Bancos

Banco Santander rompe su propio récord tras alcanzar beneficios por 11.076 millones de euros en 2023

Estas ganancias que representan un incremento del 15,3% con respecto a 2022, responden a los altos tipos de interés como al fuerte crecimiento de los ingresos en Europa, principalmente en España.

En esta noticia

Ya las estimaciones previas a la presentación de resultados de la banca auguraban un gran año para el sector. Tanto el balance de Banco Sabadell como de BBVA mostraron números de récords. 

Hoy le tocó el turno a Banco Santander y no solo continuó la línea de sus predecesores, sino que superó con holgura su propio récord de beneficios. La entidad cántabra logró una ganancia de 11.076 millones de euros en 2023, un 15,3% más en euros corrientes respecto a 2022. De esta manera, superó por primera vez el umbral de los 10.000 mil millones de beneficio anual.

En el cuarto trimestre, el beneficio atribuido aumentó un 42% (+28% en euros corrientes) respecto al mismo periodo de 2022 hasta alcanzar los 2933 millones de euros.

Las causas hay que buscarlas en las subidas de las tasas de interés que llevaron a cabo los bancos centrales en los últimos años, principalmente el Banco Central Europeo (BCE). Asimismo, también se pueden rastrear en el fuerte crecimiento de los ingresos, en particular en Europa, el aumento de los clientes y el buen control de costes que compensaron con creces el crecimiento interanual esperado en provisiones.

Los ingresos que subieron un 13%, hasta los 57.647 millones de euros, superaron al de los costes en 10 puntos porcentuales, lo que mejoró la ratio de eficiencia en 1,7%, hasta el 44,1%. Este incremento se vio impulsado por la transformación del grupo hacia un modelo más sencillo, digital e integrado.

También contribuyó al incremento de los ingresos el crecimiento en todas las regiones y el buen resultado de Wealth (+22%) y CIB (+17%). Cumpliendo de esa manera todos los objetivos para 2023.

"2023 fue un año clave para Santander: logramos resultados récord y conseguido todos los objetivos de la manera correcta. Tenemos cinco millones de nuevos clientes y aumentamos los ingresos y el beneficio a doble dígito, y el TNAV más dividendo en efectivo por acción creció un 15%.Esto permitirá retornar a los accionistas 5500 millones de euros por los resultados de 2023. Nuestro objetivo es dar resultados en el corto plazo y asegurar que crecen y son sostenibles en el futuro, y estoy convencida de que 2024 será aún mejor para Santander, con inercia positiva en la mayoría de nuestros negocios, pese a los mayores riesgos geopolíticos y la ralentización de la economía global", afirmó la presidenta de Banco Santander en un comunicado. 

Para enseguida añadir que "la ejecución de la estrategia por nuestro equipo, y la solidez y diversificación de nuestro modelo nos permitirán seguir creciendo y mejorando la rentabilidad, con el objetivo de alcanzar un RoTE del 16% en 2024".

Más metas alcanzadas

Además del aumento de los ingresos a doble dígito, Santander mejora de la eficiencia, hasta el 44,1%, frente al objetivo de entre el 44% y el 45%; coste del riesgo del 1,18% (en línea con estar por debajo del 1,2%); RoTE del 15,1% (frente al objetivo de superar el 15%) y ratio de capital CET fully loaded del 12,3% (con el objetivo de superar el 12%).

Para 2024, además de lograr un RoTe del 16%, tal como lo comentó Botín, la entidad apunta a un crecimiento de los ingresos de un dígito medio; mejorar la eficiencia, hasta situarla por debajo del 43%; mantener el coste del riesgo en el entorno del 1,2%, como la ratio de capital CET fully loaded por encima del 12%.

Banco Santander suma más metas alcanzadas. Imagen: archivo. 

Asimismo, el payout objetivo de Santander (la proporción de los beneficios distribuidos a los accionistas) aumentó del 40% al 50% del beneficio atribuido, en línea con la nueva política de retribución a los accionistas anunciada en el Investor Day de febrero del año pasado. 

La remuneración a cuenta de los resultados de 2023 superó los 2600 millones de euros. "Si se aplicase el mismo payout para el segundo dividendo a cargo de los resultados de 2023, el pago total en efectivo por acción sería aproximadamente un 50% superior al del ejercicio anterior, y la cantidad destinada a los accionistas (dividendo en efectivo y recompra de acciones) sería de 5.500 millones de euros, lo que supone una rentabilidad equivalente anualizada por encima del 9%", explicó el banco en la presentación del balance.

En noviembre, Banco Santander pagó un dividendo en efectivo a cuenta de los resultados de 2023 de 8,10 céntimos de euros por acción, lo que supone un aumento del 39% frente a su equivalente del año anterior. En septiembre, el banco lanzó un programa de recompra de acciones por un importe máximo de 1.310 millones de euros, ya completado. Así las cosas, la entidad bancaria recompró aproximadamente el 9% de sus acciones desde 2021, con un retorno sobre la inversión de aproximadamente el 18% para los accionistas del banco.

En lo que hace al comportamiento de los clientes, los recursos (depósitos más fondos de inversión) crecieron un 4%, con un aumento de los depósitos del 2%, apoyado tanto en clientes minoristas como en empresas. 

Santander destacó que los clientes siguieron utilizando el exceso de depósitos para amortizar deuda, especialmente hipotecaria. "Por este motivo" - explicó -, "así como por la reducción de la demanda en algunos mercados debido a la subida de los tipos de interés, el volumen de préstamos totales cayó un 1%, aunque la financiación al consumo creció un 6%".

Comportamiento por regiones

La diversificación geográfica y de negocios del grupo continúa propiciando un crecimiento consistente y rentable. El fuerte crecimiento en Europa en 2023 compensó con creces el incremento de las dotaciones en Norteamérica y Sudamérica. Los negocios globales registraron otro año sólido, evidenciando así el valor de la red global del grupo.

Europa fue la locomotora que impulsó los resultados del banco, con unas ganancias de 5482 millones de euros. España quedó a la cabeza de los mercados europeos que más dinero aportó a la entidad presidida por Ana Botín, con un aumentó el 52%, hasta los 2371 millones de euros, mientras que la otra gran apuesta en el Viejo Continente, Reino Unido, subió el 13%, hasta los 1545 millones de euros.

Sucursal española del Banco Santander. Imagen: archivo. 

Los negocios sufrieron un retroceso en Norteamérica. El beneficio allí alcanzó los 2354 millones de euros, un 20% menos, debido a que el sólido comportamiento de México, donde el beneficio se elevó un 17%, hasta los 1560 millones de euros, se vio neutralizado por mayores dotaciones, en línea con lo previsto, y unos costes de financiación más altos en Estados Unidos.

"El banco aceleró la transformación de sus negocios simplificando la cartera de productos y optimizando las operaciones para mejorar aún más la experiencia del cliente, a la vez que continúa desarrollando los negocios de CIB y Wealth para crecer de manera rentable", explicó.

Si bien menor que en Norteamérica, los beneficios en Sudamérica también se achicaron, aunque en este caso lo hicieron en un 11%, hasta los 3038 millones de euros, por el aumento de los costes y las mayores provisiones. En Brasil, la ganancia fue de 1921 millones de euros, un 25% menos, ya que el crecimiento de clientes y el buen comportamiento de los ingresos por comisiones se vieron neutralizados por un aumento de los costes derivados de la inflación y de las provisiones. Sin embargo, los créditos y los depósitos aumentaron un 7% y un 15%, respectivamente, en la región.

Los cinco negocios globales

En diciembre de 2023, Santander publicó información financiera adaptada de los últimos dos años para reflejar el nuevo modelo operativo anunciado en septiembre. De esta manera, el negocio del banco se articula en cinco negocios globales que pasan a ser los nuevos segmentos principales desde enero de 2024. 

De ellos, Retail & Commercial Banking es el que más beneficios aportó a la entidad, con un crecimiento de 12%, hasta los 5659 millones de euros, que explica el 51% de los ingresos del banco.

El área dedicada a la financiación del consumo, Digital Consumer Bank, registró un beneficio de 1901 millones de euros, un 26% menos que en 2022, debido al impacto de los tipos de interés sobre el coste de financiación y la normalización de las dotaciones. Asimismo, contribuyó en un 12% a las ganancias del Grupo.

En tanto, la unidad de banca de inversión, CIB, elevó su beneficio un 16%, hasta los 2440 millones de euros, impulsado por un crecimiento de doble dígito de los ingresos, con crecimiento del 14% de la facturación por comisiones y buena evolución de los ingresos derivados de la red global del banco.

Wealth Management & Insurance, que engloba los negocios de banca privada, gestión de activos y seguros del grupo, elevó su ganancia un 35%, hasta los 1467 millones de euros. La unidad de Banca Privada registró un fuerte crecimiento gracias al repunte del margen de intereses y a los sólidos niveles de actividad comercial, que sumaron más de 13.700 millones de euros en captaciones netas, mientras que Santander Asset Management registró un año récord en ventas netas, al alcanzar los 9000 millones de euros.

Por último, Payments, que agrupa los negocios de pagos más innovadores de Santander, aumentó sus ingresos un 17%, hasta los 1140 millones de euros. Cards, que gestiona casi 100 millones de tarjetas en todo el mundo, aumentó los ingresos un 10%, hasta los 4158 millones de euros. De hecho, la actividad de clientes de tarjetas creció un 8%, con una facturación de 306.000 millones de euros.

Banco Santander captó 5 millones de clientes en 2023, cifra que escala a los 165 millones en todo el mundo. Por este motivo, al cierre de diciembre su capitalización bursátil era de 61.200 millones de euros, dato que le significa una sólida presencia en diez mercados principales de Europa y América, que le aportan 3,7 millones de accionistas y más de 212.000 empleados.

Temas relacionados
Más noticias de Banco Santander