinero oscuro" o apoyo a ONGs que no tienen que dar a conocer quiénes son sus donantes. "Todo el aparato del gobierno opera en un ambiente inundado de millones de dólares diarios provenientes de Wall Street", dijo Lisa Donner, directora ejecutiva de AFR. Ella espera que las sumas sigan subiendo durante la administración Trump.

"De alguna manera, la industria financiera ha tenido que pelear más que antes para proteger sus intereses, porque hay más vigilancia pública en áreas que antes ni siquiera se libraban batallas", agregó.