Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja subió hasta u$s 380 en Chicago de la mano de China

Tras los feriados por el año nuevo chino, el gigante volvió a comprar fuerte e impulsó a la oleaginosa. Analistas calculan un recorte fuerte en la cosecha local

La soja subió hasta u$s 380 en Chicago de la mano de China

Tras las celebraciones de su año nuevo, China volvió con fuerza a los mercados de commodities agrícolas, lo que le dio impulso ayer a las cotizaciones de la soja, que lograron un ascenso de 3 dólares la tonelada o casi 0,9% y se ubicaron en u$s 380 para el contrato más activo, marzo ‘17.

Una fuerte alza de las cotizaciones de la soja en el mercado asiático tuvo efecto contagio desde temprano en las operaciones del nocturno en Chicago, y los datos semanales de exportaciones estadounidenses del poroto sin procesar, que llegó a 1,64 millones de toneladas, lo que estuvo muy por encima de lo que esperaba el mercado.

Los fondos especulativos habían reducido en los últimos tiempos sus posiciones compradas en soja en Chicago, y comenzaron a retomar algunos ante el inminente informe mensual de oferta y demanda mundial de cereales y oleaginosas que difundirá el Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) este jueves.

Se tratará del primer reporte para los commodities de la era Trump, y en el mercado consideran muy factible que haya ajustes hacia abajo tanto para la campaña sojera estadounidense, como para la argentina; así como una merma en los stock globales del poroto para el cierre del año agrícola.

Sobre Argentina, los analistas consideran factible que tras los problemas climáticos que afectaron, tanto por inundaciones como por sequía, en la última etapa de siembra, el USDA recorte la producción local esperada. El mes pasado, cuando el factor climático estaba presente pero se desconocían los daños potenciales, el organismo norteamericano mantuvo sin cambios su previsión para la soja argentina en 57 millones de toneladas.

Sin embargo, en el mercado creen que ahora puede bajar esa estimación a entre algo menos de 55 y 56 millones de toneladas.

Por lo pronto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires calculó que los daños climáticos llevaron a perder 400.000 hectáreas que iban a destinarse al cultivo de soja. Así la entidad dio el jueves pasado por finalizada la siembra de la oleaginosa, con una superficie de 19,2 millones de hectáreas, 4,47% menos que la del ciclo previo. Y calculó que la producción final rondará los 53,5 millones de toneladas , también casi 5% menos que el volumen cosechado en la temporada pasada.