Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Frigerio, Monzó, De Luca y Massot: los pilares de Cambiemos para el Congreso

El ministro, su vice y los diputados fueron las piezas fundamentales de los éxitos legislativos del oficialismo durante 2016. Este año, saben, será más complicado

Una de las características destacables del primer año de gestión de Mauricio Macri fue su cosecha legislativa. En minoría y muy lejos del quórum propio en ambas Cámaras, el gobierno de Cambiemos consiguió de todas formas que el Congreso sancionara leyes clave para el Ejecutivo y que acompañara sin grandes diferencias ni cambios decisiones de largo plazo, como las designaciones en la Corte Suprema de Justicia. Cada uno de esos logros se construyó a partir del trabajo silencioso del ministro del Interior, Rogelio Frigerio; su segundo, Sebastián García De Luca; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el jefe del bloque del PRO en esa casa, Nicolás Massot. Los cuatro pilares de la estrategia legislativa del Gobierno.

Con tareas repartidas y complementarias, los dos funcionarios del Ejecutivo y los dos legisladores nacionales fueron los encargados de llevar adelante las negociaciones más complejas que debió enfrentar el Gobierno en el Congreso. Frigerio y García De Luca más centrados en la relación con los gobernadores, y Monzó y Massot ocupándose del vínculo con los dos bloques opositores que hasta diciembre se mostraron dialoguistas con Cambiemos: el Frente Renovador y el bloque Justicialista.

Precisamente por este rol, el grupo muestra una característica que suele irritar al ala más dura del macrismo, tanto en el Ejecutivo como en el Congreso. Algunos funcionarios y legisladores les cuestionan al ministro, su vice y los dos diputados el diálogo fluido que mantienen con la oposición peronista. Las múltiples visitas que le han hecho a Sergio Massa para acordar leyes suelen ser objeto de esas críticas. "Van en peregrinación a Puerta de Hierro, que ahora queda en Tigre", se le escuchó rumiar a un radical de perfil alto. El gen antiperonista de muchos oficialistas influye en esos cuestionamientos.

Para contrarrestarlos, los cuatro pilares de la estrategia legislativa de Cambiemos sacan su lista de logros: con 86 diputados sobre 257 y 15 senadores sobre 72, el Gobierno logró la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, la autorización para tomar deuda para pagar a los fondos buitre, el blanqueo de capitales, la reforma del régimen de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, la Ley de Acceso a la Información Pública y varias reformas judiciales.

En el camino también hubo traspiés y quedaron en un limbo proyectos como la reforma electoral y la nueva ley de mercado de capitales; además de iniciativas que la oposición pudo imponer y Macri terminó vetando, como la Ley Antidespidos.

Este año, el cuarteto enfrentará las complejidades de tener el turno electoral a la vuelta de la esquina y sabe que conseguir leyes clave será cada vez más difícil.

Comentarios3
eduardo tironi
eduardo tironi 20/03/2017 12:42:57

creo q el q salvo las papas "pegando y recibiendo" fue Negri.

Carlos Castañon
Carlos Castañon 20/03/2017 09:12:56

Personajes muy sobrestimados. Se destacan no obstante en un gobierno de pigmeos.

Chris MB
Chris MB 20/03/2017 04:10:41

Lo que había disponible para rajar del gobierno a la mafia narco kirchnerista.