PANORAMA POLÍTICO

¿Quién banca a Sergio Berni y por qué? Cruces, apoyos y la jugada de Elisa Carrió

El ministro de Seguridad bonaerense lleva dos años ratificado en su cargo pese a la represión en Gimnasia-Boca, la pueblada a Olivos y la muerte de Facundo Astudillo Castro entre otros episodios. El juego discursivo de halcones y moderados y sus consecuencias.

El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, lleva por lo menos dos años (y un poco más) reiteradamente ratificado en su cargo. Superó la represión en el partido Gimnasia-Boca; la pueblada de la Bonaerense a la quinta de Olivos; la desaparición y muerte de Facundo Astudillo Castro; las peleas con funcionarios nacionales con los que llegó a cruzarse a los puños en el rescate de una nena y hasta a los insultos que dedicó nada menos que contra el Presidente de la Nación y sus ministros del área. Después de una semana llena de rumores sigue en pie. ¿Quién y por qué lo bancan?

Otra vez las señales de Cristina Kirchner y de su hijo Máximo Kirchner son confusas. Primero el hijo, en una reunión como presidente del PJ y en un discurso público apuntó por primera vez a la necesidad de ocuparse de la seguridad sin excusas. Después ella, en el mismo Estadio Único donde los hinchas fueron gaseados y golpeados, tocó un tema que siempre esquivó, al menos en los discursos. La Vicepresidenta toma la temperatura de Buenos Aires a través de decenas de encuentros y llamados a sus dirigentes, intendentes incluidos.

Con estética trumpista, Patricia Bullrich anunció su precandidato a gobernador bonaerense - El Cronista

Los pedidos al Presidente y a Cristina de los últimos "barones del Conurbano" - El Cronista

Con el pedido de saldar una deuda de la democracia, Cristina Kirchner buscó además quedarse con una bandera opositora que tiene en Patricia Bullrich una de las figuras más amigas de las fuerzas de Seguridad aún tres años después de haber dejado el cargo de ministra del área. Hay hasta sospechas de que mantiene cierta influencia.

¿Fue un tirón de orejas a Berni? Pudo y no pudo ser. El ministro bonaerense y ex secretario de Seguridad de la Nación recompuso con Cristina Kirchner después del atentado del 1 de septiembre. La distancia se volvió a acortar en una charla sobre la seguridad de la Vicepresidenta y la actuación de la banda de los Copitos. También estuvo en la charla el gobernador Axel Kicillof, en los papeles el jefe político del ministro.


EL PEDIDO DE LOS INTENDENTES

En cambio, entre los intendentes de Buenos Aires hay visiones distintas. La mayoría nunca lo quiso. También ya tienen asumido el estilo del gobernador con quien les costaba convivir. Uno de los históricos le dijo a El Cronista. "Nosotros le transmitimos al gobernador que no cambiamos ni pedimos ministros. Pero si le pedimos las policías locales porque queremos que los pibes lleguen a la escuela y vuelvan a sus casas", repite casi las palabras que usó CFK en su discurso sobre la inseguridad cotidiana.

No cambiamos ni pedimos ministros. Pero si le pedimos las policías locales porque queremos que los pibes lleguen a la escuela y vuelvan a sus casas

Sin embargo, en el entorno más íntimo del kirchnerismo, entre quienes más predicamento tienen en La Cámpora, hay malestar hace mucho tiempo. "Se tendría que haber ido dos años atrás" lamenta alguien que en privado dijo lo que piensa, que Sergio Berni "trabaja para el enemigo". Y no lo dice porque crea que su gestión beneficia a Juntos por el Cambio sino por ponerse del lado de Bullrich, entre una larga lista de temas, en cómo accionar en los conflictos del sur con los mapuches.

La buena sintonía entre Berni, Diego Santilli y Patricia Bullrich es pública. Todos lo han dicho en reiteradas oportunidades. Pero esta semana, en la previa a su lanzamiento como precandidato a gobernador, el senador provincial Joaquín de la Torre lo blanqueó. El hombre que encabeza el ala más dura de la oposición, que llevó al hijo de Bolsonaro a recorrer el Conurbano, elogia la gestión del ministro bonaerense. Si no estuviera Berni habría más delitos y menos vigilancia sobre la Bonaerense, lo bancan desde Juntos por el Cambio. Hasta lo exculpan de la represión en La Plata. "Le hicieron una cama", repiten en voz baja con la intención de esquivar críticas internas.

Sergio Berni es el ministro adecuado para este momento. Audaz, intrépido, valiente. Con Berni podemos trabajar juntos

De la Torre lo admitió en una entrevista. "Sergio Berni es el ministro adecuado para este momento", indicó y lo calificó como "audaz, intrépido, valiente". Le elogió el sentido común y agregó que "con Berni podemos trabajar juntos".

La frase volvió a dejar en off side a una parte de la oposición que no quiere a los Berni, como no quiere tampoco a los Javier Milei. Socios minoritarios, los dirigentes de la Coalición Cívica se mantienen como la reserva "moral" del espacio. Lo demostraron Elisa Carrió y Mónica Frade con apenas unos tuits. Como a Cristina Kirchner, a Lilita le alcanza con aparecer de vez en cuando para agitar el avispero.

La líder de la CC le dio retuit a un fuerte mensaje de la diputada nacional que se le plantó a De la Torre. "Queremos ganar el gobierno en el 2023. Si el precio que hay que pagar es sumar chorros K y cómplices de asesinatos volveremos a fracasar y nunca terminarán de morir políticamente", salió al cruce en referencia a la actuación de Berni en la noche de la aparición del cuerpo del fiscal Alberto Nisman y a la denuncia que por enriquecimiento ilícito presentó la Coalición Cívica esta misma semana.

El funcionario fue hasta el departamento de Puerto Madero, explicó, de la misma manera que iba al lugar de todos los hechos de alto impacto. La oposición cree que fue a controlar o para intervenir en la escena. Frade exigió no mirar a Berni "con semejante peligrosa displicencia".


LA CELEBRACIÓN DE CARRIÓ por quirós

En cambio, Carrió filmó un video para celebrar el anuncio más fuerte de la semana de Horacio Rodríguez Larreta. Dijo: "Estoy feliz, le vine a agradecer a Dios de que Fernán Quirós sea candidato a jefe de gobierno de la Ciudad. Un decente es una luz de esperanza". 

¿A quién cubrió "Lilita" con un manto de sospecha? ¿A Jorge Macri, a Martín Lousteau o Soledad Acuña? Una vez más Lilita apuntó con brutal acidez y ofreció su apoyo "incondicional". En otro mensaje agregó que Quirós es "buena persona, íntegro, transparente, republicano y humanista".

Quirós fue, en pandemia, quien más resistió la grieta política. No lograron ni los más avezados periodistas sacarle una declaración en contra de las vacunas compradas por el gobierno nacional. Su precandidatura se erigió en gran medida sobre los centros de testeos gratuitos en toda la ciudad, las camas en hospitales, sanatorios y hoteles y los vacunatorios. Casi que lo hizo candidato el Presidente Alberto Fernández

Quirós cumplió con los acuerdos de consenso tanto con el ministro Ginés González García como luego con Carla Vizzotti y con su entonces par bonaerense, el kirchnerista Daniel Gollán. Su voz sonó siempre medida y conciliadora, una virtud no compartida por muchos en Juntos por el Cambio. 

Para Rodríguez Larreta representa su parte dialoguista como la ministra de Educación Soledad Acuña es su halcón frente a docentes en conflicto y tomas de colegios. Ambos están en carrera, pero fue evidente esta semana la preferencia del jefe de Gobierno que no estuvo con Acuña en el cuestionado acto de lanzamiento del viernes al que fueron 'invitados' docentes, contratados y directivos de las escuelas.

A Acuña, que pronto volverá a ser mamá, la acompañaron la diputada nacional Silvia Lospennato y la senadora radical Carolina Losada. Los gremios docentes la volvieron a denunciar.

Un dato: la santafesina Losada reemplazó a Lousteau como vicepresidenta de la Cámara alta y ahora le levanta la mano triunfadora a la ministra de Educación, adversaria del líder de Evolución Radical. El encono se mantiene entre ellos desde la interna de Santa Fe.

Carolina Losada, Soledad Acuña y Silvia Lospennato en el acto de Juntos por la Educación

Todavía falta mucho para las definiciones. Hay además permanentes encuestas para medir la opinión de los porteños sobre la gestión tanto de salud como de educación. Hasta hay tiempo para acordar fórmulas cruzadas y negociaciones que incluyan la candidatura nacional que Rodríguez Larreta que hoy disputa internamente con Mauricio Macri y Patria Bullrich.

Un dato más para lo que viene: el martes Cristina Kirchner tiene la oportunidad de hablar por última vez frente al tribunal que, sospechan en Casa Rosada, la condenará.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.