Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Capitanich dijo que el Gobierno invirtió y culpó a las distribuidoras por los cortes de luz

Capitanich dijo que el Gobierno invirtió y culpó a las distribuidoras por los cortes de luz

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dejó clara cuál es la respuesta oficial a los cortes de luz que ayer, en medio de un nuevo récord de consumo, afectaron a por lo menos 15 barrios de la Capital Federal y zonas del conurbano: la responsabilidad central es de las empresas distribuidoras de energía y no del Gobierno, que en estos diez años amplió la oferta energética.

En su habitual conferencia de prensa de todas las mañanas en la Casa Rosada, Capitanich afirmó que el Gobierno impulsó permanentemente las inversiones energéticas en la última década y resaltó que, durante el 2013, el Estado Nacional hizo “inversiones significativas que significaron un incremento de 700 megavatios en la oferta y están en proceso de construcción otras obras por 3.250 megavatios”.

Y a renglón seguido reclamó que “la distribución tiene que invertir en media y baja tensión para evitar que la interrupción del servicio pueda afectar por mucho tiempo a un lugar determinado”.

“Hemos tenido el récord energético de 23.334 megavatios; eso implicó caídas de subestaciones que produjeron cortes y se ha afectado el suministro de energía en el país”, reconoció el jefe de Gabinete.

Más allá de su reclamo a que inviertan las distribuidoras –las empresas que llevan la energía hasta los hogares, como Edenor y Edesur, en Capital y el GBA-, Capitanich también reconoció que los problemas energéticos “a veces son consecuencia del crecimiento desmesurado de la demanda”.

“Hubo una tasa de crecimiento no exponencial pero de alto nivel porque la tarifa eléctrica es muy baja en términos relativos . Y mucho más en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires”, apuntó y señaló también que “el acceso al crédito les permitió a muchos argentinos acceder a bienes como, por ejemplo, aires acondicionados”. En ese contexto, llamó también a impulsar “un mejoramiento del uso racional de la energía”.

Sin embargo, en sus respuestas, Capitanich insistió reiteradamente en hablar de “una responsabilidad de las empresas privadas, que tiene que cumplir las pautas de los entes regulatorios” y en que las inversiones en “estaciones transformaciones y subestaciones transformadoras” dependen de cada empresa distribuidora.