Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El consumo masivo cayó el año pasado por primera vez desde 2002

Con una baja de 2,6% en diciembre, la merma en el volumen de ventas fue de 1,4% en 2014 con una suba de precios de 39,3%. Casi todos los rubros, salvo bebidas, tuvieron descensos

El consumo masivo cayó el año pasado por primera vez desde 2002

El consumo en supermercados, hipermercados, locales de cercanía, comercios tradicionales y autoservicios cayó 1,4% en 2014, marcando así la primera baja en el sector desde 2002 cuando el país estaba inmerso en una grave crisis económica.


De acuerdo a los datos de la consultora CCR, en diciembre las ventas se redujeron 2,6% y registraron el segundo retroceso más significativo del año. Sólo en junio, la baja de 3,3% fue superior.


El canal tradicional que incluye a los autoservicios fue el que registró la baja de ventas más pronunciada el año pasado afectado por la ausencia del programa de Precios Cuidados y por la pérdida de clientes que empezaron a migrar hacia los locales de cercanía. Mientras que en este canal las ventas cayeron 1,9% en 2014 con retrocesos interanuales en los doce meses del año, en los supermercados, hipermercados y locales de cercanía la caída fue de 0,8%.


CCR realiza un relevamiento de 143 categorías que incluyen alimentos secos envasados, heladera, freezer, bebidas con y sin alcohol, golosinas, limpieza y cosmética y tocador.


"Ya desde fines de 2011 apreciamos una tendencia declinante de la demanda de éstos productos", aseguró el director de Trade Marketing de CCR, José Ignacio Amodei. "La importancia de la medición de éstos rubros radica en que son básicos para la alimentación, la limpieza y el cuidado personal. Su comportamiento es relativamente inelástico y retrocede, lo que explica luego las caídas mucho más marcadas en otros rubros" agregó.


Según la consultora, la baja en las ventas se dio en el marco de un aumento de precios promedios ponderados de 39,3%, en línea con la inflación de 38,5% registrada por consultoras privadas y lejos del 23,9% que registró el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). También el incremento de precios promedios ponderados que midió la consultora estuvo más de 10 puntos porcentuales por encima del alza de precios registrada por el Indec para los supermercados mediante el índice de Precios Implícitos que marcó una suba de 27% en 2014.


De acuerdo a la medición de CCR, en los supermercados todos los rubros importantes registraron caídas interanuales el año pasado, salvo los de bebidas con y sin alcohol que igualmente en los últimos meses del año pasado mostraron retrocesos. Así las ventas de alimentos secos envasados retrocedieron 0,7%, las de heladera 0,5%, las de freezer 6,8% y las de hogar y limpieza 2%. Por el contrario, pese a que en diciembre las bebidas sin alcohol mostraron una caída de 10,8%, en el año cerraron con una suba de 1,4%.


"Con la baja de las ventas de diciembre, se quebró una tendencia que en octubre y noviembre parecía insinuar una recuperación", advirtió Amodei.


En diciembre, el volumen de las ventas en los supermercados se retrajo 2,2% respecto al mismo mes de 2013 "pese a la gran cantidad de acciones promocionales que se llevaron a cabo, la notable cantidad de aperturas de bocas de tamaños pequeños y la presencia de Precios Cuidados", remarcó Amodei.


Las perspectivas para 2015 tampoco son alentadoras. De acuerdo al Centro de Investigación en Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, el Índice Temprano de Consumo (ITC) que realizan todos los meses registró una caída de 11,9% interanual en enero. El ITC estima variaciones en el consumo a precios constantes en el Área Metropolitana de Buenos Aires en base a variaciones en el flujo peatonal en centros comerciales. En términos intermensuales, y sin desestacionalizar, el indicador muestra una baja del 58,9%.