FT

La Fed mantendría las tasas altas hasta julio de 2024, según los economistas

Los encuestados por FT-Booth creen que el banco central de Estados Unidos seguirá siendo más agresivo de lo que espera el mercado.

Según los principales economistas académicos encuestados por el Financial Times, el banco central de Estados Unidos no recortará las tasas de interés al menos hasta julio de 2024 y el alivio será menor de lo que esperan los mercados financieros.

Aunque la mayoría de los encuestados pensaba que la fase de subas de tasas de la histórica campaña de endurecimiento monetario de la Reserva Federal ya había terminado, casi dos tercios de los encuestados pensaban que el banco central no empezaría a recortar su tasa de referencia hasta el tercer trimestre de 2024 o más tarde.

Tres cuartas partes de los economistas, encuestados entre el 1 y el 4 de diciembre, también esperan que la Fed rebaje la tasa de los fondos federales desde su máximo actual de 22 años, entre el 5,25% y el 5,5%, en medio punto porcentual o menos el año que viene.

Rally en las acciones: crecen las apuestas por los activos de riesgo y Wall Street se ilusiona con un recorte de tasas

Se trata de un movimiento mucho más tardío y de menor envergadura de lo que apuesta Wall Street, con los operadores de los mercados de futuros aumentando las apuestas a que la Fed empezará a recortar ya en marzo y bajará la tasa de los fondos federales a alrededor del 4% a fines de año, más de un punto porcentual por debajo de su nivel actual.

La encuesta a 40 economistas, realizada en colaboración con el Kent A Clark Center for Global Markets de la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, subraya la divergencia de opiniones sobre el control de la inflación por parte de la Fed, en medio de nuevos indicios de que la mayor economía del mundo está empezando a ralentizarse.

Los funcionarios de la Fed y de otros bancos centrales de las economías avanzadas se debaten ahora entre mantener altas las tasas de interés para frenar la demanda de los hogares y las empresas - y cuándo pueden empezar a reducir los costos de endeudamiento.

"Todavía veo mucho impulso para la economía, así que no veo la necesidad de bajar las tasas de inmediato, y no creo que la Fed planee hacer eso tampoco", dijo James Hamilton, profesor de economía de la Universidad de California en San Diego que participó en la encuesta.

Robert Barbera, director del Centro de Economía Financiera de la Universidad Johns Hopkins y otro de los encuestados, afirmó que la Fed necesitaría ver tanto mejoras constantes de la inflación como un enfriamiento más significativo de la demanda de mano de obra antes de plantearse recortes.

En los últimos cinco meses, la economía estadounidense ha añadido un promedio de 190.000 nuevos puestos de trabajo al mes, un ritmo que el gobernador de la Fed, Christopher Waller, señaló recientemente que estaba cerca del promedio de 10 años desde 2010, pero que seguía siendo superior al necesario para absorber a todos los trabajadores que se incorporan a la población activa. Se espera que los nuevos datos publicados el viernes muestren un aumento de 180.000, según Refinitiv, frente a los 150.000 de octubre.

La Fed no está lista para empezar a hablar de recortes de tasas

Laura Coroneo, economista de la Universidad de York, dijo que, aparte de un mercado laboral "todavía tenso" que mantiene elevado el crecimiento de los salarios, también le preocupaba la posibilidad de que una sacudida de los precios del petróleo afectara a la rapidez con que caería la inflación.

El cártel OPEP+ acordó recientemente recortar la producción de crudo en 2024 en un intento de impulsar los precios del petróleo. La actual guerra en Ucrania y la escalada del conflicto en Medio Oriente también han hecho temer una mayor inflación de los costos energéticos.

La mayoría de los economistas encuestados consideraban improbable que el indicador de inflación preferido de la Fed -el índice de precios de los gastos de consumo personal, una vez excluidos los precios de los alimentos y la energía- se mantuviera por encima del 3% en diciembre próximo, pero sí esperaban que superara el objetivo del 2% del banco central en ese momento. La estimación promedio para fines de 2024 se situó en el 2,7%. El indicador registró un ritmo anual del 3,5% en octubre.

Pronóstico 2024 para el mercado: los inversores vuelven a apostar por el déjà vu

Según la estimación promedio, los economistas prevén un crecimiento del PBI estadounidense del 1,5% el año que viene, muy por debajo de lo registrado en lo que va de año.

Además de mantener las tasas de interés elevadas durante un periodo prolongado, los economistas tampoco esperan cambios inminentes en los planes de la Fed de reducir su balance de casi u$s 8000 billones.

Más del 60% de los economistas encuestados creen que el banco central no ralentizará su programa de endurecimiento cuantitativo [quantitive tightening o QT] hasta el tercer trimestre de 2024 o más tarde. Como parte de sus esfuerzos para ajustar las condiciones financieras en la economía y frenar la demanda, la Fed se ha propuesto desde septiembre de 2022 recortar hasta u$s 95.000 millones al mes de sus tenencias de activos.

La mayoría de los economistas no cree que haya muchas probabilidades de que haya una recesión el año que viene, mientras que algo más de la mitad afirma que hay al menos un 50% de probabilidades de que se inicie una recesión en el tercer trimestre de 2025 o más tarde.

Los encuestados se mostraron divididos en cuanto a las perspectivas de la tasa de desempleo: una escasa mayoría esperaba que alcanzara el 5% o más en los próximos tres años. El 46% restante espera que se mantenga por debajo de ese nivel.

En el último año, la tasa de empleo ha desafiado las expectativas de un fuerte aumento y ha subido sólo ligeramente, hasta situarse en el 3,9%.

Temas relacionados
Más noticias de Reserva Federal

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.