Cinco secretos para CEOs: cómo entender la ‘letra chica’

El autor derrumba algunos mitos sobre las pólizas de seguros para empresas, como que todos los contratos deben ser autorizados por la Superintendencia. Ofrece tips para comprender y mejorar las pólizas.

Deben existir pocas cosas menos entendibles que una póliza de seguros. Por ello, es lugar común entre las personas (y, en especial, los empresarios), decir que la letra chica de los seguros, casi siempre termina perjudicando al asegurado. Y, la realidad nos demuestra que existe mucho de verdad en dichas afirmaciones.
En general, cuando se intenta leer la póliza, es muy difícil llegar a comprender el lenguaje técnico (y muchas veces confuso) que tienen los seguros. Muchas veces quien pretende entender una póliza se siente como en El Proceso, de Franz Kafka. Y, quizás, ello no es casualidad, dado que Kafka era abogado y trabajaba en una compañía de seguros
Sin perjuicio de ello, es posible buscar las soluciones que tienen los empresarios al contratar e interpretar una póliza de seguros, dado que las empresas aseguradas tienen muchos más derechos que los que suponen frente a las compañías de seguros.
O, para decirlo en las palabras, que hace muchos años nos enseñaron en la facultad de Derecho: el abogado, no tiene problemas, tiene soluciones.
En primer lugar, señalaremos que existen cuatro seguros que consideramos fundamentales e indispensables para las empresas: el Seguro de Todo Riesgo Operativo con Pérdida de Beneficios; el Seguro de Responsabilidad Civil con cobertura para Productos y Contaminación; Seguro de Directores y Gerentes y el Seguro Ambiental.
Para su contratación, podemos mencionar cinco secretos estratégicos para contratar seguros de empresas. O, recordando a Sun Tzu, veremos cuáles son las estrategias para comprar seguros:
z Secreto 1: las pólizas de seguros de la empresa, pueden no estar aprobadas por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). Si bien la Ley 20.091 ordena que todas las pólizas de seguros, deben estar previamente aprobadas por la SSN, lamentablemente la Resolución 35.648 (denominada de Grandes Riesgos) modificó la Ley 20.091, de manera tal que las pólizas de las empresas que se aplique dicha resolución, pueden no haber sido aprobadas por el organismo de control. Es aquí donde se debe analizar la letra chica de la pólizas, dado que el wording de todo el seguro fue elaborado unilateralmente por la compañía de seguros y reaseguros.

z Secreto 2: la compañía de seguros puede modificar en forma unilateral lo pactado con la empresa. En otra cuestión absurda de las pólizas de seguros, la Ley de Seguros (Artículo 12) le permite a la compañía de seguros modificar lo acordado con el asegurado, sin necesidad de avisarle expresamente.
En efecto, la compañía de seguros puede modificar lo pactado, tanto al emitir la póliza, como en el momento de la renovación (por ejemplo, agregando exclusiones, caducidades y medidas de seguridad, entre otras), con el único requisito que figure por escrito dentro de la maraña de cláusulas y condiciones.
Así pues, la compañía de seguros puede cambiar cuestiones convenidas con la empresa asegurada, sin necesidad que lo alerte expresamente de dichas modificaciones, dado que legalmente alcanza que esos cambios se encuentren escritos en alguna cláusula, casi perdida dentro del fárrago del extensísimo texto que suelen tener la póliza.

z Secreto 3: la póliza puede contener cláusulas abusivas. Tanto las modernas como las tradicionales, las pólizas pueden tener cláusulas abusivas, que aplican en los seguros de empresas si no se detectan a tiempo.

z Secreto 4: es indispensable tener copia del reaseguro. En muchos casos, los seguros se encuentran respaldados por reaseguros (facultativos), en especial, cuando existe fronting. Las empresas deben conocer y solicitar determinados requerimientos a las aseguradoras, en su relación con el reaseguro.

z Secreto 5: finalmente, otros temas a tener presente, son las cuestiones técnicas (generalmente incomprensibles para el empresario), vinculadas con tópicos que desarrollaremos en otro momento, referido a: prorrata, reticencia, agravación de riesgo, exclusiones de cobertura, incumplimiento de cargas y aplicación de caducidades, entre otras.
Noticias del día