Crisis institucional

Renuncias K: una jugada de alto impacto que debilita la figura de Alberto Fernández

Con la presentación de renuncias de seis ministros K del Gabinete de Alberto Fernández, Cristina Kirchner marcó la cancha y al mismo tiempo debilita a la figura presidencial.

La jugada del kirchnerismo duro de poner a disposición la renuncia de ministros y forzar a Alberto Fernández a realizar un recambio de gabinete que se venía resistiendo aún después de la derrota electoral del domingo es una arriesgada movida política: Cristina Kirchner marcó la cancha y al mismo tiempo debilita a la figura presidencial.

Las renuncias "a disposición" de Eduardo "Wado" de Pedro, Luana Volnovich, Fernanda Raverta, Luis Salvarezza y Jorge Ferraresi ponen en un claro apriete a un Alberto Fernández que hasta ahora evitó un recambio ministerial y solo esperaba a diciembre para hacerlo.

Las cartas de renuncia llegan apenas unas horas de que Alicia Kirchner en santa cruz y Axel Kicillof en Buenos Aires avanzará con la misma estrategia. Además, se trata de funcionarios del riñón profundo de Cristina Kirchner los que pusieron a disposición sus dimisiones y es un claro mensaje de la vicepresidenta a acelerar el proceso de "los funcionarios que no funcionan".

En la Casa Rosada allegados a Alberto Fernández Fernández expresaron a El Cronista que "formal o informalmente" todos los ministros el domingo por la noche habían presentado al jefe de estado sus dimisiones. Esta es una forma de minimizar el impacto que generó en el núcleo duro del albertismo el mensaje de Cristina Kirchner.

La señal va dirigida al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el canciller Felipe Sola y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, entre otros, que el kirchnerismo nunca terminó de digerir.


Pero el mensaje cifrado de Cristina Kirchner es también un reclamo de fondo de un viraje pragmático del gobierno de Alberto Fernández hacia un extremismo de izquierda que se viene resistiendo el presidente. Es la contracara de la moderación, el diálogo y el regreso a las "fuentes del peronismo" como le plantearon a Alberto Fernández intendentes del conurbano y varios gobernadores del PJ en función del resultado electoral.

En el entorno de Cristina Kirchner un funcionario cercano a la Vicepresidenta dijo sin vueltas: "Se van los que no funcionan o nos vamos nosotros". Una fuerte afrenta.

Será ahora el propio Presidente quien tenga la última palabra. Cualquiera sea su reacción el daño a la alicaída imagen presidencial está hecho y aún faltan muchos días para los comicios generales de noviembre. 

Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    Hace 50 minutos

    Alberto se debilita solo, no precisa ayuda... MEDIOKRE.

    0
    0
    Responder
  • AG

    Arturo Gomeza

    Hace 2 horas

    Bueno. Alberto parece ser otro presidente candidato al helicóptero. Resultado de no cumplir su pacto preelectoral, se queda sin la base dura del K. Y no hay alternativa pseudo peronista a la opción K. Los argentinos de a pie, parecen creer que solamente Cristina puede. Hay que ver si el resto se une y pone un freno a la Maduración del proceso de liquidación republicana. Aunque me cuestiono si en los últimos 90 años alguna vez la hubo. Estamos fritos ?

    0
    0
    Responder
    • D

      denisyuktype .

      Hace 9 segundos

      seguiremos el proceso de retroceso iniciado en 1930, somos el único país del mundo cuyo nivel de vida es hoy más bajo que hace un siglo atrás y seguirá descendiendo hasta que veamos a Africa como la tierra prometida para paliar nuestra indigencia. Sociedad fallida.

      0
      0
      Responder
  • CA

    Claudia Analía

    Hace 2 horas

    La Ridíkula no ahorra estropicios por hacer... Un neurólogo por ahí!

    1
    0
    Responder
  • AG

    alejandro gubich

    Hace 11 horas

    Hace tiempo que las economías en distintas regiones de la periferia están siendo planificadas por el mercado internacional desde los centros de poder. Los sistemas democráticos son solo de papel, son circos de esperanza a los que asistimos de vez en cuando con la falsa idea de que la realidad cambie, en concreto son un instrumento de poder para evitar que se rompan los entramados sociales. Hace tiempo que en la periferia los gobiernos no gobiernan nada porque los Estados han perdido su Soberanía. Geroge Orwell se imaginó algo parecido cuando escribió 1984, hoy la realidad ha superado la ficción.

    1
    0
    Responder
  • GC

    Gerardo Cánepa

    Hace 16 horas

    Que divertido , Cuidado que renuncia Donda , tiembla la civilización occidental !!!! Payasos !!! Alberto tenes una oportunidad inmejorable de aceptarles la renuncia y poner a quien se te ocurra, igual te van a boicotear los k como siempre han hecho. Que podés perder ?

    0
    0
    Responder