Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por ventas a China, fabricantes de calzado prevén triplicar exportaciones

La industria argentina de calzado apunta a crecer en el exterior de la mano del diseño y alta calidad, a precios competitivos. Así, espera ganar mercados asiáticos y competir con grandes productores europeos, que ofrecen calidad pero a un mayor valor, y otros gigantes, como China, que fabrican en cantidad pero a bajo precio.
Con ese fin, la Industria del Calzado (CIC) participa esta semana de rondas de negocios en China y Japón, como parte de una misión comercial argentina organizada por la Cancillería, encabezada por el subsecretario de Comercio Exterior, Ariel Schale, que incluye además a empresas de biotecnología, farmacia, alimentos y software. “China es la usina del crecimiento global y, por lo tanto, cómo consolidemos nuestro flujo comercial con ella va a definir la forma de inserción de la Argentina en el mundo en los próximos 50 años”, dijo Schale.
Y recordó que las exportaciones a ese país suman u$s 7.000 millones, dentro de un intercambio total por u$s 13.000 millones. El objetivo, destacó, es duplicar el intercambio en cuatro años con mayor valor agregado.
En cuanto a calzado, la misión ya está dando frutos. El año pasado, se fabricaron en el país 105 millones de pares, de los cuales apenas 2 millones se exportaron, a un valor promedio de u$s 45 el par, es decir, por un total en torno a u$s 90 millones. “Tuvimos una increíble repercusión en Japón y en Beijing (China), con acuerdos de ventas, y ahora vamos a Shangai. Son calzados de muy alta gama con precios FOB promedio de u$s 150 a más de u$s 200, pero más económicos que los ofrecidos por competidores europeos. Si todo concluye como esperamos, cerraríamos el año con exportaciones por tres millones de pares, a un valor promedio de u$s 100 el par, es decir, por unos u$s 300 millones”, aseguró a El Cronista desde Beijing Horacio Moschetto, secretario de la CIC. De concretarse esa proyección, la exportación local crecería un 50% en pares y se triplicaría en dinero. “En Japón, se cerraron acuerdos por u$s 500.000 de calzado de tango, hay un auge muy grande en ese país por los jóvenes diseñadores de calzado argentino de muy alta gama”, explicó Moschetto. En China, en cambio, la mayor parte de los acuerdos se firmaron por calzado de polo y equitación, con “valores promedio de más de u$s 200 FOB y zapatos de alta gama masculinos y femeninos con promedio de u$s 100 FOB”, precisó. Como parte de la misión comercial, viajaron cinco firmas de calzado: Ven a mí (de tango), El Resero (polo, equitación y montañismo), Talpini y Hurón Shoes (zapatos masculinos) y Greta Flora (femeninos).
A principios de año, se exportaron ya 10.000 pares de calzado deportivo de cuero a China, uno de los principales fabricantes de zapatillas del mundo. “Prevemos enviar en el resto del año a China de 20.000 a 30.000 pares más de alta gama y polo. Y acordamos la apertura de dos oficinas y showrooms en Beijing y Shangai, por un año, con un representante, donde se mostrarán los productos, con lo cual el potencial es mayor”, comentó.

Más valor

Este año, el Gobierno programó 7 misiones comerciales a China, mercado considerado de vital importancia. “Trajimos 60 empresas de alto valor agregado, ya que aún tenemos un patrón comercial primarizado; el 95% de lo que le vendemos es por el complejo sojero”, expuso Schale. Entre los rubros, figuran biotecnología, calzado, software, alimentos elaborados y contenido audiovisual.