Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Defensa K del silencio de Cristina: "Si habla porque habla, si no habla porque no habla"

El diputado provincial por el Frente para la Victoria, Chino Navarro,  dijo hque "La Presidenta se tomó unas vacaciones".

Defensa K del silencio de Cristina:

El diputado provincial por el Frente para la Victoria, Fernando "Chino" Navarro aseguró hoy que la fuerza política a la que pertenece se caracterizó por la "tolerancia" a pesar de que la argentina es una sociedad donde existen muchas "dificultades" que impide a los adversarios "escucharse".

"Creo que el kirchnerismo en la discusión política ha sido tolerante porque ha tomado ideas y propuestas de sectores adversarios", consideró Navarro.

Para el legislador provincial, "el kirchnerismo es una fuerza peronista que se conformó en el marco de un frente electoral de acuerdos y consensos con sectores del radicalismo, el socialismo y otros tantos, siempre se ha manejado en un amplio carril político e ideológico y eso habla de una gran tolerancia".

En declaraciones a la radio La Red, Navarro estimo que en general "hay intolerancia en la Argentina, pero ponerlo en un solo lugar (el kirchnerismo) nos quita perspectiva".

El legislador puso como ejemplo las críticas de sectores de la oposición a la decisión de la presidenta Cristina Kirchner de no realizar declaraciones en la última parte del año, cuando se registraron cortes de energía en distintos puntos del país.

"La Presidente se tomo unas vacaciones, aunque sin embargo habla permanentemente con sus ministros. Cuando hablaba de todo se la cuestionaba porque hacia abuso de la cadena nacional, porque aburría, o porque hablaba sin saber. Si habla la critican porque habla y si no habla la critican porque no habla", señaló.

Estimó asimismo que también existe una cuota de intolerancia en el kirchnerismo "porque somos parte de esta sociedad, también tenemos errores y falencias por corregir dentro de una Argentina compleja".

Sin embargo resaltó el compromiso de quienes ocupan cargos administrativos estatales al señalar que "nos cuesta a la sociedad civil y a la clase dirigente asumir la responsabilidad, tenemos que asumirlo más allá de que la mayor responsabilidad es de quienes pertenecemos al sector público".

"Hoy más que nunca la Argentina requiere sensatez y respeto, disintiendo pero defendiendo a la mayoría y no para atacar a un adversario circunstancial, somos una sociedad que nos cuesta escucharnos, el gobierno tiene la mayor responsabilidad pero es un problema mucho más profundo y complejo", añadió.

Además, el legislador se esperanzó en que esta situación pueda ser modificada puntualizando que "así como en los ochenta se definió un perfil de Nación, hoy se está definiendo un perfil definitivo de Argentina".