KICILLOF VIAJÓ ANOCHE A REUNIRSE CON REPRESENTANTES DE LOS 19 PA SES

Argentina confía en cerrar un plan de pagos con Club de París sin el FMI

Según fuentes oficiales, las negociaciones están avanzadas y los lineamientos generales propuestos fueron bien recibidos. Estiman que el acuerdo llegaría en agosto o antes

El ministro de Economía, Axel Kicillof, viajó anoche a Francia a intentar ultimar un acuerdo para refinanciar la deuda con el Club de París. La propuesta argentina, que a priori fue bien recibida por el grupo de acreedores, contempla un pago en efectivo y cuotas, sin la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Hemos avanzado decididamente hacia un acuerdo, pero no hemos definido los plazos ni hemos avanzado más allá de los lineamientos presentados en enero", dijo Kicillof a la prensa, horas antes de embarcar a un vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia París. "Asisto a una reunión, no al cierre de las negociaciones", insistió, para bajar las expectativas sobre su viaje.

Kicillof viajó acompañado por el secretario de Finanzas, Pablo López. Allá se reunirá con técnicos de esa Secretaría y con los integrantes de la Unidad de Renegociación de Deuda, Hernán Lorenzino y Adrián Cosentino. Juntos se sentarán mañana a las 12 de París con el presidente del Club de París, Ramón Fernández, y representantes de los 19 países integrantes de esa Casa. Será el primer encuentro formal con los países. La reunión previa, en enero, fue sólo con la cúpula del Club. El ministro no descarta quedarse algunos días en la capital francesa, si las negociaciones lo requieren.

Según trascendió, Argentina propuso un desembolso en efectivo y un plan de pagos a cinco años, a partir de 2015. El pago inicial rondaría los u$s 1.000 millones, cifra que representa casi la mitad de lo que los acreedores exigían. Para el Club de París, la deuda asciende a u$s 10.000 millones, entre capital, intereses y punitorios. El Gobierno se estira hasta u$s 9.000 millones y resta conciliar la cifra final. Para el Ejecutivo, la forma de saldar las cuotas es indistinta: ofrece emitir bonos o cualquier otro instrumento que no cambie las condiciones.

El ministro confía en un rápido entendimiento con los países acreedores, aunque remarca que las negociaciones todavía no culminaron, confiaron fuentes del Palacio de Hacienda. Es que los representantes de los 19 países (sobre todo, los de los 16 acreedores) deberán trasladar la propuesta argentina hacia sus administraciones. Según negociaciones anteriores del grupo, el Gobierno supone que el acuerdo podría llegar en agosto, tras ocho meses de tratativas.

A pesar de esa mesura, Kicillof es optimista y espera que el arreglo llegue más temprano que tarde. Entiende que los lineamiento generales ya fueron aprobados y que la negociación seguirá por los carriles que el país planteó en enero, indicaron en Economía. Incluso, no se descarta un comunicado favorable del Club de París que funcione como preacuerdo y comience a liberar créditos blandos para inversiones de privados. Los antecedentes son buenos: el 14 de marzo, la secretaria del Club, Clotilde LAngevin, abrió la puerta al entendimiento: "Se discutió la propuesta en enero y febrero, se pidieron algunas aclaraciones y hemos invitado al gobierno argentino a venir a negociar a París", comunicó.

Esos lineamientos, insistieron, no implican la participación del FMI como auditor o garante, por lo que Argentina seguirá sin someterse a la revisión del artículo IV del organismo. Según la visión oficial, las negociaciones anteriores con el Club de París fueron precedidas por programas financieros y monitoreos con el Fondo, algo que no ocurre en esta ocasión. También remarcaron que existen algunos (pocos) antecedentes de negociaciones de otros países sin el FMI.

Para Kicillof, la no participación del Fondo torna más incierto el panorama, porque los países miembros del Club de París no tienen potestad para aceptar ni quitas ni refinanciaciones de deuda, ya que los Estados representan a acreedores variados, como agencias mixtas. De todos modos, las fuentes remarcaron que hasta el momento la recepción a un acuerdo sin el FMI fue favorable. Si bien trascendió que hay países, como Alemania o Japón, menos proclives a negociar sin el FMI, el hecho de que las decisiones se tomen por el consenso de los 19 integrantes del Club favorece la posición argentina.

Tags relacionados

Noticias del día