Encuentro de líderes

Falta de diálogo, de rumbo y problemas de liderazgo en el Frente de Todos: el escenario político bajo la mirada de especialistas

En un encuentro organizado por El Cronista, Lucas Romero, politólogo y director de Synopsis; Gala Díaz Langou, directora Ejecutiva de Cippec, y Julián De Diego, académico y doctor en Ciencias Jurídicas analizaron la Coyuntura político-laboral.

El rol de la CGT y de la vicepresidenta Cristina Kirchner, las principales preocupaciones de los empresarios y los problemas de conducción dentro del Frente de Todos fueron algunos de los temas que abordaron Lucas Romero, politólogo y director de Synopsis; Gala Díaz Langou, directora Ejecutiva de Cippec, y Julián De Diego, académico y doctor en Ciencias Jurídicas esta mañana, del Encuentro de los Líderes organizado por El Cronista. "Los riesgos en el proceso político hoy siguen estando dentro del oficialismo", planteó Romero, en marco del panel Coyuntura político-laboral.

En un mano a mano con la editora de la sección Política, Elizabeth Peger, Romero fue el primero en dar su visión sobre la dinámica del Gobierno y planteó que, más allá de la derrota del oficialismo en las últimas elecciones, que dejaron sin mayoría propia al oficialismo en el Senado, "los riesgos en el proceso político hoy siguen estando dentro del oficialismo".

Para el politólogo, estos riesgos responden a los problemas de conducción, falta de centralidad en el proceso de toma de decisiones, lentitud para tomar decisiones, además de la falta de definición de rumbo por parte de la coalición gobernante.

A su turno, Díaz Langou cuestionó que no existan "reglas claras" sobre cómo funcionan las coaliciones, más allá del Frente de Todos, por lo que consideró que "estamos yendo a los ponchazos". En este sentido, planteó que esta situación impide tener una mayor estabilidad macroeconómica o la reducción de la "volatilidad".

Falta de diálogo

La directora Ejecutiva de Cippec también hizo alusión a la falta de diálogos y de acuerdos respecto a las políticas de Estado para señalar: "No me queda claro a dónde todos los liderazgos les gustaría ir si no tuvieran restricciones".

A propósito de la falta de diálogos en el ámbito político y la falta de reglas, De Diego consideró que el "escenario es de incertidumbre", aunque destacó una particularidad dentro del mundo del trabajo que "le está dando un tinte distinto para los próximos dos años".

En este sentido, se refirió al "esfuerzo" que ha hecho la CGT en medio de la incertidumbre y es que ha dado "alguna previsibilidad mayor" que en otros terrenos a partir de la incorporación, en su seno, "a todas las fuerzas laborales y algunas de las fuerzas sociales más representativas para evitar el conflicto entre ellas".

  "Estamos yendo a los ponchazos", planteó Gala Díaz Langou.

Asimismo, el académico destacó el rol del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, que se ha convertido en un "árbitro razonable del conflicto laboral y social que existe". Esta situación, para De Diego, le da "una cuota de tranquilidad muy importante" al presidente Alberto Fernández.

Romero coincidió con De Diego al decir que "la Argentina del empleo formal está funcionando relativamente bien". Y señaló que los problemas del país devienen del empleo informal. Sobre este punto, graficó que en los últimos años la conflictividad social se trasladó de la puerta del Ministerio de Trabajo a la del Ministerio de Desarrollo Social.

"El gran desafío de la Argentina es crear empleo formal", destacó Romero, al remarcar que hace 10 años permanece estancado.

El rol de CFK

Al ser consultada sobre el rol de la vicepresidenta Cristina Kirchner, Díaz Langou afirmó que "es una de las personas que lidera la coalición de gobierno políticamente, más allá de su rol institucional".

Dicho esto, la directora Ejecutiva del Cippec se preguntó qué camino tomará la vicepresidenta en los próximos dos años y si acompañará al actual Gobierno en las decisiones que deberá tomar el próximo año o si tomará distancia de cara al 2023. "Hoy están los escenarios abiertos", remarcó.

Pesimismo

Lucas Romero se refirió al clima social actual y aseguró que persiste "ese nivel alto de pesimismo" previo a las elecciones de medio término. En tanto, destacó que el dato "más difícil de explicar desde el punto de vista de la opinión pública" es que "la gente sigue sin tener elementos del cual agarrarse para poder tener expectativas positivas, optimistas sobre el futuro". 

Y admitió que "razones no faltan" para ser pesimistas, e hizo alusión a la inflación, que sigue siendo el principal elemento de preocupación que crece "aún más" entre los votantes del Frente de Todos.

Según Romero, la inflación preocupa más entre los votantes del oficialismo.

"Para el Gobierno, el proceso inflacionario se ha transformado en un factor de mucho riesgo político", sintetizó Romero.

"Todavía hay muchísima confianza al sistema democrático", se encargó de aclarar la referente del Cippec, aunque se encargó de dejar en claro que eso no implica que haya confianza en quienes ocupan hoy los puestos de relevancia en el sistema democrático. 

Sobre este punto, Díaz Langou hizo alusión a la campaña y remarcó que los pocos temas que surgieron "eran temas corridos de la preocupaciones" y destaco que "nadie hablaba de crecimiento económico" cuando hace 10 años que la Argentina registra el mismo PBI per cápita.

Preocupaciones

Al ser consultado sobre la reforma laboral, uno de los temas que surgió en el marco de la campaña, De Diego remarcó que entre las principales preocupaciones del sector empresario se encuentra "la vuelta a la normalidad" tras las restricciones implementadas en el marco de la pandemia. Es que, según destacó el académico, están generando "una conmoción importante en las organizaciones, que ya empezaron a modificar sus estructuras".

De acuerdo al doctor en Ciencias Jurídicas, una segunda preocupación es "salir" de la doble indemnización por despidos y de la prohibición de suspensiones y despidos, así como también del cepo. Y recalcó que más allá de estas preocupaciones, a las que puso en un primer plano, se encuentra que "cualquier resorte que se maneje dentro del conflicto se resuelva a través de la negociación colectiva, no a través del Parlamento".

Los más postergados

Hacia el final del panel, De Diego opinó que las respuestas a las demandas de los sectores más postergados "no tiene que ver solo con mantener los planes sociales o actualizarlos, sino que haya puentes que los permitan acceder a un plano educativo de transición que tenga un contexto de salida laboral". Y recalcó que uno de los principales problemas que se registran actualmente es la "analfabetización informática".

"El costo laboral argentino es el más alto de Latinoamérica", afirmó De Diego.

La segunda propuesta que hizo De Diego fue "favorecer sin contradicciones" a las actividades que están en crecimiento. Por último, el académico recalcó que se debe favorecer el empleo regular y destacó que "el costo laboral argentino es el más alto de Latinoamérica".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios