Suscripción al Newsletter
Ingreso mal su mail!
Recibí las noticias más relevantes del día en tu correo electrónico.
  • Regístrate
  • Ingresá
  • Suscribite
  • Newsletter
Jueves 24.04.2014 | 23:57
edición impresa

Economía y política
Imprimir Enviar Votar
0

Los porteños no sólo enfrentan la creación de un nuevo impuesto inmobiliario más una tasa retributiva de servicios que sumados podrán llegar a ser un 300% de lo que actualmente pagan de ABL, sino que por el revalúo que impulsa la ciudad de Buenos Aires, muchos contribuyentes con propiedades en su territorio deberán empezar a pagar el impuesto sobre los Bienes Personales.
La nueva Valuación Fiscal Homogénea que se fijará a partir de la vigencia del nuevo Código Fiscal 2012 podrá superar hasta 20% el valor de mercado de los inmuebles.
El impuesto sobre los Bienes Personales tiene la característica de apoyarse en un valor de costo que se desactualiza con el paso del tiempo, pero contar también con un valor de comparación por el que la valuación no podrá ser inferior al de la base imponible vigente al 31 de diciembre de cada año fijado a los efectos de los impuestos inmobiliarios de las provincias y la ciudad de Buenos Aires, explicó Raúl Sanguinetti, del estudio Baker Tilly Cysas.
El impuesto sobre los Bienes Personales toma el valor de costo de la escritura, se va a amortizando la parte del inmueble y eso da un valor que es el valor neto de costo, pero eso hay que compararlo con las bases imponibles de los impuestos inmobiliarios y se toma el mayor, puntualizó.
Por otra parte, la tasa mínima de impuesto sobre los Bienes Personales es de 0,5% a partir de los $ 305.000, cifras que están vigentes desde 2007.
“Cuando cambie la valuación en la ciudad, mucha gente que estaba afuera del Impuesto sobre los Bienes Personales va a quedar gravada”, enfatizó Sanguinetti.
Además –añadió–, al no tener mínimo no imponible, cuando se pasan los $ 305.000, el contribuyente queda gravado por todo y no por el excedente.
Dado que los autos también están sobrevaluados en las tablas que publica la AFIP, mucha gente con pocos bienes va a empezar a pagar Bienes Personales, aseguró Sanguinetti.
El impuesto mínimo anual es de $ 1.500, y en el caso de tener propiedades más significativas –más de $ 5 millones– puede llegarse a la tasa máxima de 1,25%
Los bienes que pueden sumar para el impuesto sobre los Bienes Personales son préstamos, automóviles, propiedades en el resto del país o en el exterior. Excepto acciones, plazos fijos y cajas de ahorro, todo lo demás paga el tributo.
“Una propuesta sería que se fije un impuesto mínimo pero sin tocar la valuación y otra posibilidad sería aumentar la tasa sin modificar los valores de las propiedades”, opinó Sanguinetti.
El nuevo Código Fiscal 2012, que estudia en estos momentos la Legislatura porteña y que se votaría sin mayores dificultades para el oficialismo, establece un avalúo para cada inmueble porteño, y del mismo surgirá una Valuación Fiscal Homogénea (VFH), para cuyo cálculo se considera una proporción del valor en el mercado comercial.

comentarios
1
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Para comentar debe estar logueado. Ingrese a través de: O puedes ingresar con tu usuario del cronista.com

¿Olvidó su contraseña? Recordarme en este equipo
usuario
Josell Verdex
17.10.2011 09:10:00

Ni mamado, lo sigo esquivando....

usuario
Josell Verdex
17.10.2011 09:10:00

Ni mamado, lo sigo esquivando....