Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por las amenazas de aranceles, Fiat Chrysler evalúa dejar México

Por las amenazas de aranceles, Fiat Chrysler evalúa dejar México

Fiat Chrysler tendría que cerrar sus fábricas de automóviles en México si Donald Trump cumple las promesas de campaña de imponer aranceles rigurosos sobre los vehículos que entran a EE.UU., dijo el director ejecutivo, Sergio Marchionne.

"Es posible que, si se imponen aranceles económicos muy elevados, producir algo en México no sería rentable y tendríamos que retirarnos", dijo.

Sus comentarios se produjeron sólo horas después de que su compañía recibió en Twitter un mensaje de aprobación del presidente electo estadounidense al anunciar una nueva inversión de u$s 1000 millones en EE.UU., la cual crearía 2000 empleos.

Ford abandonó los planes para una planta mexicana de u$s 1600 millones y anunció una nueva inversión de u$s 700 millones en EE.UU.
 

en los próximos cinco años como parte de sus "continuas" inversiones en el país. Los ejecutivos de Toyota dejaron claro que gran parte de la inversión ya había sido planeada o previamente anunciada. Dijeron que Toyota no podía descartar el traslado de cierta parte de la producción de México a EE.UU. en un futuro cercano, pero mantuvieron que sería como resultado de la demanda del mercado y no de la presión política.

Mientras tanto, General Motors anunció que continuaría produciendo su coche hatchback de poco volumen, el Chevy Cruze, en México y fabricaría su renovado vehículo deportivo utilitario Terrain también en el país.
Fiat Chrysler produce 503.000 vehículos en México al año en dos plantas en Saltillo y Toluca y exportó el 86% de ellos a EE.UU. o Canadá en 2015. Entre el 21 y el 52% de las piezas usadas en sus vehículos mexicanos provienen de proveedores estadounidenses, por lo que la decisión de cerrar las plantas también podría afectarlos.

Marchionne dijo que Fiat Chrysler estaba esperando ver lo que Trump y el Congreso harían antes de tomar decisiones acerca de su presencia en México.
También insistió en que la nueva inversión en EE.UU. no se relaciona con empleos que de otro modo habrían ido a México.

El Grupo FCA, que también incluye las marcas Jeep, Ram, Dodge, Alfa Romeo y Maserati, fabrica 1,8 millones de vehículos al año en EE.UU.
La industria automovilística de México floreció bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y fabrica 3,4 millones de vehículos al año, pero depende en gran medida del acceso a los mercados de EE.UU. y Canadá, que reciben el 82% de los 2,7 millones de vehículos exportados del país.

Algunos fabricantes, como Nissan y Volkswagen, utilizan México como una base para la exportación hacia Europa o América Latina. Pero. Marchionne dice que sería demasiado caro readaptar la planta existente de FCA en México para exportar a todo el mundo.

"Esas plantas fueron diseñadas y construidas con un propósito específico cuando el TLCAN estaba vivo y sano", dijo.