FINANCIAL TIMES

Evergrande: cómo podría ser la mayor reestructuración de deuda de China

Se espera que Beijing supervise cuidadosamente cualquier reorganización del desarrollador inmobiliario más endeudado del mundo.

El grupo inmobiliario chino Evergrande ofreció un rayo de esperanza hoy al anunciar que había "resuelto" el pago de los intereses de un bono local que vence esta semana, días después de que la crisis de deuda del grupo se disparara en los mercados mundiales.

Pero el desarrollador más endeudado del mundo no dijo cuándo realizará los pagos y, lo que es más importante, no arrojó más luz sobre un importante plazo que tiene el jueves para sus bonos internacionales.

Los acontecimientos no han hecho más que aumentar la incertidumbre sobre las perspectivas de un default de Evergrande, un evento que podría desencadenar la mayor reestructuración de la deuda en la historia de China.

Evergrande y un escándalo que crece: la empresa desvió inversiones para cubrir déficits de financiación

Una reestructuración de Evergrande, prevista desde hace años por sus enormes deudas, supondría un giro sorprendente para una empresa cuyo rápido crecimiento convirtió a su presidente y fundador, Hui Ka Yan, en el hombre más rico de China en 2017.

También sería políticamente sensible, dado que decenas de miles de ciudadanos de a pie poseen inversiones de la empresa, han comprado sus casas y han invertido en otros negocios vinculados a la compañía.

¿Qué posee Evergrande y qué debe?

El balance total de Evergrande era de unos 2,38 billones de RMB (u$s 368.000 millones), a fines de junio. Su negocio consiste principalmente en comprar terrenos a los gobiernos locales, desarrollarlos y vender departamentos residenciales a los clientes antes de que la construcción esté terminada. La empresa utiliza los ingresos de esas ventas junto con la deuda para financiar nuevas compras de terrenos.

Evergrande tiene 778 proyectos en curso en 223 ciudades chinas, así como participaciones en empresas que van desde un fabricante de vehículos eléctricos hasta una compañía de agua mineral.

Sus 214 millones de metros cuadrados de reservas de terrenos en China tenían un valor inicial de 457.000 millones de RMB, con más de dos tercios en ciudades de primer y segundo nivel. A finales de junio, la empresa sólo contaba con 87.000 millones de RMB en efectivo.

La pandemia disparó la deuda global a niveles récord, ¿cuáles pueden ser las consecuencias?

Al igual que sus activos, el pasivo de Evergrande, de 1,97 millones de RMB (unos u$s 306 mil millones), se encuentra en su gran mayoría en China. Debe dinero a bancos nacionales y a tenedores de bonos, y garantiza algunos productos de gestión de patrimonio. En los mercados extranjeros, tiene unos u$s 20.000 millones de deuda pendiente.

También debe dinero a proveedores y contratistas, muchos de los cuales han emprendido acciones legales contra la constructora por facturas impagadas.

Evergrande no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Sin embargo, el 13 de septiembre declaró que "los recientes comentarios en Internet sobre la quiebra y la reorganización de Evergrande son completamente falsos". Este mes, Hui ha aparecido en las redes sociales firmando compromisos de cumplimiento de proyectos.

¿Cómo sería una reestructuración?

Un proceso de reestructuración probablemente trataría de evitar una liquidación y mantener las principales operaciones de desarrollo inmobiliario mientras se venden los activos no esenciales para minimizar las pérdidas para los acreedores.

La calificadora S&P afirmó que un incumplimiento de Evergrande es "probable", con los intereses de los bonos en dólares que se vencen este jueves, y que Beijing buscaría una "reestructuración ordenada de la deuda que maximice el valor de sus activos sustanciales".

China: Xi Jinping pide redistribuir la riqueza y regular los ingresos más altos 

Ron Thompson, experto en reestructuraciones de Alvarez & Marsal, dijo que normalmente se formaría un comité de acreedores, en el que varios de ellos tomarían decisiones mediante un voto mayoritario.

China Fortune Land Development, la promotora con sede en Hebei que incumplió sus obligaciones en febrero, por ejemplo, tiene un comité de acreedores dirigido por Ping An, la mayor aseguradora de China, que sufrió un impacto de u$s 3200 millones por el incumplimiento.

Si los acreedores inician un procedimiento de quiebra contra Evergrande, primero tendrán que convencer a un tribunal de que acepte la orden. La empresa tendrá entonces seis meses para elaborar un plan de reorganización bajo legislación china, plazo que puede prorrogarse otros tres meses.

Sin embargo, una cuestión crítica a la que se enfrentan Beijing y los acreedores de Evergrande es si hay tiempo suficiente para "orquestar" una reestructuración pre-empaquetada, dijo Ian Chapman, socio del grupo de reestructuración y recuperación de Allen & Overy en Hong Kong.

La capacidad de mantener sus proyectos de construcción en marcha es importante no sólo para la supervivencia de Evergrande, sino también para los compradores de viviendas que han pagado por adelantado los apartamentos que aún no se han construido.

Wei He, de Gavekal Dragonomics, sugirió que completar estos proyectos sería la mayor prioridad de Beijing. "La forma más sencilla de hacerlo es que otros desarrolladores se hagan cargo de los proyectos y terminen la construcción y utilicen los ingresos de las nuevas ventas de departamentos para cubrir las deudas", dijo.

¿Cómo podría intervenir el gobierno?

Cuando los inversores minoristas acudieron a la sede de Evergrande en Shenzhen la semana pasada para exigir el reembolso de sus inversiones, las llamativas imágenes de su furia recorrieron las redes sociales chinas.

Aunque el gobierno central está interesado en limitar cualquier otra perturbación social, S&P no espera que proporcione ningún apoyo directo a Evergrande "a menos que la estabilidad sistémica esté en riesgo". La agencia de calificación dijo que la intervención socavaría la campaña de las autoridades, lanzada el año pasado, para reducir las deudas de los grandes promotores.

Thompson, de Alvarez & Marsal, sugirió que el enfoque de Beijing en tales situaciones sería "primero los individuos".

Los gobiernos locales están estrechamente relacionados con los desarrolladores inmobiliarios, de los que dependen para obtener ingresos por la venta de terrenos, así como por la actividad económica. Un ejecutivo de Evergrande en su división de gestión de patrimonio dijo al Financial Times que la empresa había estado presentando planes de reestructuración al gobierno central desde febrero, pero ninguno había sido aceptado.

Los ejecutivos de Evergrande han dicho que un "último recurso" era que los gobiernos locales y los grandes promotores estatales asumieran las operaciones del grupo "región por región".

Jack Rodman, experto en reestructuraciones que ha trabajado con empresas chinas de gestión de activos como auditor, coincidió en que un enfoque regional era el "escenario más probable".

¿Quién saldrá perdiendo?

Los mercados internacionales de bonos están valorando las graves pérdidas de la deuda de Evergrande, ya que los bonos que vencen el año que viene se cotizan a menos de u$s 0,30.

Pero las pérdidas para los inversores dependerán del precio al que compren. Una nota de UBS enviada a sus clientes la semana pasada, en la que se explicaba por qué sus fondos seguían manteniendo los bonos, sugería que la deuda de Evergrande "cotizaba por debajo de los valores de recuperación históricos típicos".

En el pasado, los tenedores de bonos en el extranjero se han visto muy afectados por las quiebras de empresas como Peking University Founder Group. Un análisis de S&P sobre las reestructuraciones judiciales de casi 50 morosos en China mostró que la tasa media de recuperación de efectivo para los deudores no asegurados era del 23,7%.

La cuestión más profunda es qué significaría una reestructuración de alto nivel para la confianza de los consumidores en una economía en la que el sector inmobiliario representa directa e indirectamente casi el 28% de la actividad.

"Hay que relajar la presión sobre el sector inmobiliario", dijo el ejecutivo de Evergrande, "o la economía en general se hundirá".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios