RECLAMO PRESIDENCIAL EN EL ACTO CENTRAL POR EL D A DEL VETERANO Y LOS CA DOS

Que el Reino Unido no utilice Malvinas para ocultar el desastre económico

Cristina Fernández de Kirchner volvió a pedir el diálogo por la soberanía del archipiélago. Los ex combatientes no pudieron hablar y hoy tendrán su propio acto

No quedó claro si era una mera expresión de deseo. Desde el atril en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, donde se trasladó la conmemoración oficial del 31º aniversario de la guerra de las Islas Malvinas, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner opinó ayer que las cosas no van a poder mantenerse así por mucho tiempo en el conflicto con Inglaterra por la soberanía del archipiélago. Y reclamó: Que el Gobierno del Reino Unido, no estoy hablando de su pueblo, que no nos confundan, que no nos desvíen, que al Gobierno del Reino Unido no utilice Malvinas para ocultar el desastre económico y social.


Más allá de la nueva reafirmación del reclamo sobre las Islas, el discurso presidencial mantuvo un tono conciliador que contrastó con el faltazo de los ex combatientes chubutenses al acto, molestos por no tener espacio sobre el escenario, la Presidenta volvió a convocar a la unidad de los argentinos, al considerar que cada vez que hubo divisiones, el pueblo pagó muy caro esa desunión. Y remarcó que hay que superar las diferencias y coincidir, antes de sostener que no hace falta pensar todos igual. Hoy la Argentina no tiene enemigos. Sólo la pobreza y la desigualdad, completó.


A un año de anunciar que se le pediría a la Cruz Roja su ayuda para identificar a los 123 soldados que fueron enterrados como NN en el cementerio argentino de Darwin, Cristina Kirchner deslizó que hemos localizado a 100 familiares. Merecen tener una placa con nombre, dijo.


El otro único anuncio del evento tuvo la introducción: Mientras otros mandan buques de guerra nosotros enviaremos una nave científica al mar argentino, comparó Cristina Kirchner. Se trata del Proyecto Socio Productivo número 8, parte el programa Argentina Innova, para conocer los recursos de la zona.


El pedido que le hizo hace dos semanas al Papa Francisco para que oficie de mediador y el referéndum kelper que apoyó la presencia británica, quedaron fuera de las palabras presidenciales.


Unos 200 invitados llegaron a la ciudad balnearia de Chubut, entre el vicepresidente Amado Boudou, ministros, legisladores, gobernadores, embajadores, intendentes y ex combatientes.


Lo que era una amenaza en la previa se cumplió: enojados por no tener la oportunidad de leer un comunicado ante el micrófono, los veteranos chubutenses al final no participaron del acto.


Antes del mediodía, cuando la advertencia transitaba a convertirse en realidad, el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, el otro orador del acto, culpó a personal de ceremonial de la Presidencia, al tiempo que prometía que podrían hablar. Igual no fueron. Y hoy, por primera vez, los ex combatientes chubu tenses celebrarán su día 24 horas después.

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés