Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Se complica la paritaria de Alimentación

Los trabajadores de la industria de la alimentación se declararon ayer en estado de alerta y movilización y amenazaron con disponer medidas de fuerza ante el estancamiento de las paritarias del sector, en las que reclaman elevar el salario básico a $ 4.000, una suba promedio de 33%. La decisión de avanzar en un plan de lucha fue tomada durante las deliberaciones del congreso de delegados de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FTIA), que conduce Luis Morán, tras el fracaso de las negociaciones que el gremio mantiene con la cámara que agrupa a las empresas del sector. Si bien las partes tienen previsto retomar las negociaciones salariales la próxima semana, el gremio anticipó la realización de una movilización nacional para el 4 de mayo con el propósito de exigir la definición de las paritarias.
Los trabajadores de la alimentación exigen un incremento promedio de 33% de manera de elevar el actual básico del sector de $ 3.000 a $ 4.000, en línea con posición uniforme acordada por todos los sindicatos del sector alimenticio nucleados en la Casia. También los gremios de gastronómicos, harineros y pasteleros iniciaron conversaciones con el mismo reclamo salarial, que ya fue acordado en el caso del convenio de los trabajadores panaderos.