Alimentación saludable

El caldo antiguo que ayuda a curar los dolores de las articulaciones a la mañana y tiene todas las vitaminas

Una bebida milenaria con sorprendentes beneficios para la salud, especialmente en el alivio del dolor articular y la nutrición completa.

En esta noticia

Desde tiempos inmemoriales, diversas culturas alrededor del mundo han confiado en el caldo de huesos como un remedio casero para múltiples dolencias. 

Este elixir, simple pero potente, derivado de la cocción lenta de huesos, es más que una base para sopas y guisos; es una fuente rica de minerales, colágeno y aminoácidos esenciales. 

Hoy día, con la creciente atención hacia métodos naturales y nutritivos para mejorar la salud, el caldo de huesos emerge como un superalimento capaz de ofrecer notables beneficios para la salud, desde mejorar la digestión hasta fortalecer las articulaciones y más allá.

La hierba medicinal con vitamina C y colágeno que reduce la presión arterial y combate los resfriados

Tomas cerveza pero tienes el colesterol alto: estos son los efectos que tiene en tu cuerpo

Un antiguo remedio modernizado

El caldo de huesos se obtiene al hervir huesos de animales durante horas, liberando colágeno, minerales y aminoácidos que el cuerpo puede absorber fácilmente. Estos componentes son esenciales para mantener la integridad de nuestros tejidos conectivos, incluidas las articulaciones, la piel y el sistema digestivo.

El caldo de huesos, rico en colágeno y minerales, se está reconociendo cada vez más por sus propiedades curativas. (Imagen: Shutterstock)

Nutrición y beneficios del caldo de huesos

Este líquido nutritivo no solo ayuda a mantener las articulaciones saludables, sino que también apoya la función intestinal y mejora la hidratación general del cuerpo, apuntan desde el sitio web Muscle & Strength.

La gelatina, derivada del colágeno en el caldo, ayuda a proteger y curar el revestimiento del tracto gastrointestinal, lo que puede mejorar la absorción de nutrientes y la salud intestinal general. 

Los aminoácidos como la glicina y la arginina presentes en el caldo tienen propiedades antiinflamatorias y favorecen un sistema inmunológico saludable.

No es yogurt: el alimento lleno de probióticos, vitamina A y D que ayuda a bajar de peso

Estos son los jugos naturales más saludables: ayudan a reforzar el sistema inmunitario y son fuente de vitaminas

Caldo de huesos: ¿cómo ayuda a las articulaciones?

Específicamente para las articulaciones, el caldo de huesos puede ser un gran aliado. La presencia de colágeno ayuda a restaurar el cartílago que se desgasta con la edad, mientras que el calcio, el magnesio y otros minerales contribuyen a la salud ósea y general. 

Los estudios sugieren que los suplementos de colágeno pueden mejorar significativamente el dolor articular en atletas y personas mayores, lo que indica los beneficios potenciales del colágeno extraído de los huesos cocidos en caldo, de acuerdo al sitio Dr. Axe.

Específicamente para las articulaciones, el caldo de huesos puede ser un gran aliado. (Imagen: Shutterstock)

¿Cómo preparar el caldo de huesos?

Preparar caldo de huesos en casa es sencillo. Necesitas huesos de buena calidad, preferiblemente de animales alimentados con pasto, un poco de vinagre de manzana para ayudar a extraer los nutrientes de los huesos, y hierbas y vegetales para agregar sabor. 

Cocina a fuego lento durante 12 a 24 horas para obtener un caldo rico y lleno de nutrientes. Este proceso no solo es fácil, sino también económico y puede hacerse en grandes cantidades para ser conservado en el refrigerador o congelador.

Incluir el caldo de huesos en tu dieta puede ser tan fácil como beber una taza por la mañana para aliviar la rigidez articular o utilizarlo como base para sopas y guisos. 

Con su rica historia y sus poderosos beneficios para la salud, el caldo de huesos es más que una moda; es una parte fundamental de una dieta saludable y equilibrada.

Temas relacionados
Más noticias de alimentación saludable