Amcham Summit

Respaldo cerrado del círculo rojo a Martín Guzmán en la interna del Gobierno

El ministro es visto como la cara "racional" del Gobierno. Destacan que dé el debate interno.

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (Amcham) mostró su poderosa red de contactos en la abarrotada convención que organizó este martes en Puerto Madero. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, la presidenta de Pro, Patricia Bullrich y los embajadores de ambos países expusieron ante los gerentes y ejecutivos que se colmaron el hotel Alvear Icon.

Pero fue el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien capturó la atención, ahora que la interna del Gobierno se convirtió en "debate". Los empresarios coincidieron en apoyar la posición del ministro. Todos lo ven como la pata "racional" del Ejecutivo. Algunos, como el camino hacia la transición que esperan para 2023.

Martín Guzmán y otro golpe al kirchnerismo: "Necesitamos establecer un sentido común de lo que funciona"

Críticas al "tercer kirchnerismo" y defensa del rumbo: la respuesta coordinada del Gobierno a CFK por la economía

"Para potenciar la recuperación y hacerla sostenible, es necesario construir un sentido común en Argentina sobre qué cosas funcionan y qué cosas no funcionan", planteo Guzmán. E insistió: la construcción de ese sentido común, dijo, "forma parte de las acciones de Gobierno".

Facundo Gómez Minujín, CEO de JP Morgan en Argentina, moderó la charla y, luego de haber escuchado el planteo del ministro sobre el rumbo económico, preguntó sobre la interna del Frente de Todos: "Nos dijo cuál es su camino. No sabemos cuál es el otro. ¿Usted lo sabe". Guzmán contestó, otra vez, apelando al centro: "Hay cuestiones que no han funcionado ni de un lado ni del otro. Nosotros vamos a seguir avanzando en lo que ya planteamos".

"A Guzmán lo vemos como garantía de racionalidad", dijo ante El Cronista uno de los ejecutivos que impulsan la gestión del ministro. Lo acompañó el CEO de la energética AES Argentina, Martín Genesio. "La negociación con el FMI ha sido buena y tiene una agenda hacia adelante que es lógica". Genesio celebró la respuesta de Guzmán a las críticas que hizo el viernes pasado la vicepresidenta Cristina Fernández. "Es un debate que hay que dar. El discurso de Guzmán intenta ir hacia ese lugar que siempre planteamos, de reglas claras", sostuvo. "Hay que ver si puede", matizó.

Martín Guzmán expuso ante empresarios de Amcham.

Esa incógnita se repitió en otras voces consultadas, en off, por este medio. "A Guzmán lo vi pragmático, ordenado, aferrado sus números, más ortodoxo", describió un ejecutivo del sector financiero. Descartó, sin embargo, que el programa económico que defendió el ministro despierte algún interés en el mercado financiero. "No habrá ningún cambio de expectativas hasta 2023", vaticinó.

"Guzmán va en la dirección correcta, pero acá el gran factor de incógnita es el kirchnerismo", planteó otro de los asistentes, que trabaja como consultor para multinacionales basadas en Estados Unidos. "El 80% sabe qué hay que hacer acá y lo plantea con más o menos énfasis, pero las grandes inversiones seguirán en wait and see, salvo que tengan necesidad y los recursos estén acá, como ocurre con el litio", afirmó.

Oficialistas y opositores (kirchnerismo free)

Los ejecutivos escucharon la propuesta de consenso de Rodríguez Larreta (que excluye, en su visión, la izquierda, al kirchnerismo y a "los extremos") y aplaudieron a Bullrich, que jugó de local y llegó acompañada por Federico Pinedo, Fernando Iglesias, Silvina Giudici y Gerardo Millman. "Rodríguez Larreta tuvo un discurso bastante parecido al de Guzmán y valoró el consenso", dijo Genesio.

Amcham potenció su voz crítica hacia el Gobierno durante la pandemia. Se opuso con vehemencia a a la política de Precios Máximos que prohibió efectuar aumentos a los supermercados en 2020. También, a la ley de Etiquetado y a la suba del impuesto a las Ganancias a las grandes empresas. Ponderó el acuerdo con el FMI, pero reclamó al Ejecutivo acompañarlo con reformas estructurales. Ante ese auditorio, Bullrich no ahorró definiciones: "Hoy el peso no existe en un sentido de lo que significa una moneda. La dolarización es un proceso irreversible que se genera en una sociedad que necesita avanzar sobre su productividad y su competitividad y marcar un sendero", dijo.

Luego disertaban Massa y el diputado liberal José Luis Espert. Al igual que sucedió en la convención del Llao Llao, ni en los paneles ni en los pasillos hubo lugar para referentes alineados con la vicepresidenta.

La inflación, por supuesto, cruzó los paneles y los pasillos del Amcham Summit. El ministro defendió su enfoque multicausal y el cumplimiento de las metas fiscal, monetaria y de acumulación de reservas acordadas con el FMI. Los empresarios se quejaron porque "es imposible que haya sustentabilidad con una inflación del 50%; siempre vas detrás de los costos".

"La Argentina se está recuperando, falta generar el proceso de normalización. Hay que consolidar el sendero", cerró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. El funcionario tuvo que responder ante las restricciones para importar: "Quiero llevar tranquilidad, no va faltar ningún insumo necesario para producir", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios