Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las importaciones estadounidenses de petróleo venezolano llegan al nivel más bajo en 30 años

No hace mucho tiempo, Hugo Chávez, el líder venezolano de izquierda, amenazaba casi todos los meses a Estados Unidos con que iba a cerrar las exportaciones de petróleo de su país. Cada vez que lo hacía, Washington tomaba en serio sus amenazas debido a la importancia de Caracas para el suministro energético de EE.UU.
Esto ya no es así. La dependencia estadounidense de las exportaciones netas de crudo y productos derivados del petróleo provenientes de Venezuela (incluyendo las Islas Vírgenes Estadounidenses, donde se refinaba gran cantidad de crudo venezolano que luego se exportaba a EE.UU) ha caído a niveles registrados por última vez hace casi 30 años.
Esta abrupta caída se debe a tres factores. Las importaciones totales de petróleo de EE.UU. cayeron como resultado del auge del petróleo no convencional. Además, el cierre de una gran refinería en las Islas Vírgenes Estadounidenses, de la cual Petróleos de Venezuela (Pdvsa) era copropietaria, redujo aún más las importaciones de productos derivados del petróleo provenientes de la República Bolivariana. Y, más recientemente, Venezuela comenzó a importar grandes volúmenes de nafta producida en EE.UU. para compensar la escasez local.
La reducción de las importaciones estadounidenses de crudo y productos del petróleo de Venezuela se viene dando hace cinco años. El nuevo factor que la impulsa es el aumento repentino de las exportaciones estadounidenses de productos derivados del petróleo a Venezuela.
En septiembre, los refinadores de EE.UU. despacharon un récord de 196.000 barriles de nafta y otros productos derivados del petróleo por día a Caracas.
La Agencia Internacional de Energía relaciona el aumento de las exportaciones estadounidenses a las interrupciones en las operaciones de las refinerías venezolanas de Amuay y El Palito.
La planta de Amuay, que es parte del Centro de Refinación de Paraguaná y procesa 955.000 barriles por día, sufrió una explosión y un incendio en agosto que causó la muerte a 50 personas y heridas a 150.
El salto en las exportaciones estadounidenses de nafta a Venezuela significa que por cada 10 barriles de crudo que Caracas envía a EE.UU., 2 regresan a Venezuela ya procesados. En septiembre, las exportaciones de productos del petróleo de EE.UU. representaron 20% del consumo interno de petróleo en Venezuela, que es de aproximadamente 1 millón de barriles por día.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar