FTExclusivo Members

"Tiene que haber una purga": el plan de Trump para un segundo mandato

Más aranceles a las importaciones, deportaciones masivas y una retirada de los conflictos mundiales también están en la agenda del republicano de cara a un segundo período en la Casa Blanca.

En esta noticia

Donald Trump está intensificando sus planes para un posible segundo mandato y se centrará en desterrar a sus enemigos políticos, imponer nuevos aranceles a las importaciones por valor de miles de millones de dólares, restringir drásticamente la inmigración y reducir la participación de Estados Unidos en guerras en el extranjero.

El expresidente encabeza las encuestas sobre sus rivales en las primarias republicanas y tiene una ligera ventaja sobre Joe Biden en la contienda por la Casa Blanca. Y ha hablado abiertamente de sus objetivos en encendidos actos públicos, consultando a exfuncionarios de su administración y reuniendo a expertos de think tanks de derecha afines a sus puntos de vista.

Algunas de sus áreas de interés están haciendo saltar las alarmas sobre el futuro de la democracia y el liderazgo mundial de EE.UU. "Tiene ecos del lenguaje que se escuchaba en la Alemania nazi de los años 30", dijo Biden durante su viaje a California la semana pasada.

No hay que descartar la posibilidad de un regreso de Donald Trump

Sus militantes dicen que Trump busca simplemente devolver a EE.UU. al lugar donde estaba antes de las elecciones de 2020, mientras aborda los asuntos pendientes de su administración.

Erradicar a las "alimañas"

En un acto en New Hampshire, Trump prometió "erradicar" a los "comunistas, marxistas, racistas y matones de la extrema izquierda que viven como alimañas dentro de los confines de nuestro país".

El expresidente dice con frecuencia que es víctima de una persecución política tras haber sido acusado de delitos federales y estatales en cuatro lugares distintos este año, y ha señalado que quiere llevar su lucha contra el llamado 'Estado profundo' a un nuevo nivel.

No sólo se espera que Trump elija a sus propios leales para ocupar altos cargos en las agencias federales, sino que también tratará de destituir a funcionarios de carrera en todo el Gobierno, con el Departamento de Justicia, el FBI y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que dirigieron la lucha contra la pandemia en EE.UU.

"Creo que tiene que haber una purga en los lugares apropiados, después de analizar quién y qué falló y cómo solucionarlo. Eso podría ser a gran escala en algunas agencias frente a otras", dijo Kash Patel, exalto funcionario del Departamento de Defensa bajo Trump y miembro senior de seguridad nacional e inteligencia en The Center for Renewing America, un think-tank cercano al expresidente.

Patel rechazó la caracterización de esos planes como basados en "venganza o revancha", pero dijo que tenía que haber "rendición de cuentas".

Más aranceles

Trump puso patas arriba la política comercial de EE.UU. durante su mandato, lanzando guerras comerciales con China y otros rivales, así como contra aliados como la Unión Europea y Japón, y podría volver a hacerlo. En agosto, propuso un arancel general del 10% sobre las importaciones.

"Cuando las empresas vienen y vuelcan sus productos en EE.UU., deberían pagar automáticamente, digamos, un impuesto del 10%. Ese dinero se usaría para pagar la deuda", dijo Trump a Fox Business..

Stephen Moore, su exasesor económico en la Casa Blanca que estuvo en Mar-a-Lago la semana pasada, dijo que los detalles de cómo "se va a elaborar el plan" no se habían "descifrado todavía", pero Trump "ciertamente ha estado hablando mucho de eso". "Eso sería un gran problema", dijo.

A pesar de lo que cree la mayoría, el ascenso de China se está revirtiendo

Un exfuncionario de la administración Trump dijo que se necesitarían aranceles adicionales sobre las importaciones de China en un nuevo mandato. Trump llegó a un acuerdo con el presidente chino, Xi Jinping, a principios de 2020 para aliviar las tensiones comerciales. Pero personas cercanas a Trump consideran que Beijing no ha respetado los términos del acuerdo.

Aunque Biden mantuvo los aranceles de la era Trump y puso controles a la exportación de tecnologías sensibles, ha hecho hincapié en la 'reducción de riesgos' [de-risking] con China en lugar de la 'desvinculación' [decoupling] y ha tratado de reducir las tensiones económicas, incluso en una cumbre celebrada la semana pasada en San Francisco.

Pero el exfuncionario de Trump dijo que el enfoque de Biden era demasiado blando. "Deberíamos estar aumentando [los aranceles] porque la situación ha empeorado", dijo.

Tensiones geopolíticas 

Trump ha arremetido contra Biden en política exterior, diciendo que Hamás nunca habría atacado Israel bajo su mandato y Rusia no habría invadido Ucrania, y que el mundo es más inestable que cuando él estaba en el cargo.

El expresidente ha afirmado que podría llevar la paz a Ucrania en "24 horas". Como conoce a "todos los actores" del mundo, evitaría la "Tercera Guerra Mundial", ha dicho.

Pero lo que eso significa en la práctica aún está por dilucidar, ya que el partido republicano está dividido entre una facción aislacionista en asuntos exteriores liderada por Trump y la facción más tradicional de halcones, que incluye a algunos de sus aliados.

Qué significa el acuerdo de rehenes entre Israel y Hamás

Una presidencia de Trump plantearía casi con toda seguridad interrogantes sobre el futuro de la ayuda económica y de seguridad estadounidense a aliados y socios cruciales de EE.UU., así como sobre el futuro de la OTAN. Tras la invasión rusa de Ucrania, Biden ha presionado para reforzar la alianza transatlántica. Pero Trump ha amenazado con retirar a EE.UU. de la OTAN y, como mínimo, reavivaría sus agresivas presiones para conseguir nuevos gastos de defensa de otros miembros.

"No queremos estar en el negocio de absorber toda la carga para estos países de la OTAN en lo que respecta a la ampliación de la alianza de la OTAN y tener un gran número de tropas en el continente europeo", dijo Russell Vought, exdirector de presupuesto de la Casa Blanca bajo Trump y presidente de The Center for Renewing America. "Esto es algo de lo que simplemente sentimos que tenemos que alejarnos y retirarnos tanto como podamos".

Inmigración

La construcción parcial de un muro entre la frontera sur y México durante el mandato de Trump no ha frenado la oleada de personas que cruzan a EEUU en busca de refugio.

Sólo el 14% de los estadounidenses creen que la economía está mejor con Biden

En respuesta, Trump ha prometido una nueva y masiva represión de la inmigración en un segundo mandato.

"Nunca se ha visto nunca algo como lo que estamos presenciando ahora. Es algo muy triste para nuestro país. Está envenenando la sangre de nuestro país", dijo en una entrevista con The National Pulse el mes pasado.

Trump y sus principales asesores, incluido Stephen Miller, un partidario de la línea dura en materia de inmigración que fue alto funcionario de la Casa Blanca, han estado analizando propuestas que incluyen la reactivación de la prohibición de entrada a ciudadanos de países de mayoría musulmana, redadas generalizadas de inmigrantes indocumentados y la creación de gigantescos campos de detención cerca de la frontera sur. También han estado considerando el fin de la ciudadanía por derecho de nacimiento en EE.UU.

"Cualquier activista que dude lo más mínimo de la determinación del presidente Trump está cometiendo un drástico error. Trump desatará el vasto arsenal de poderes federales para implementar la más espectacular represión migratoria", dijo Miller a The New York Times.

Temas relacionados
Más noticias de Donald Trump

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • B

    benedic .

    26/11/23

    TOMALA PRONTO LA PURGA U OJALA TE MANTENGA DENTRO DEL BAÑO IN ETERNUN, AFUKERA HACES UNA DETRAS DE OTRA COMO LOS PATOS JAJAJAJAJA

    0
    0
    Responder