BOUDOU DIJO QUE BUSCAN FRENAR LA OPERACIÓN DE UN CENTENAR DE PERSONAS

Ofensiva para controlar 2% del mercado cambiario revive temores por el dólar

Desde hoy, la AFIP autorizará online la compra de divisas, que sólo se podrá hacer por ventanilla. El Gobierno dice ir contra coleros, que son una parte ínfima del sistema

Desde hoy, los controles con los que el Gobierno intenta frenar la fuga de dólares llegarán a los pequeños ahorristas, que deberán ser autorizados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) antes de comprar divisas y sólo podrán hacerlo por las ventanillas de bancos y casas de cambio. La intención oficial es frenar el mercado paralelo de dólares que, indicaron, representa el 2% del total de las operaciones.
A partir de las 10 de la mañana, la AFIP tendrá operativo un sistema online en el que se autorizarán, en tiempo real, las compras de dólares que los ahorristas y las empresas realicen en las entidades autorizadas.
El nuevo sistema fue informado el viernes a última hora por el ministro de Economía, Amado Boudou. Ese mismo día, la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, se reunieron con banqueros y les explicaron los cambios, en los que la entidad impositiva trabaja hace tiempo.
El sábado, los bancos privados adelantaron que, por el momento, sólo se podrán realizar operaciones por ventanilla y quedan suspendidas las transacciones por cajero automático, home banking y teléfono, hasta tanto se actualice el sistema.
Según las resolución 3210, que se publicará hoy en el Boletín Oficial (BO), sólo podrán comprar divisas quienes estén registrados en la AFIP y dispongan, por lo tanto, de Cuit o Cuil. El sistema contrastará en tiempo real si las declaraciones de ingresos del usuario son compatibles con la transacción y pedirá declarar el motivo de la compra, aunque esto es optativo (ver F&M Tapa).
Fuentes oficiales indicaron que se trata de una medida fiscal y no cambiaria. Quien tenga su historia fiscal en orden, no tendrá problemas para comprar dólares, indicaron.
El viernes, al anunciar la medida, Boudou cargó contra el mercado informal de dólares y prometió: Con esta medida, vamos a restringir la actividad de los coleros y prestanombres en el mercado cambiario. Y agregó: Detectamos más de un centenar de Cuit y Cuil cuyos ingresos no se condicen con los dólares que compraron.
Según estimaciones oficiales, el mercado informal de divisas representa apenas el 2% de todo el sistema. Operadores del mercado dicen que la demanda de ahorristas minoristas es constante, pero son las empresas las que presionan sobre la divisa.
En paralelo a la resolución, la AFIP, el Banco Central y la Unidad de Información Financiera (UIF) continuarán con los controles en la city porteña y otros enclaves financieros para detectar coleros.
Pero la medida tendrá un fuerte impacto visual. La AFIP desplegará 4.100 agentes en sucursales de bancos de todo el país y otros 300 en casas de cambio. Fuentes de ese organismo indicaron que los agentes estarán para despejar dudas y no con sentido fiscalizador.
La resolución de AFIP se suma a otras medidas con las que, desde la semana pasada, el Gobierno intenta controlar la sangría de divisas. El miércoles, el Ejecutivo dio por terminadas las preferencias con las que contaban empresas petroleras y mineras para no ingresar las divisas de sus exportaciones al país. Así, espera aumentar la oferta de divisas con entre u$s 3.000 millones y u$s 6.000 millones. Al día siguiente, el Ejecutivo obligó a las aseguradoras a repatriar inversiones en el extranjero por u$s 1.600 millones.
Ese día, el Central incrementó los controles para las operaciones de contado con liqui y estableció requisitos de generación y permanencia de divisas para empresas extranjeras que compran o vendan compañías locales.
Esas medidas deberían aumenta la oferta y reducir la actividad del Central, dijo Marina Dal Poggetto, economista del Estudio Bein. El Central, que mantiene el dólar a $ 4,27, se desprendió de reservas por u$s 4.500 millones a raíz de una fuga que alcanzaría a fin de año los u$s 22.000 millones. Si la demanda sigue, ahora se encaminará hacia canales formales, agregó la economista.

Noticias del día