Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Marine Le Pen busca echar a su padre del partido

Marine Le Pen tomó medidas para expulsar a su padre Jean-Marie del partido que él fundó. Esto se debe a que la jefa del Frente Nacional de extrema derecha está intentando hacer limpieza del partido francés con vistas a las próximas elecciones.
Profundizando una pelea familiar, Le Pen dijo que se opondrá a la candidatura de su progenitor en las elecciones regionales de este año debido a una serie de comentarios polémicos que viene haciendo el hombre de 86 años.
Jean-Marie Le Pen la semana pasada defendió lo que había dicho en el pasado –que las cámaras de gas nazis fueron "un detalle" de la historia– y el martes se refirió al primer ministro francés nacido en España Manuel Valls como "el inmigrante".
Además, cuando habló con la publicación de derecha Rivarol, también defendió a Philippe Petain, líder del gobierno en tiempos de guerra que cooperó con la Alemania Nazi, diciendo que el gobierno francés de la posguerra fue "demasiado duro" con él.
En una declaración ayer, Le Pen hija –que conduce el partido desde 2011– comentó: "Jean-Marine Le Pen parece haberse hundido en una estrategia que se ubica entre la táctica de tierra quemada y el suicidio político".
"Su posición como presidente honorario no le otorga el derecho de secuestrar al Frente Nacional con provocaciones vulgares aparentemente apuntadas a perjudicarme, pero que desafortunadamente daña a todo el movimiento".
Agregó que ella había informado a su padre que no tendría el apoyo del partido en las elecciones regionales de Francia este diciembre, donde quería competir por el liderazgo de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul.
Florian Philippot, vicepresidente del Frente Nacional, comentó en un tweet: "La división política con Jean-Marie Le Pen ahora es completa y definitiva. Bajo la conducción de Marine Le Pen, las decisiones se tomarán rápidamente".
Desde que asumió la presidencia del partido, Le Pen hija busca borrar la imagen racista y antisemita de Frente Nacional y focalizarse en cuestiones económicas como la nacionalización de los bancos y volver al franco. "No estoy acá para manejar una boutique. Estoy acá para llegar al poder y devolvérselo al pueblo francés. Esa es mi función", aseguró en una reciente entrevista con Financial Times.