Suscripción al Newsletter
Ingreso mal su mail!
Recibí las noticias más relevantes del día en tu correo electrónico.
  • Regístrate
  • Ingresá
  • Suscribite
  • Newsletter
Domingo 21.09.2014 | 07:05
edición impresa

Suplemento Especial - NO USAR!!
Imprimir Enviar Votar
0
Por causas locales y externas, la Argentina no tendrá mucho para festejar a fin de año. La economía desacelera desde finales de 2011 por una situación financiera internacional compleja y por decisiones del Gobierno argentino. Entre los factores más importantes destacan las trabas a las importaciones y el cerrojo al mercado cambiario.
Así ve las cosas Ricardo Delgado, socio y director de la consultora Analytica, que expuso sobre ‘La economía ante las elecciones de 2013’, durante el 5° Seminario Económico Financiero, organizado por El Cronista Comercial y Apertura y coordinado por Hernán De Goñi, subdirector Periodístico del diario.
El futuro inmediato pide atención. Para Delgado, los próximos 12 meses serán clave. De cara a las elecciones de octubre de 2013, “el Gobierno pone en juego su capital político”. Y más: el resultado legislativo marcaría a cara o cruz la supervivencia del kirchnerismo a partir de 2015.
El mundo no ayuda. Delgado recordó que siguen los coletazos de la gran recesión de 2008-2009 y la recuperación de la actividad real de las economías desarrolladas “es muy pobre”, según señaló el directivo y presentó un panorama nada promisorio.
Con algunas salvedades, Alemania es la única economía europea que -todavía- mantiene los mismos niveles de producción; los Estados Unidos interna ganar terreno, pero aún sin conseguirlo; China desacelera; Francia está estancada, mientras que España e Italia viven un proceso similar al de la Argentina desde 1999 en adelante.

Otra sintonía
“Cuando el sector privado gasta menos, es el Estado el que tiene que intervenir de alguna manera. En Europa, las medidas financieras no ayudan a resolver el problema estructural”, dijo el director de Analytica. A grandes rasgos, hay bajo crecimiento global, con alta volatilidad, tasas de interés ultra bajas hasta 2015, dólar fuerte, a pesar de la medidas lanzadas por la Reserva Federal de los Estados Unidos, y una demanda de alimentos firme.
Por estas razones, el mundo no dará sorpresas positivas: seguirá siendo “incierto y volátil”. La esperanza está puesta en América latina, con buenas perspectivas de crecimiento. Sin embargo, el gigante de la región no pisa del todo firme. En opinión de Delgado, este año, Brasil crecerá menos que la Argentina. “Hay una conjunción de errores de política económica”, opinó y agregó que, con la llegada de Dilma Rousseff, la economía se enfrió, castigando duramente la actividad industrial. A partir de 2013, Brasil recuperaría terreno. Una buena noticia para el mercado local.
Con escasa generación del empleo en 2010-2011, el Gobierno nacional realizó una corrección macro de la economía “al estilo K”, aunque sin “la sintonía fina que planteó la Presidenta”, dijo el analista. Por lo pronto, se estima que, hasta 2015, no se tomará deuda en los mercados de capital. Queda en agenda la recomposición de la situación fiscal para seguir tensionando el aumento de precios.

Sin peligro de “chavización”
Delgado destacó cierta moderación en los aumentos de salarios. Si bien la inflación es alta, se mantiene estable. También recordó que el Gobierno intervino en sectores estratégicos, pero no hay peligro de una “chavización”. “No es una administración que piense que tiene que tomar el control del capital de sectores, sino de algunas empresas”, sostuvo el analista.
Con trabas a las importaciones que afectaron la producción industrial en el segundo trimestre del año, se espera para 2013 cierta flexibilidad, “un proceso que ya está en marcha: en particular para insumos, bienes intermedios y de capital”.

Alza del crédito
El director de Analytica indicó que la industria mostrará una mejor cara. El alza del crédito privado va a ser uno de los pilares. Los vencimientos de deuda de 2013 serán menos que los de este año. A su vez, habrá una cosecha por arriba de 110 millones de toneladas, un récord histórico. En particular, la soja concentrará 55 millones contra los 41 millones de este año. Su precio estará por arriba de los promedios históricos.
En la columna del Debe figura la caída fuerte de la inversión, aspecto que se deberá corregir. Durante el Gobierno de Cristina Kirchner, la fuga de capitales acumulada entre 2008 y hoy asciende a 20 puntos del producto, lo que significa que un quinto del producto del año en la Argentina se fue del sistema del los mercados. Por su parte, el sector inmobiliario continuará contando más penas que metros cuadrados, aunque registra lentos avances.
comentarios
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Para comentar debe estar logueado. Ingrese a través de: O puedes ingresar con tu usuario del cronista.com

¿Olvidó su contraseña? Recordarme en este equipo

No hay comentarios registrados para esta noticia

No hay comentarios destacados para esta noticia

opinionENCUESTA
Pregunta
¿Cree que Cristina será candidata a diputada por Buenos Aires el año próximo?
Sí, porque así podría liderar el peronismo después de 2015.
Sí, porque necesita fueros parlamentarios después de 2015.
No, porque preferirá evitar el riesgo de una derrota.

Responda la consigna para confirmar su voto

Enviar voto