Financial Times

Qué son los 'Siete Magníficos' y por qué Wall Street depende tanto de ellos

Las acciones de Apple, Amazon, Alphabet, Meta, Microsoft, Nvidia y Tesla han sumado u$s 4 billones de capitalización bursátil sólo en 2023.

El martes, la Cámara de Representantes de Estados Unidos eligió un líder, y al mercado no le importó. En su lugar, se centró en destrozar las acciones tecnológicas. Alphabet cayó un 10% después de que las ventas de computación en nube fueran inferiores a lo esperado. Las acciones de Meta también se desplomaron después de la sesión, a pesar de haber superado las expectativas de beneficios.

En lo que va de año, los valores de las grandes tecnológicas -Apple, Amazon, Alphabet, Meta, Microsoft, Nvidia y Tesla, llamados 'los Siete Magníficos'- acaparan todas las rentabilidades bursátiles, en todas partes. Bueno, más o menos. El índice mundial MSCI ha subido este año, pero si se excluyen esas siete acciones, ha bajado.

"'Los Siete' han sumado casi u$s 4 billones en capitalización bursátil en 2023, frente a los u$s 3,4 billones de ganancias del índice MSCI en su conjunto. Combinadas, sumaron 40 puntos al índice, que ha subido 37 puntos en total... Las 10 mayores acciones representan casi el 19% del índice, frente al 8% de 2013", escribió Nicholas Megaw en el Financial Times.

Wall Street: ¿qué está viendo el mercado de acciones que está tan asustado?

¿Los Siete Magníficos dominan los mercados mundiales porque se encuentran en una burbuja de valoración? Es posible, pero yo diría que no. Tesla, Microsoft y Apple parecen sobrevaloradas y no entiendo muy bien cómo se valoran Amazon y Nvidia. El duro trato que recibió Alphabet tras presentar unos resultados ligeramente más débiles de lo esperado (la acción cayó una décima) demuestra que su valoración es bastante exigente. Incluso Meta, la empresa con la valoración más baja del grupo, se vio perjudicada tras unos resultados muy positivos, posiblemente por su agresivo gasto en data centers.

Tratadas como una sola empresa, los Siete Magníficos tienen una capitalización bursátil de u$s 10,6 billones, una tasa de crecimiento promedio ponderado del 23% y una relación precio/beneficios de 37 para 2023. Parece demasiado caro, pero, por otro lado, se trata de grandes empresas. Si se trata de una burbuja, no es enorme.

¿Cuál es entonces la explicación del dominio de los Siete? Una que posiblemente valga la pena considerar es que lo normal es que un pequeño número de empresas genere la mayoría de los beneficios de los accionistas a lo largo del tiempo, y por lo tanto no es sorprendente que unas pocas empresas dominen los índices estadounidenses y mundiales

Alerta en Wall Street: las acciones y los bonos se dirigen a su peor mes del año

Recordemos los resultados de los famosos trabajos de Hendrik Bessembinder sobre el origen de los rendimientos. Bessembinder, profesor de la Universidad Estatal de Arizona, descubrió que aunque entre 1926 y 2022, las acciones crearon una enorme cantidad de riqueza (¡u$s 55 billones), la mayoría de las acciones (casi el 60%) destruyeron riqueza -medida como rendimientos por encima de la tasa del Tesoro a un mes, asumiendo que los dividendos no se reinvierten-  en general. Y lo que es más importante, un pequeño número de acciones de la muestra generó una enorme parte de la riqueza total creada.

Cincuenta empresas representan el 43% de toda la riqueza creada en los mercados de valores estadounidenses desde 1926, y 10 representan el 20% del total.

Por qué los grandes inversores están sacando miles de millones de dólares de las acciones

Es inevitable que las empresas que crearon más riqueza en los mercados sean en su mayoría empresas dominantes en la actualidad, en la medida en que la economía mundial y los mercados han crecido en el último siglo. Aun así, la extraordinaria concentración que documenta Bessembinder refleja el hecho de que los rendimientos de las acciones distan mucho de tener una distribución normal, y no debería sorprendernos que unas pocas empresas expliquen la dirección general de los mercados.

Bessembinder señala que la concentración de la capitalización bursátil, entendida como la cantidad de la capitalización bursátil total que representan las cinco mayores empresas, es aproximadamente la misma que en 1974, en torno al 15%, aunque ha variado bastante en estos años. Al mismo tiempo, sin embargo, la concentración de la creación de riqueza en las empresas más importantes ha aumentado desde 2016. Así que la estructura de la economía corporativa puede estar cambiando. Vale la pena reflexionar sobre las causas de este cambio: ¿la tecnología? la dinámica competitiva? - vale la pena reflexionar sobre ello. Pero siempre hay que tener en cuenta un precepto básico: los rendimientos del mercado de valores están por naturaleza muy, muy concentrados.

Temas relacionados
Más noticias de Apple

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.