Comida tradicional

Lamprea en su propia sangre: la receta de un "monstruo" que es una delicia gallega

La lamprea en su propia sangre: un plato medieval que encarna la tradición culinaria de Galicia y Portugal.

La lamprea en su propia sangre es un plato con profundas raíces históricas, remontándose a tiempos medievales, especialmente en regiones de Europa occidental como Galicia en España y diversas partes de Portugal, donde la lamprea, un pez de río prehistórico, ha sido capturado y consumido durante siglos. 

Este plato es un ejemplo excepcional de la cocina de aprovechamiento, característica de épocas en las que se valoraba cada parte de los alimentos disponibles.

La peculiaridad de este plato radica no solo en su principal ingrediente, la lamprea, sino también en su método de preparación, donde la sangre del pez juega un papel crucial al mezclarse con vino tinto y especias, creando una salsa rica y espesa que caracteriza al guiso. 

Esta forma de cocinar la lamprea destaca por aprovechar al máximo las propiedades organolépticas del pez, ofreciendo un sabor único y potente muy apreciado por los paladares más audaces.

Históricamente, la lamprea ha sido considerada un manjar por nobles y reyes, siendo frecuentemente presentada en banquetes y ocasiones especiales a lo largo de la Edad Media y el Renacimiento

Su preparación en la propia sangre es un testimonio de la sofisticación culinaria de la época, donde se mezclaban técnicas de cocina ingeniosas con los ingredientes disponibles, creando platos que han perdurado en el tiempo.

La lamprea en su propia sangre es un plato con profundas raíces históricas, remontándose a tiempos medievales. (Imagen: captura de YouTube)

Con el paso de los siglos, la lamprea en su propia sangre ha mantenido su estatus como plato emblemático en las regiones fluviales de Europa, siendo celebrada en festivales gastronómicos y preservada por chefs que buscan mantener viva la tradición. 

A pesar de su sabor distintivo y su preparación laboriosa, este plato continúa siendo un símbolo de la rica historia culinaria y la conexión con el pasado que caracteriza a muchas cocinas regionales de España y Portugal.

La receta para preparar lampreas en su propia sangre

 A continuación, te presento una versión simplificada de cómo preparar lampreas en su propia sangre:

Ingredientes:

  • 1 lamprea grande, limpia (reserva su sangre)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cebollas grandes, picadas
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 2 hojas de laurel
  • 150 ml de vino tinto de buena calidad
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado (opcional, para espesar)

Preparación:

  1. Limpieza: asegúrate de que la lamprea esté bien limpia. Esto generalmente lo hace el pescadero, pero es crucial conservar su sangre, que es un ingrediente clave del plato.

  2. Cocción inicial: en una cacerola grande, añade un poco de aceite de oliva y sofríe las cebollas, el ajo, y las hojas de laurel hasta que estén tiernas y fragantes.

  3. Preparación de la lamprea: corta la lamprea en trozos de aproximadamente 3-4 cm y sálalos ligeramente. Añádelos al sofrito anterior y cocina a fuego medio-bajo durante unos 5 minutos, hasta que comiencen a cambiar de color.

  4. Añadir la sangre: mezcla la sangre reservada de la lamprea con el vino tinto y el vinagre para evitar que coagule. Vierte esta mezcla sobre la lamprea en la cacerola.

  5. Cocinar: deja que el guiso cocine a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que la lamprea esté tierna. Remueve ocasionalmente y ajusta de sal y pimienta al gusto.

  6. Espesar la salsa: si prefieres una salsa más espesa, puedes añadir un poco de pan rallado hacia el final de la cocción, removiendo bien para integrarlo.

  7. Servir: tradicionalmente, la lamprea en su propia sangre se sirve caliente, acompañada de arroz blanco o patatas cocidas.

A tener en cuenta

  • La lamprea es un pez de sabor muy particular y no es del gusto de todos. Su preparación en la propia sangre acentúa su sabor característico.
  • Este plato es considerado una delicadeza en las regiones donde la lamprea es común, y su preparación puede variar ligeramente de un lugar a otro.
  • Debido a la complejidad de manipular la sangre de la lamprea, este plato puede ser un reto para los cocineros noveles, pero definitivamente es una experiencia culinaria única.
Temas relacionados
Más noticias de Recetas