OTRAS EMPRESAS ESTADOUNIDENSES TAMBIÉN EST N BAJO LA LUPA

China abre una investigación antimonopolio contra Microsoft

Ejecutivos atribuyen la movida a una política para favorecer a los proveedores locales de tecnología a expensas de las empresas estadounidenses que dominan el sector

Microsoft es la última empresa estadounidense que se convirtió en el blanco de una investigación antimonopolio de China en el día de ayer, cuando funcionarios de la Administración Estatal de Industria y Comercio visitaron algunas de sus oficinas locales.
La decisión se produjo días después de que se supo que una investigación independiente de Qualcomm se está acercando a una conclusión, a la vez que otro organismo de defensa de la competencia, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, determinó que la compañía de chips móviles de los Estados Unidos había utilizado el poder de monopolio en el establecimiento de sus derechos de licencia.
Las oficinas de Microsoft en Beijing, Shanghai, Guangzhou y Chengdu fueron todas sujeto de visitas no anunciadas de la SAIC, uno de los tres organismos de defensa de la competencia de China, según informó la prensa china ayer.
En un comunicado, la compañía estadounidense de software declaró: Nuestro objetivo es crear productos que ofrecen las características, la seguridad y fiabilidad que los clientes esperan, y vamos a tratar cualquier preocupación que el gobierno pueda tener.
La investigación es el último revés que recibió Microsoft en China, tras la prohibición de las compras del gobierno central de su software de PC Windows 8, que se impuso en mayo por supuestas preocupaciones sobre asuntos de seguridad.
La presión sobre las empresas de tecnología estadounidenses se intensificó tras las revelaciones respecto de la vigilancia generalizada de Internet de Estados Unidos formuladas por el ex-asesor de inteligencia Edward Snowden en el último año.
Sin embargo, algunos ejecutivos de tecnología de Estados Unidos afirman en privado que las intervenciones de China son parte de un intento concertado para favorecer a los proveedores locales de tecnología a expensas de las empresas estadounidenses que dominan grandes partes del sector.
Muchas de las medidas antimonopolio chinas intensificadas son anteriores a las revelaciones de Snowden y perjudicaron a las empresas extranjeras en sectores que van más allá del de la tecnología. En el caso de Qualcomm, la investigación de sus regalías en los chips inalámbricos se vio como un intento de ejercer presión sobre esta para bajar sus tasas a la vez que China lanza las redes 4G.
Una investigación sobre otra empresa estadounidense de licencias inalámbricas cuya tecnología se utiliza en las redes móviles 4G, Interdigital, se abandonó en mayo después de que la empresa cedió a las demandas de revisión de sus términos de licencia.
El aumento del uso de las medidas de defensa de la competencia contra empresas extranjeras provocó acusaciones de proteccionismo por parte de organismos comerciales, como la Cámara de Comercio de Estados Unidos.
Este año el grupo de presión empresarial urgió a Washington a plantear la cuestión en las discusiones comerciales con China.
La cámara dijo: Cada vez queda más claro que el gobierno chino se aprovechó de la aplicación [de la ley antimonopolio] para promover el bienestar de los productores chinos y fortalecer las empresas nacionales, en lugar de la norma internacionalmente aceptada de utilización de la ley de competencia para proteger el bienestar del consumidor y la competencia.
Noticias del día