Los productores deberían hacer un curso de higiene y seguridad.

Yo soy médico, de economía sé por lo que me he peleado con los economistas, dice González Gaviola a Seguros. Sin embargo, está abocado a bajar los costos del sistema. Estamos avanzando con la SSN para controlar que las tarifas se correspondan con los costos reales. Estamos muy preocupados por el altísimo costo no prestacional, sostuvo. Según sus datos, de los casi $ 17 millones que moverá el negocio este año, 32% es el gasto de comercialización, que, a los objetivos del sistema, no genera ningún beneficio. Por eso, dijo, está estudiando el tema.
En este sentido, fue muy duro con los productores, a quienes aconsejó hacer un curso de seguridad e higiene para que al menos puedan asesorar y dar un gran beneficio al sistema. Además, siguió, los productores prometieron autorregularse en 2009 y llegar a un costo de 5%. Pero, lejos de bajar, ese costo se incrementó y lo terminan pagando os argentinos, porque sube la alícuota y el empresario traslada el aumento a sus productos.