Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Otra vez Once: descarriló un tren del Sarmiento pero no hubo heridos

El incidente se produjo esta mañana cuando una formación se salió de las vías antes de ingresar al andén de la estación cabecera.

Una formación del ferrocarril Sarmiento descarriló esta mañana en la estación porteña de Once, sin que se registraran heridos entre los pasajeros. En nuevo incidente ocurrió a solo cinco semanas de cumplirse un año de la tragedia de Once, en la que 52 personas perdieron la vida y otras 800 resultaron heridas, los problemas en el ferrocarril Sarmiento siguen apareciendo.
 
El incidente se produjo a las 9.30 cuando la locomotora de un convoy que había partido de la ciudad de Mercedes se salió de las vías antes de ingresar al andén 7 de la estación cabecera.
 
Un vocero de la empresa concesionaria, UGO Mitre-Sarmiento, indicó a DyN que si bien los pasajeros sintieron “un movimiento brusco” al descarrilar la locomotora, “no hubo heridos ni golpeados” y el personal de la línea “evacuó a todas las personas sin inconvenientes, aunque debieron bajar a las vías y caminar sobre los durmientes hasta el andén”.
 
Asimismo, se destacó que el incidente “no afectó el servicio”.
 
En tanto, uno de los pasajeros indicó al canal Todo Noticias que el hecho ocurrió “en un cambio de vía: la locomotora siguió de largo y se rompió la vía”.
 
El usuario, que se identificó como ‘Gustavo‘, aseguró que la formación “no iba muy rápido. Había dos o tres guardas que nos ayudaron a descender y luego caminamos hacia el andén”.
 
Gustavo dijo que “muchos bajaron con miedo, pero el guarda tranquilizó a la gente. Bajamos bien, es una zona donde no hay electricidad. No había nada para asustarse”.