Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tres paritarias más amenazan sobrepasar el tope oficial de 24%

Los reclamos están en línea con la pretensión de Moyano, que anticipó un pedido de aumento del 30%. Y superan las subas acordadas por la UOM, Comercio y bancarios

Pese a los esfuerzos oficiales por asegurar aumentos promedio del 24% en el primera etapa de la actual ronda de paritarias, la aspiración de la administración kirchnerista de trasladar esa referencia al resto de las negociaciones fue desafiada por el reclamo de Hugo Moyano de una suba de 30% para los camioneros y por planteos gremiales similares en otras tres actividades clave que ya iniciaron sus discusiones. En ese grupo se inscriben los pedidos de los sindicatos de gastronómicos, trabajadores de la industria de la alimentación y telefónicos, que exigen mejoras salariales de entre el 27% y el 35%, y esperan definir sus convenios en las próximas semanas.

La negociación más avanzada involucra al gremio gastronómico, que lidera el dirigente Luis Barrionuevo. Representantes sindicales y de las cámaras empresarias del sector mantuvieron ayer un nuevo encuentro en el Ministerio de Trabajo, pero no lograron acercar posiciones, por lo que la discusión pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves. Barrionuevo rechazó la semana pasada un ofrecimiento empresario de una suba de 25% en tres tramos (10% en junio, 9% en septiembre y el 6% restante en enero de 2013), e insistió con su reclamo original de un piso salarial de $ 4.200, lo que significa un incremento de entre el 27% y 28% para los cerca de 220.000 trabajadores de la actividad.

Otra de las paritarias que ya acumula varias semanas de negociaciones es la que abarca a los trabajadores de la industria de la alimentación, cuyo convenio está vencido desde el 30 de abril. El gremio, que reclama un sueldo básico inicial de $ 5.000, lo que representa una suba varios puntos por encima del 30%, realizará hoy una movilización en el centro porteño y amenaza con disponer nuevas medidas de fuerza la próxima semana cuando culmina el período de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo.

Las discusiones en ese sector fabril están trabadas tras el rechazo sindical de la última propuesta empresaria de un aumento escalonado del 22% (14% retroactivo a mayo, 4% en septiembre y el 4% restante en enero de 2013).

Por otra parte, referentes de Foetra, el gremio que agrupa a los trabajadores telefónicos, tiene previsto iniciar la próxima semana las negociaciones formales con los directivos de Telecom y Telefónica para definir el aumento salarial de la actividad. En conversaciones informales previas con los representantes empresarios, el titular de Foetra, Osvaldo Iadarola, anticipó el reclamo de un incremento del 31,5%, que incluye un adicional de 2% destinado a un fondo solidario de jubilados telefónicos.

La proporción de las subas que se discuten en esas tres paritarias superan ampliamente las mejoras promedio cerradas en los acuerdos de la UOM, bancarios y Comercio, pauta que ayer fue suscripta también por los cuatro gremios que representan a los trabajadores del Correo Argentino y por los sindicatos de mineros. En tanto el personal de edificios, nucleado en el Suterh, acordó un incremento del 18%.