FINANCIAL TIMES

Francia: a seis meses de las elecciones, Macron promete inversiones por u$s 35.000 millones

Sin una clara definición sobre dónde sacará el financiamiento, el presidente francés apuesta por los sectores nuclear, del hidrógeno, aeroespacial y la agricultura, en la cuenta regresiva de los comicios.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha esbozado un plan de inversión de cinco años y 30.000 millones de euros (u$s 34,5 mil millones) para impulsar las industrias de alta tecnología del país y reducir la dependencia de las materias primas y los componentes electrónicos importados, como los microchips.

A seis meses de las elecciones presidenciales, en las que se espera que busque un segundo mandato, Macron dijo que el plan "Francia 2030" destinaría dinero del gobierno a 10 objetivos, incluyendo el desarrollo de pequeños reactores nucleares "modulares" y de un avión "bajo en carbono", la producción de hidrógeno verde, la modernización y descarbonización de la industria y la financiación de las nuevas empresas.

"Tenemos que reinvertir en una estrategia de crecimiento", dijo Macron ante una selecta audiencia de 200 ministros, jefes de empresa, políticos, científicos y estudiantes en el Elíseo. "Si no reindustrializamos el país, no podremos volver a ser una nación de innovación e investigación".

Las amenazas económicas de la burbuja inmobiliaria de China

Aunque en los últimos años Francia ha acelerado la puesta en marcha de nuevas empresas digitales y tecnológicas, la pandemia de Covid-19 y los retrasos logísticos que han ensombrecido la recuperación económica mundial han puesto brutalmente de manifiesto la dependencia francesa y de la Unión Europea (UE) de las importaciones, especialmente de productos de salud y microchips para la industria del motor.

La idea del plan, dijo Macron, era reforzar la autonomía del país "para que Francia y Europa puedan retomar el control de su destino".

Altos funcionarios dijeron que el plan requeriría 4000 millones de euros (u$s 4,6 mil millones) de capital del Estado, y unos 30.000 millones de euros de gasto presupuestario, comenzando con 3000-4000 millones de euros en el próximo año fiscal a partir del 1 de enero. Se suma a un plan de recuperación post-pandemia de 100.000 millones de euros (u$s 115 mil millones) financiado en parte por la UE.

Algunos políticos de la oposición han desestimado inmediatamente la medida como una maniobra electoralista de cara a las elecciones presidenciales del próximo abril. "A pocos meses del final de su mandato, el presidente saliente compromete el dinero de los contribuyentes para dorar su programa electoral con promesas que serán asumidas por su sucesor", dijo en Twitter Marine Le Pen, líder de extrema derecha del partido Rassemblement National. "Se trata de 'cueste lo que cueste, quiero ser reelegido'".

Todavía no se han concretado los detalles del plan ni cómo se asignará y controlará el dinero, pero Cédric O, ministro de Economía Digital, dijo que la "verdadera revolución" de Francia 2030 era que representaba una "apuesta masiva" por las start-ups o "actores emergentes". Dijo: "Queremos tener Elon Musks en Francia".

Macron utilizó el ejemplo de Musk y su empresa de lanzamiento de cohetes SpaceX para explicar cómo la innovación a nivel mundial avanzaba más rápido de lo esperado y cómo los éxitos eran a menudo una combinación de la inventiva del sector privado y una importante financiación o adquisición estatal. "Este plan debe comenzar rápidamente... al estilo comando", dijo.

Pobreza de tiempo: vida moderna, hijos, pandemia y la 'misteriosa' desaparición de nuestro ocio

Ludovic Subran, economista jefe de la aseguradora Allianz, señaló que no estaba claro cómo había llegado Macron a su total de 30.000 millones de euros. "Me encanta cómo todo el mundo está tratando de armar el plan de inversión #France2030 a partir de piezas del rompecabezas", dijo Subran. "Pueden apostar que el Ministerio de Finanzas francés está haciendo lo mismo ahora mismo. Eso es lo gracioso".

Preguntado por la vaguedad del plan, Philippe Martin, que preside el Consejo de Análisis Económico independiente que asesora al Gobierno, dijo que entendía los recelos de los críticos, pero argumentó que no sería deseable tener un programa de inversión detallado "decidido desde arriba y todo cosido de antemano sin ninguna licitación para los proyectos".

Entre las cantidades anunciadas por Macron figuran 8000 millones de euros (u$s 9,2 mil millones) para energía, incluyendo la financiación de dos grandes plantas de producción de hidrógeno y 1000 millones de euros (u$s 1,15 mil millones) para "pequeños reactores modulares" para la industria nuclear; casi 6000 millones de euros (u$s 6,9 mil millones) para duplicar la producción de electrónica en Francia y reducir la dependencia de los chips importados; 4000 millones de euros (u$s 4,6 mil millones) para nuevas formas de transporte, con el objetivo de producir 2 millones de vehículos eléctricos o híbridos en Francia anualmente para 2030; y 2000 millones de euros (u$s 2,3 mil millones) para modernizar la agricultura.

También anunció planes para invertir en innovaciones sanitarias y médicas, con el objetivo de desarrollar "al menos 20 biomedicinas contra el cáncer, las enfermedades emergentes y las enfermedades crónicas" de aquí a 2030, así como en la formación industrial y la exploración del espacio y los océanos profundos.

En cuanto a su asignación de 600 millones de euros (casi u$s 700 millones) para las industrias creativas y culturales de Francia, incluida la construcción de estudios cinematográficos, Macron dijo: "Es una lucha que es a la vez civilizadora y creadora de valor".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios