Recesión

La caída de consumo no encuentra piso y es más fuerte en las provincias: qué se recorta

Los salarios no dan señal de recuperación y tampoco las ventas. La caída de marzo que detalló el Indec se agravó en abril según los datos privados. Fuertes bajas en las provincias del interior del país y el sur del conurbano

En esta noticia

 El consumo en supermercados cayó 9,3% en marzo según los datos oficiales y acumula en el año una caída del 11%, mientras que en los mayoristas la baja fue del 10,7% contra el mismo mes del año pasado. En los centros de compra, en tanto, la baja fue del 11,3% en marzo, que es uno de los períodos con mayor nivel de ventas por la vuelta a las clases, con el aditivo de que este año además tuvo las festividades de Pascua.

Los números de abril del sector privado, en tanto, muestran incluso una caída más profunda, por lo que el consumo, en línea con los números de actividad económica, no habría encontrado su piso para empezar a recuperarse.

Las cifras se dan en el marco de una fuerte pérdida de poder adquisitivo. Según los datos del centro Cifra de la CTA, "entre el mes de noviembre de 2023 y abril del año en curso, la capacidad adquisitiva del salario promedio registrado disminuyó en 14,9%".

En los supermercados, el INDEC encontró una caída de ventas del 9,3% a precios constantes y el trimestre acumula una baja del 11,5% respecto a igual período de 2023. Casi la mitad de las compras se realizó con tarjetas de crédito.

En los mayoristas, la disminución fue de 10,7% respecto a igual mes de 2023. El acumulado enero-marzo de 2024 presenta una caída de 8,5% respecto a igual período de 2023", detalló el INDEC sobre los mayoristas. En los shoppings, las ventas totales "a precios constantes de diciembre de 2016, en marzo de 2024, alcanzaron un total de $ 5.420,5 millones, lo que representa una caída de 11,3% interanual".

A modo de ejemplo del impacto de la caída, en el primer trimestre, el consumo de lácteos cayó 18,7% interanual según el Instituto para el Desarrollo Agroindustrial Argentino (IDAA).

El pulso de abril siguió en baja

Los datos anticipados de abril marcaron que la actividad sigue en baja y el consumo no es la excepción. "La evolución de las ventas se alinea a los pronósticos, dado que abril a sufrido una retracción de -13,8% quedando el acumulado del año en -7,2%", detalló el análisis de la consultora Scentia que siguen los supermercadistas. La caída en marzo según esta medición había sido de 7,5%, por lo que la baja se agudizó.

La caída de abril, además, se dio sin anabólicos estacionales. "La difícil situación propia de la coyuntura, se suma el efecto pascuas que en 2023 fue en marzo, generando un impacto más negativo aún en el mes relevado", indicó el análisis a cargo de Osvaldo Del Rio.

Desplome en el interior

Tanto supermercados como autoservicios muestran caídas de doble dígito, -15,3% y -12,2% respectivamente. Y si bien las bajas fueron generalizadas, a la hora de ver los números por regiones "es en el interior donde se hace más notorio este comportamiento y, en especial, en el canal Autoservicios".

En los supermercados de cadena el promedio nacional de caída fue del 15,3%. En el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la baja llegó al 14,5% mientras que en el interior se desplomó hasta el 16%.

De la misma forma, en los autoservicios independientes, la baja a nivel país fue del 12,2%. En AMBA se registró una suba del 5,8% mientras que en las provincias la caída llegó hasta el 19,6% en abril contra el mismo mes del año pasado.

En tanto, en el self service, la baja general fue de 13,8% mientras que en Buenos Aires se moderó al 6,9%. En el interior, la caída fue del 18,1%, indicaron los datos de Scentia.

Qué consumos se resignaron

La venta de bebidas alcohólicas y compras impulsivas cayó por arriba del 20% pero los alimentos cayeron 13% en los supermercados según la división por centro de compra.

A nivel general, en todos los tipos de supermercados y todo el país, alimentación cayó 9,8% mientras que bebidas sin alcohol lo hicieron 22,8% y las sin alcohol un 16,8%. En la categoría higiene y cosmética las ventas bajaron 19,4%, mientras que limpieza de la ropa y el hogar se redujo 16,6%. Los productos para desayuno y merienda bajaron 11,8% y los perecederos lo hicieron 5,6%. Las compras impulsivas se achicaron 19,4% en abril.

Pero cuando se mira la diferencia entre el AMBA y las provincias, los datos de Scentia marcan que las ventas de alimentos bajaron 12,8% en el interior mientras que la reducción fue del 4,6% en el área metropolitana. 

Las compras de productos de higiene y cosmética se achicaron 22,2% en el interior y 7,4% en el AMBA, el mismo escenario que en limpieza del hogar. Los impulsivos fueron los productos que más se resignaron en las provincias, con una baja del 27,5% que superó al 25% de las bebidas sin alcohol. En AMBA esas caídas fueron del 4,8% y 19,9% respectivamente.

Según los datos del Banco Provincia, la caída de los consumos con Cuenta DNI y tarjetas de la entidad fue del 35% en abril. Así lo detalló su presidente, Juan Cuattromo, en redes sociales. 

"Según el índice de consumo (IBP) que elabora cada mes nuestra Gerencia de Estudios Económicos, la región metropolitana de Buenos Aires cayó más que el interior de la provincia y las bajas más pronunciadas de hasta el 43% se dieron en la zona sur", enfatizó el representante de la entidad bonaerense.

"El dato más relevante es la contracción del 21% del consumo en supermercados y alimentos y la retracción de 18% en combustibles", enfatizó Cuattromo sobre abril. Y le atribuyó la baja al "brutal ajuste y las políticas recesivas" del Gobierno de Javier Milei. "No impactan en la casta ni en los poderes políticos sino en las capas medias y en los sectores más vulnerables e indefensos de la sociedad", indicó.


El vocero presidencial Manuel Adorni, en tanto, descartó que la caída de la actividad económica esté relacionada con el ajuste fiscal. Así lo hizo en su habitual conferencia de prensa ante una consulta de El Cronista.

Respiro en precios

En cuanto a los precios, Scentia indicó que en abril se observó una desaceleración en el promedio ponderado del 345,6% en marzo, pasa a 318,3% en abril, en línea con los que fueron los datos del IPC, donde la inflación desaceleró al 8,8%. 

En tanto, en lo que va de mayo, el aumento de los precios de los alimentos punta a punta es de 1,9% de acuerdo con el seguimiento semanal de la consultora LCG.

Temas relacionados
Más noticias de consumo

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.