Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Puerto Iguazú, víctima de una moneda devaluada

El comercio fronterizo, altamente sensible a la variación del tipo de cambio, ya percibe que se viene un cambio de ciclo. La llegada de compradores está a punto de mutar en caravanas de argentinos que van a gastar dólares en Foz

La ciudad misionera de Puerto Iguazú, ubicada a unos 1600 kilómetros de Buenos Aires y a solo 30 kilómetros de la frontera con Brasil, vio de cerca el abismo en el que podría hundirse su actual prosperidad si el real brasileño mantiene un fuerte ritmo de devaluación.
El pasado fin de semana, luego de la suba que experimentó el valor del dólar en Brasil -que llegó el jueves al pico de 1,95 reales por unidad- fue distinto para los comercios de Puerto Iguazú. Ni los comercios de ropa ni los de venta de electrodomésticos se vieron abarrotados de brasileños como era habitual cada fin de semana. Tampoco hubo colas en las estaciones de servicio para cargar nafta, que hasta hace poco era mucho mas barata que la se expendía en Brasil por la diferencia cambiaria. En los principales supermercados de la ciudad como Libertad, California y Chango Más, no se registraban grandes colas de brasileños para comprar alimentos baratos y volver a su país. Y el Casino del Gran Hotel Iguazú no estuvo invadido de brasileños como ocurría hasta fines de julio.
En aquel entonces un turista brasileño que cambiaba su reales en una casa de cambio de Puerto Iguazú recibía entre 2,60 y 2,80 pesos por cada real que vendía. En cambio, el fin de semana pasado le pagaban entre 2 y 2,10 reales por cada peso. Por otra parte muchos comercios que tomaban los dólares de los brasileños a 4,50 pesos ahora solo los reciben a un valor cercano a los 4 pesos.
Las Cataratas del Iguazú, que del lado argentino recibían unos 3500 turistas en promedio por día, han visto caer la afluencia visitantes este fin de semana a unos 2500 diarios. Eso se debe a que más de un 30% de los turistas que la visitan son de origen brasileño. A esto hay que sumarle que se redujo la visita de turistas americanos y europeos por la crisis financiera de los últimos días.
Además, y por primera vez después de mucho tiempo, este fin de semana se evidenció una mayor afluencia de turistas argentinos a la ciudad brasileña de Foz do Iguazú, donde los precios medidos en dólares se han comenzado a abaratar para los argentinos luego de la devaluación de mas de un 20% que experimentó el real brasileño frente al dólar desde fines de julio hasta ahora.
A pesar de todo, la Dirección Nacional de Migraciones aseguró ayer que los movimientos de ingreso y egreso a la Argentina mantienen un incremento del 10% con respecto a septiembre de 2010, manteniendo una media diaria de 22 mil tránsitos en el Puente Internacional Tancredo Neves, que une a la Argentina con Brasil. No obstante, desde Migraciones subrayaron que se debe tener en cuenta que comenzó la temporada durante la cual la frontera registra un intenso tránsito internacional, y que sería necesario hacer una discriminación de esos tránsitos por nacionalidad para saber cuales corresponden a los ciudadanos brasileños y en base a ese número realizar la comparación de los ingresos y egresos.

Comentarios3
28/09/2011 06:50:56

Les aclaro ademàs que Libertad, Chyango Mas y Californi, son supermercados de Posadas, que está a más de 300 kilómetros de Iguazú. La verdad es que esta nota es una verguenza

28/09/2011 06:50:30

A quienes les interese el tema les cuento que los brasileños siguen llegando a Iguazú en la misma medida que antes, eso lo pueden comprobar llamando a Migraciones, los combustibles siguen siendo mucho más baratos y las colas siguen

28/09/2011 06:49:37

Llama la atención lo improvisado de esta nota, soy de Misiones y además periodista y les puedo asegurar que nada de lo que dice este artículo es verdad y que no se molestaron en averiguar nada ya que no citan ninguna fuente.