ENCUESTA

Los datos que indican que al Gobierno le podría ir aún peor en noviembre: ¿qué dicen los analistas?

Lucas Romero, de la consultora Synopsis, analiza el contexto electoral con malas noticias para el oficialismo: la batería de medidas anunciadas por el Gobierno no ha logrado mejorar el humor social y la inflación es la causa principal del malestar.

Luego de los desfavorables números observados por el Frente de Todos en las PASO de mediados de septiembre, el Gobierno apuntó todo su arsenal a revertir el resultado de las urnas con una amplia batería de medidas de todo tipo: desde la ampliación del sistema previsional y de planes sociales hasta nuevos programas productivos, el aumento del salario mínimo y del mínimo no imponible al Impuesto a las Ganancias o las amplias flexibilizaciones sanitarias, entre otras cuestiones, Alberto Fernández y su Gabinete renovado apuntan a ser competitivos en los próximos comicios del 14 de noviembre.

El Gobierno no logra mover la aguja y los analistas vaticinan que en noviembre se repetirán los resultados de las PASO

Sin embargo, los esfuerzos del Gobierno para simpatizar con amplios sectores de la sociedad parecen no rendir fruto ya que una inflación del 3,5% para el mes de septiembre, además de una serie de polémicas como la crisis interna sufrida en el oficialismo tras la derrota, parecen marcar el ritmo del humor social más que cualquier otra medida sectorial.  

Así lo indica Lucas Romero, director de la consultora Synopsis, al observar sus últimas mediciones: "Estamos registrando indicadores que hablan que el escenario podría ser incluso más adverso para el Gobierno", reveló el licenciado en Ciencias Políticas.

Tal como indicó Romero a FM Concepto, no se observa "evidencia que indique que el resultado pueda revertirse" y el horizonte parece ser incluso más negativo que en septiembre para el Frente de Todos: según el último análisis de Synopsis, realizado entre el 7 y el 10 de octubre a nivel nacional, si las elecciones legislativas generales fueran hoy un 29,6% votaría al Frente de Todos mientras que un 44% abogaría por Juntos por el Cambio.

Luego, el 6,3% votaría por algún espacio de derecha, el 4,9% a alguna fuerza de izquierda, el 3,6% a espacios provinciales y el 2,5% al peronismo no oficialista o no kirchnerista. Finalmente, un 3,1% votaría a "otros" y un 6% se mostró indeciso.

Estos números revelan, entonces, que un 64,4% de los encuestados votaría a partidos opositores al Gobierno en las elecciones de noviembre. La particularidad de esta información es que un 35% del total que al día de hoy elegiría a la oposición votó al Frente de Todos en las PASO, lo que indica un panorama aún más desfavorable para el oficialismo en los próximos comicios a raíz de una pérdida de electores.

Una nueva encuesta revela cuántos podrían cambiar su voto en noviembre

Este panorama se ve alimentado por una valoración ampliamente negativa del Gobierno y de la imagen del presidente Alberto Fernández: un 66,5% de los 1947 encuestados considera que el desempeño de la gestión es malo (6,9%) o muy malo (59,6%) mientras que un 25,7% tiene una lectura positiva, con un 11,1% indicando que el Gobierno es muy bueno y un 14,6% bueno. Finalmente, un 7,8% de los consultados manifestó que el desempeño es regular.

Por otro lado, en cuanto a la imagen del presidente en sí, para octubre un 67,6% de los encuestados indicaron una imagen negativa, un 25,7% positiva y un 6,7% neutra (no se consigna el porcentaje de respuestas "no sabe, no contesta").

La visión negativa sobre la imagen de Alberto Fernández resulta la segunda peor en toda su gestión según Synopsis ya que el 67,6% de este mes solo fue superado por el 70,7% que marcó el primer mandatario en agosto de este año.

En contraste, la visión negativa más baja sobre Fernández se evidenció a mediados de marzo del 2020, al inicio de la pandemia en el país: en ese entonces, solo un 19,8% de los encuestados desaprobaba la gestión del presidente mientras que un 59,1% la aprobaba, también su mejor desempeño en este sentido.

Frente a esto, Romero indicó que la falta de credibilidad se posa como que uno de los factores que explica estos resultados adversos al Gobierno en todo sentido: "El Gobierno prometió e incumplió mucho", apuntó. 

"La falta de credibilidad te limita a la hora de provocar cambios en la opinión pública solo con anuncios porque los anuncios tienen que verificarse en la realidad", agregó el titular de Synopsis, quién luego indicó que "del anuncio al hecho hay un buen trecho y se podría estar neutralizando el impacto que el Gobierno podría lograr con los anuncios" ya que la sociedad no percibe mejoras.

Encuesta: la confianza en Alberto, por debajo de los peores números de Macri

Un 35% del total que al día de hoy elegiría a la oposición votó al Frente de Todos en las PASO

El informe de Synopsis parece confirmar entonces que las medidas tomadas por el presidente luego de los resultados adversos al Frente de Todos en las PASO no hicieron mella sobre la principal preocupación de los argentinos: el aumento de los precios a raíz de la inflación, el elemento que un 43,7% de los encuestados marcó como el mayor problema que afecta al país.

 Así lo explicó Romero: "Tenemos un septiembre con una inflación que empezó a acelerarse nuevamente y un octubre con la misma tendencia alcista -recalcó- y la verdad es que hay un efecto ilusorio que hace que la gente sufra más por lo que aumentan las cosas en el supermercado que lo que mejora el ingreso en la cuenta sueldo"  

En esta línea, el analista reveló también que el registro realizado por Synopsis en octubre indica el nivel más alto de menciones de la inflación como principal problema que afecta al país de toda la gestión Alberto Fernández: un 43,5% seguido por un 32,4% de preocupación por la corrupción, luego un 11,4% de desempleo y bastante por detrás la inseguridad con un 3,9%.

Finalmente, Romero destacó un aspecto muy particular de esta medición: la inquietud por la inflación es mayor entre los simpatizantes del Frente de Todos ya que el universo de votantes de Alberto Fernández que lo llevó a la victoria en las elecciones presidenciales del 2019 marcó una preocupación por la suba de precios del 54,4%.

Por otro lado, al achicar el universo a los votantes del Frente de Todos en las últimas PASO -el núcleo duro- la angustia por el proceso inflacionario aumenta a un 60%.

Entre la magia y la poesía para contener la inflación

A FUTURO: PESIMISMO DE AMBAS PARTES 

En cuanto a las expectativas a futuro de parte de la sociedad hacia el Gobierno, se observa un panorama principalmente negativo: un 64,3% de los encuestados considera que la situación económica del país dentro de un año será peor que la actual, solo un 24,4% piensa que mejorará, un 7,6% indicó que estará igual mientras que un 3,7% no sabe.

El alto índice de negatividad, tal como indica Romero, es alimentado principalmente por el votante opositor que "no está conforme con el rumbo del Gobierno". Sin embargo, al tratarse de una elección de medio término en la que el oficialismo se enfrenta a un difícil panorama para remontar sus números a septiembre, se da un fenómeno particular: existe un doble impacto negativo.

Así lo explica el analista: "La derrota electoral del oficialismo no está impactando sobre el nivel de expectativa y eso tiene que ver con que esto es una elección legislativa, no hay un cambio de gobierno", comienza.

Este contexto lleva entonces a esta doble negatividad en la que "el votante oficialista que efectivamente se encuentra con una derrota del Gobierno tiende a sentirse más pesimista" mientras que, ante la misma posible derrota del Frente de Todos, "el votante opositor no modifica su pesimismo porque sabe que el Gobierno va a seguir en el poder dos años más y descree que efectivamente el resultado pueda producir algún cambio". Así, se da este resultado tan alto en el índice de negatividad en cuanto a las expectativas a futuro.

Finalmente, el estudio indica malos resultado para las expectativas en cuanto al futuro personal, aunque no se condicen del todo con las expectativas generales de Gobierno: el 48,7% de los encuestados considera que su situación personal va a empeorar de acá a un año mientras que un 19% espera que mejore, un 22,4% indicó que estarán igual y casi un 10% -9,9%- dijo que no sabe, manifestando una fuerte incertidumbre.


Tags relacionados

Comentarios

  • JL

    Jorge Lieby

    26/10/21

    Mientras tanto, la Sra. KK esta tramitando su gran JUBILACIÓN Y SER SOBRESEÍDA EN TODO LO QUE NOS ROBO. QUE GRAN TRISTEZA PROVOCA ARGENTINA......

    0
    0
    Responder
  • SN

    santy noguer

    24/10/21

    Y dale con las empresas ,te gusta el modelo Venezuela andate a vivir allá,el 14se les acaba el afanó

    5
    0
    Responder
  • FG

    fernando garcia

    23/10/21

    se viene el helicoptero

    4
    0
    Responder
  • EEGG

    eduardo errnesto garay garay

    23/10/21

    Hay que confiscar a las grandes empresas que aumentan los precios para desprestigiar al gobierno.

    2
    9
    Responder
    • GA

      guillermo acosta

      25/10/21

      exacto! primero las de papel higiènico! serìa demostrativo que queremos ser venezuela...los voy a mirar desde el uruguay! ..pobre mi paìs...

      1
      0
      Responder
    • JF

      Juan Federico

      24/10/21

      imagino que es sarcasmo... porque creer eso es la máxima prepotencia de la inmoralidad política (vale mas la imagen que la realidad... el prestigio que el robo a los ciudadanos)

      3
      0
      Responder